Archivos de la categoría ‘FIESTAS’

Aunque la Nave Rock es una de esas tiendas que parece que ha estado ahí siempre, hace dos años cambió de rumbo cuando pasó a manos de Aída Ortiz y Beatriz Moreno quienes decidieron darle un estilo propio introduciendo su estudio de tatuajes y apostando por una línea de ropa rockera con un toque personal exclusivo muy original.

Anoche, para celebrar ese segundo aniversario organizaron una estupenda fiesta en la Polaroid con un concierto donde la propia Aída se subió al escenario con su proyecto musical El extraño caso de Carmen Dorado haciendo de teloneros a We are robots! que venían por primera vez a actuar en directo a Granada.

We are robots!   es uno de esos grupos que se hace rápido con el escenario y sabe hacer bailar al público durante el tiempo que lo ocupan. El grupo interpreta un synth pop, disco punk, electro punk muy personal donde los sintetizadores y los ritmos enlatados son los protagonistas sin que sus componentes vean mermado su protagonismo en cada tema.

Una fiesta muy animada con el público justo para que fuese cómodo estar en la sala, un buen sonido que podéis escuchar en la red (WE ARE ROBOTS!) si os habéis perdido esta fiesta. Espero tener la oportunidad de volver a verles en el escenario, anoche se quedó corta su actuación. Enhorabuena a Nave Rock por estos dos años de andadura y desearles que sigan celebrando con nosotros, año tras año, su aniversario.

Anuncios
Se lo que hicisteis el último verano (1).

Esto no es ni el título de una película de terror ni el de la canción de Melendi… es una sección o apartado que voy a ir colgando en el blog donde me gustaría que todos me ayudaseis contando aquello que habéis hecho durante el verano y con lo que habéis disfrutado de verdad.

Sobre lo que yo he hecho iré colgado post pero a ver si entre todos llenamos esto de buenos recuerdos compartidos…

Fiesta prehistórica en Píñar (Granada).

Se celebra durante el primer fin de semana de agosto y este ha sido el tercer año en el que el Ayuntamiento de dicha localidad ha convocado a sus vecinos para pasar una noche prehistórica.

Requisito imprescindible… ir vestido a la moda (a la de la época en cuestión) o sea, en plan unas pieles por aquí, un collar de neanderthal por allá. Entre los asistentes este año se encontraba incluso un personaje que reproducía con bastante fidelidad la pintura de un chamán u hombre con máscara que se encuentra en la Cueva de los Letreros, en Vélez Blanco (Almería).


La fiesta se celebra en “El Castillo” que es un aula de la naturaleza, restaurante y albergue donde también hacen durante el año actividades que acercan a la gente a los conocimientos sobre la prehistoria (taller del fuego, de pulimento, de grabado y pintura rupestre, de excavación, armas de caza, etc.) desde donde se tienen unas vistas privilegiadas de la Cueva de las Ventanas, una de las mejor habilitadas en la actualidad para ser visitada íntegramente por minusválidos.

Llegada la noche, se encienden las fogatas (realmente barbacoas… son más prácticas) donde se van haciendo poco a poco las carnes y pinchitos que se van consumiendo por los asistentes con la única ayuda de las manos y algunos platos que realmente son trozos de madera de chopo cortadas en círculos y recipientes como cocos vacíos para contener la sangría y cerveza (ya se que eso no es muy prehistórico, pero a ver quien se lanza a la barbacoa solo con agua) que riegan y alegran el encuentro.

Una vez concluida la comida y ya con los ánimos más alegres, los neandertales y sapiens que coexisten esa noche, a pesar de las dudas y teorías que aún se suscitan sobre su convivencia se divierten al ritmo de la música más escuchada del verano… y es que a ritmo de bramadera y tambor la fiesta no da tanto de sí…


En el primer año de su celebración incluyeron en la fiesta un certamen de teatro, donde distintos grupos fueron representando escenas que pudieran haberse dado en esa etapa, rituales e incluso el descubrimiento accidental de la música. Esta actividad no ha vuelto a repetirse posteriormente ya que el recinto no resultó adecuado para ello y gran parte de los asistentes no pudieron ver las representaciones.

En la pasada edición, la segunda de las celebradas, el toque de originalidad lo puso el sonido de bramaderas, flautas de hueso y tambores que durante toda la noche ambientaron muy bien el encuentro.

Este año, la celebración del “XVI campeonato europeo de tiro al arco con propulsor prehistórico” ha sido la nota diferenciadora que una vez pone en evidencia el interés del Ayuntamiento por promocionar esta fiesta donde cada vez vienen personas desde más puntos de nuestra geografía y de paso la visita a la Cueva de las Ventanas, así como al propio pueblo de Píñar donde entre otras cosas podemos ver el Castillo árabe y disfrutar de excursiones por las distintas cuevas y los pasajes de singular belleza que rodean este enclave o disfrutar del entorno de otras cuevas, como la de la Carigüela y de las pinturas neolíticas que por allí se encuentran.

El año que viene… a ver si nos vemos allí todos como sapiens, estoy segura de que os encantará.