Archivos de la categoría ‘LITERATURA’

APERTURA 01

Anuncios

528154_10200618305478740_253935878_n

Se presentaba ayer en Granada, en el Salón del plenos del Ayuntamiento, como corresponde a una persona de la talla personal del homenajeado, el libro póstumo en el que estaba trabajando Enrique Seijas junto a David González Zaafra, antes de morir. Se hizo, como una pequeña parte de los homenajes que están previstos para recordarle y tras haber conseguido, administrativamente, ponerle su nombre a una plaza llena de olivos situada en el barrio de los periodistas.

“El Reino de Granada. Apuntes para un milenio” no es una novela, ni un libro de historia, ni siquiera el de la historia de la fundación del Reino de Granada. Es, un acercamiento a las personas, los hechos y los lugares que hicieron posible que la dinastía Zirí, allá por el 1013, se asentara y diese forma a un reino del que aún perduran muchas cosas.

66640_10200618305438739_1706128607_n

Le acompañaron otros amigos, entre ellos Juan Chirveches o Paco Ayala, recorriendo la sala cámara en mano y, cada uno, aportó su granito de arena para homenajearle. Para presentarlo, respetando la silla vacía donde todos quisimos ver a un Enrique como siempre, atento, amable y cercano, David González Zaafra, su gran amigo y compañero de tantas batallas, leyó emocionado una carta que nos acercaba, más si cabe, a la cercana relación que mantuvieron ambos autores durante mucho tiempo. Fue la suya, la pincelada melancólica de la noche. Melancolía, que no tristeza, porque, de alguna forma, el espíritu jovial de Enrique, siempre amigo de sus amigos, persona cabal y tan dada a los demás, estuvo flotando de alguna manera en el aire para que los presentes, al recordarle, lo hicieran con una sonrisa.

* Fotos cedidas por Paco Ayala para la publicación de este post. 

Título: Ensayo sobre la ceguera

Autor: José Saramago

Editorial: Punto de lectura (editado también por Alfaguara)

Año edición: 1995

375 páginas

Entre todas las epidemias posibles, una de ceguera altamente contagiosa se ceba con los habitantes de una ciudad sin nombre donde, los propios personajes no tienen más que un adjetivo que los defina en un mundo envuelto en una bruma blanca que no deja ver más allá del propio interior de las personas.

Saramago, con la maestría a que nos tenía acostumbrados y esa lucidez que impregnó toda su obra, retrató en este libro una sociedad corrupta y egoísta donde, lo peor de las personas sale a la luz curiosamente cuando éstas dejan de ver para convertirse en personas que sólo pueden escuchar y dejarse llevar por los sentimientos.

El caos, la desmoralización, la muerte, la extorsión…  un elenco de defectos y apenas alguna virtud entre la escasa solidaridad que muestra un grupo de personas que se enfrenta juntas a una tragedia de una magnitud tal que siembra de muerte y desolación la ciudad y se ceba en las debilidades humanas.

El premio nóbel de literatura nos dejó, en este libro, un retrato desgarrador de una sociedad individualista con una habilidad innata para conducirnos a ese mundo de luz blanca y contagiarnos la angustia que sufren sus personajes no sólo ante la ceguera súbita sino ante la incomprensión que les produce cómo ha ido ocurriendo todo en poco tiempo.

Una novela imprescindible de un novelista que nos dejó grandes títulos y una prosa que nos deja grandes momentos a través de cada uno de sus libros.

Título: El hombre que amaba a los perros

Autor: Leonardo Padura

Editorial: TusQuets Editores. Colección andanzas

Edición: 2009

573 páginas.

Si bien me animé con este libro tras leer una muy buena reseña en el blog de un amigo, tengo que decir que, tras comprarlo al poco de salir la edición he tardado tres años en terminarlo. Con muchas interrupciones, eso sí. Abandonándolo largas temporadas para decidirme a terminarlo porque, a pesar de que se me ha hecho un poco tediosa su lectura, el libro es realmente bueno.

La sinopsis oficial nos dice: “En 2004, a la muerte de su mujer, Iván, aspirante a escritor y ahora responsable de un paupérrimo gabinete veterinario de La Habana, vuelve los ojos hacia un episodio de su vida, ocurrido en 1977, cuando conoció a un enigmático hombre que paseaba por la playa en compañía de dos hermosos galgos rusos. Tras varios encuentros, «el hombre que amaba a los perros» comenzó a hacerlo depositario de unas singulares confidencias que van centrándose en la figura del asesino de Trotski, Ramón Mercader, de quien sabe detalles muy íntimos. Gracias a esas confidencias, Iván puede reconstruir las trayectorias vitales de Liev Davídovich Bronstein, también llamado Trotski, y de Ramón Mercader, también conocido como Jacques Mornard, y cómo se convierten en víctima y verdugo de uno de los crímenes más reveladores del siglo xx. Desde el destierro impuesto por Stalin a Trotski en 1929 y el penoso periplo del exiliado, y desde la infancia de Mercader en la Barcelona burguesa, sus amores y peripecias durante la Guerra Civil, o más adelante en Moscú y París, las vidas de ambos se entrelazan hasta confluir en México. Ambas historias completan su sentido cuando sobre ellas proyecta Iván sus avatares vitales e intelectuales en la Cuba contemporánea y su destructiva relación con el hombre que amaba a los perros.”

Se trata pues de una novela que contiene al menos tres historias que no suceden contemporáneamente sino de forma aislada con un nexo de unión en el periodista que escribe el relato. Es una novela lenta especialmente en la parte que nos relata la vida de Trostki pero al final sabe dinamizar la historia de forma que, al concluirla no nos parece que realmente haya sido tan pesada. Si bien a mí se me atravesó un poco no puedo más que recomendar su lectura porque, un buen libro, es siempre un buen libro.

Más sobre el tema en:

http://old.kaosenlared.net/noticia/hombre-amaba-perros-ultima-novela-padura

http://elpais.com/diario/2009/09/05/babelia/1252107556_850215.html

A Isabel se la ve siempre con una sonrisa. Y hoy, esa sonrisa recibía a quienes íbamos a que nos firmase un ejemplar de su primer libro “El perro que comía silencio”.  Ella es una mujer que siempre tiene una palabra amable, de cariño y de cercanía y ayer, en la caseta de firmas de la Feria del Libro me comentaba que al ver su libro en la calle lo que siente es agradecimiento.

Agradecimiento por el cariño que percibe de todos los que han ido a la presentación de su libro, de quienes nos acercábamos ayer a la caseta de firmas, de quienes la leen si conocerla pero están encantadas con lo que encuentran entre las páginas de este libro.

Isabel es una mujer sencilla que escribe como contándose cuentos a sí misma. Sus relatos reflejan la forma que tiene la autora de imaginar vidas imposibles, situaciones alternativas y pensamientos imposibles. Es original en un mundo donde la originalidad es cada vez más escasa y es cercana en un lugar donde conocer personas como ella es un lujo. El libro aún no lo he terminado de leer pero prometo hablar de él cuando lo haga.

Aún está en el horno pero el día 20 de octubre, Leonor Paqué presenará su primera novela “Una mujer de nada” en el Centro Asociado de Escuelas Pías (C/ Tribulete, 14 Madrid) a las 20 h. con la presencia del rector de la UNED.

www.leonorpaque.com

Es un placer anunciaros que por fin el jueves día 10 de diciembre se presenta mi novela ‘El fuego de al-Andalus’, a las 8 de la tarde en la Asociación de la Prensa (calle Escudo del Carmen esquina a San Matías, Hospital de Peregrinos).

Espero que acudáis. Un cariñoso saludo, Enrique Seijas