Archivos para noviembre, 2017

[crónica] Quentin Gas y los Zíngaros en Planta Baja (23/11/2017)

Coges una coctelera, mezclas Las Grecas, Los Brincos, Camarón, a un primo segundo de El Niño de Elche, aderezas con buenas dosis de psicodelia y rock setentero, agitas con decisión y viertes sobre el escenario una propuesta valiente y distinta como la de Quentin Gas y los Zíngaros.

Hasta ahí podríamos haber concluido el resumen del concierto de anoche en Planta Baja pero realmente los sevillanos tienen mucho más que contar.

Venían solos en cartel de lo que deducimos que ya tenían un público más o menos hecho en la ciudad pero nos encontramos con una sala más bien vacía a pesar de que el grupo había sonado días atrás en Radio3 con grandes halagos por parte del locutor (El séptimo vicio) y de que en otras ciudades están teniendo una gran acogida.

Y no comento esto para poner de relieve la falta de público (sorprendentemente, en esta ciudad, yo he visto tocar a El Twanguero para doce personas), sino para manifestar mi asombro por la falta de cultura e interés por la música de una ciudad que presume de pro en este tema y que prefiere ver cuatro veces seguidas a un determinado grupo con presencia en festivales que investigar y escuchar cosas nuevas, diferentes.

Haciendo un símil, preferimos ver varias veces la misma película que ver una que acaban de estrenar. Del cine independiente, ya ni hablamos.

[crónica] Quentin Gas y los Zíngaros en Planta Baja (23/11/2017)

Aún así, como suele ocurrir con estos grupos que vienen de otras ciudades, se crecen ante la situación y dan un conciertazo dándolo todo (véase Berri Txarrak tocando para un solo espectador en Francia) y Quentin Gas y los Zíngaros llegaron pisando fuerte.

Con una estética entre setentera y de gurú indio, todo muy retro vintage, y unos temas que bebían del flamenco espontáneo de cualquier taberna del barrio de Santa Cruz, del rock andaluz, la psicodelia y de los Beatles a partes iguales, el grupo dio un espectáculo donde el virtuosismo del teclista y la contundencia del batería destacaban especialmente, dispuestos a ambos lados del escenario (en vez de poner atrás al batería), supongo que para resaltar precisamente esta circunstancia.

[crónica] Quentin Gas y los Zíngaros en Planta Baja (23/11/2017)

Cuestión aparte merecen (o no lo merecen, pero lo digo) la parte del público que, en este y otros conciertos dan la espalda al escenario y elevan la voz por encima de la propia música, como si en vez de un show único e irrepetible, especial incluso por los posibles “fallos” que pueda tener cualquier directo, lo que los humaniza y los acerca a sus seguidores (recuerdo especialmente uno en el que a Quique González se le olvidó la letra de un tema, paró y recibió el aplauso de apoyo del público), como si estuvieran en cualquier pub de Pedro Antonio, compitiendo por ver quién grita más.

Pero volviendo a Quentin Gas y los Zíngaros, encantador final, con todos los miembros a pie de pista, cantando flamenco a capela y dando palmas mientras hacían una salida ‘muy gitana’ escaleras arriba, dando por concluida su actuación.

Poco más se podría decir después de haber flipado con ellos, sólo contar que su Caravana Tour les ha llevado por Portugal, Marruecos, Alemania y hasta Sevilla, donde estarán el día 1 de diciembre muy bien acompañados con grandes colaboradores en la Fun Club, un sitio donde esperan darlo todo para despedir esta “Caravana” en la que están recorriendo el mundo como auténticos nómadas de la música.

Crónica y fotos: María Villa

[crónica] The Pretty Things en Planta Baja (21/11/2017)

Bajo el indiscutible reclamo de ser una banda de culto, un grupo que forma parte de la historia viva de la música The Pretty Things se marcaron un llenazo el martes en Planta Baja (para que luego digan que hay días malos para hacer conciertos), algo que Serpiente Negra está consiguiendo en todas sus convocatorias.

Sobre su historia como grupo nos ponía al día esa mañana J.J. García desde Ideal con lo que, perderse esta oportunidad de ver a los londinenses era inconcebible para cualquier melómano de pro.

Cuentan que la formación de la banda fue casi un hecho casual, cuando Dick Taylor abandonó a unos Rolling Stones que aún no habían terminado de despuntar y que, posteriormente, serían sus principales rivales sobre los escenarios, buscando algo más cañero.

Para ello buscó a su compañero Phil May y fundó The Pretty Things, un grupo que no ha recibido nunca el reconocimiento del que son merecedores.

[crónica] The Pretty Things en Planta Baja (21/11/2017)

Un Phil May del que David Bowie afirmaba que es Dios y que han tenido entre sus seguidores más incondicionales a los grupos más destacados de su época y que han estado ligados a la historia de los Led Zeppelin, Springsteen y los mismísimos Ramones.

Muchos hitos en su haber, desde la composición de la primera ópera rock hasta la atribución de la invención del garage, desde su fundación en 1964 son muchos los discos de los que pueden presumir, muchas anécdotas, conciertos y referencias, como la de Jimmy Page, quién afirmaba que The Pretty Things eran una banda que estaba cambiando la música.

Planta Baja llegaron con la fuerza y la seguridad que da la experiencia y es que, si de algo pueden presumir los actuales miembros de la banda, renovados en sus filas por batería y bajista como relevo generacional, es precisamente de mucha experiencia.

Bien arropados por un público con una media de edad que delataba los gustos setenteros de muchos de los presentes y ganas de moverse a ritmo de Rhythm and Blues más garagero.

[crónica] The Pretty Things en Planta Baja (21/11/2017)

Impresionante un Dick Taylor con la guitarra, un verdadero lujo tenerlo a dos palmos y observar como acaricia su instrumento, con la precisión y la contundencia de los grandes. Impresionante también Phil May, que mantuvo el ritmo durante la hora y media de actuación, demostrando que la experiencia siempre es un grado y que The Pretty Things están en muy buena forma.

[crónica] The Pretty Things en Planta Baja (21/11/2017)

De la buena forma de la banda no se quedaron en absoluto atrás un Jack Greenwood que se marcó alguno de los solos de batería más impactantes que hemos escuchado por aquí últimamente ni por supuesto George Woosey que no sólo se ocupa del bajo, sino que se atreve con algunos de los temas, una voz con mucha personalidad para una banda que va sobrado de la misma.

Y, si bien Granada, no suele ser escenario de las giras de los históricos (con honrosas excepciones) lo cierto es que Planta Baja, su público y Serpiente Negra estuvieron a la altura de la situación y pudimos vivir uno de los conciertos más inolvidables que han pasado por la ciudad en los últimos meses.

Grandes, aunque siempre infravalorados o no tan valorados como hubieran merecido, la historia pondrá en su sitio a este tipo de bandas que ha hecho y sigue haciendo historia.

Crónica y fotos: María Villa

Sorprendieron, por su juventud y seguridad, en la presentación de la banda, en abril de 2016, cuando ningún miembro del grupo había cumplido la mayoría de edad y ya tenían un buen puñado de temas a presentar. Temas que han ido evolucionando y creciendo con ellos y que se materializaron en un primer ep “astro rutina” (La factoría del ruido, 2016) que también fue un éxito en su presentación en noviembre de ese mismo año. Un mes atrás se hicieron con el segundo premio del RecPlay-Otoño en Verso de Diputación de Granada y mientras presentaban ese primer trabajo entraron a grabar un segundo ep “Crónicas de invierno”, que sólo vio la luz en edición limitada a cincuenta copias, por lo que, “Discurso de astronautas” (Parra Music, 2017) es realmente su segundo trabajo, aunque suponga su tercera incursión en estudio.

Con ese álbum precisamente y tras un cambio de formación en la banda, que inicialmente se formó desde el núcleo Fernando Cuesta (voz, ukelele y acústica) y Víctor Alonso (guitarra eléctrica) la banda coge impulso y presenta “Discurso de astronautas” en un Planta Baja lleno de jóvenes dispuestos a bailar y pasar un buen rato con estos jóvenes granadinos que en menos de dos años han dado nada menos que cincuenta conciertos, algunos de ellos en esa misma sala como teloneros de bandas como Kokoscha y participando en algunos pequeños festivales no sólo de Granada sino de otras provincias.

En ese tiempo, ser semifinalistas de Pulpop’17 y finalistas de Indio Rock’17 y Málaga Crea Rock’17 han sido hitos importantes sobre los que ha ido asentándose una banda que, a pesar de la poca edad de sus miembros, han demostrado una creatividad y originalidad de la que no muchas bandas hacen gala.

Y, llegado el día de la puesta de largo del disco, una presentación es el día en el que un grupo puede hacer todo lo que realmente le apetece y para ello, Vita Insomne, que en esta gira nos han acostumbrado a su imagen setentera de chaquetas multicolor (diseño de Claudina Mata), saltaron al escenario tras una intro que simulaba el despegue de un cohete y que daba espacio a la colocación de los músicos en el escenario para, inmediatamente, arrancarse con una intro atmosférica y envolvente preludio de su “Crónicas”, uno de los temas que más cambios y evolución ha registrado en este camino tan cósmico que emprendieron desde “astro rutina”.

Un setlist que sólo necesitó de una versión, de las más reclamadas siempre por el público, el “Metralleta Joe” de Ángel Stanich en el que Axel, uno de los miembros de su staff se subió junto a ellos a hacer coros, para completar más de una hora de repertorio, ya propio, en el que tocaron los cuatro temas del ep junto a varios de sus anteriores trabajos y anunciaron que la banda ya está componiendo nuevos temas, aunque no desvelaron cuándo se podrán escuchar.

Sorpresa también la subida al escenario de Alberto, primer bajista de la banda en sus comienzos (a juzgar por su cara él fue el primer sorprendido) en “La canción más moñas escrita en la historia del universo” (astro rutina). Sorprendente también la actitud y el empaque de la banda, que en este concierto contó con el jovencísimo Javier Moreno a las baquetas que ya tienen gestos y recursos de banda muy experimentada, con un directo que mantiene al público arriba durante todo el repertorio.

Igualmente  sorprendente, aunque ya lo hemos visto así otras veces, la puesta en escena de Víctor Alonso a la guitarra con unos espectaculares solos que sitúan la música de estos chicos cara a cara con los músicos de Ángel Stanich o los mismísimos Oasis y que no dudó en saltar a pie de pista entre el público o arrojar la guitarra sobre el mismo en el último tema, muy ‘rock star’ en su espontánea reacción en todo momento.

Impactó también, por conocerla ya desde el inicio de este proyecto, la fuerza y originalidad de su peculiar cantante, Fernando Cuesta, a quién cada vez se ve más cómodo y suelto en los escenarios y que encuentra en temas como “Sonambulista” el punto adecuado para desarrollar por completo ese universo interior que en temas como este se ponen más aún de manifiesto.

Junto a ellos, la destreza en la batería de Javier Moreno y el bajo de Felipe Aguilera formaron la pieza cuadrangular sobre la que Vita Insomne se desarrolla con plenitud en estos momentos, en un año que, viendo el éxito de público y la entrega de los asistentes, que lo dieron todo cantando y bailando junto a la banda, se augura de lo más exitoso.

Fotos: FOL CONTRERAS

[crónica] Sexy Zebras, Mojo y Apolo en Bom Bom Room (17/11/2017)

Son “la polla”, su disco es “La polla” y están llevando a cabo un tour que es… sí, “la polla”. Hasta sus madres lo saben y salen, marchosas y dinámicas ellas, en su último vídeo, un clip donde podemos ver hasta dónde puede llegar el descaro de “los putos” Sexy Zebras.

A Granada llegaron acompañados en cartel por las locales MOJØ y por sorpresa (avisaron en sus RRSS justo un día antes) los mexicanos Apolo, recién aterrizados en nuestro país. Apertura estelar e impecable, como siempre, por parte de MOJØ, llenando de soul y funk una Boom Boom Room donde se dieron cita algo más del centenar de personas, quizás menos de lo que la ocasión merecía pero mucho teniendo en cuenta que esa noche (como muchas otras últimamente) había una oferta musical coincidente con grupos imprescindibles y ahí poco puede hacer un público que a veces tiene casi que echar a cara o cruz a qué concierto asistir.

Una gran puesta en escena para un grupo que ha sido ganador del Emergentes’17 y, desde ahí, ha empezado a despuntar rápidamente en el panorama musical.

Tras ellas, tralla de la buena, llegada desde Ciudad de México, con unos Apolo a los que se les veían ganas de salir a escena en nuestra ciudad y aprovecharon la ocasión para demostrar el pedazo de grupos que nos visita de vez en cuando desde la otra orilla, impresionantes, tanto musicalmente como en lo que se refiere a puesta en escena.

Una grata sorpresa que nos alegramos haber presenciado en directo y para la que, quizás por no haber estado preparados previamente para ello, nos dejó la impresión de haber disfrutado de algo realmente único.

[crónica] Sexy Zebras, Mojo y Apolo en Bom Bom Room (17/11/2017)

Y cañeros donde los haya, gamberros, provocadores y descarados, Sexy Zebras volvieron a subirse a un escenario granadino tras habernos dejado traspuestos en el último Granada Sound.

Siempre sabe a poco un concierto de estos chicos que han ido haciéndose cada vez más incisivos y han mutado musicalmente desde temas como “Caramelos” de su primer disco a los más ácidos y descarnados que contiene este “La polla”.

Si en los festivales en los que hemos podido disfrutar de ellos ya demostraron que son uno de los grupos más contundentes que podemos ver actualmente en los escenarios, en sala, un espacio que se presta a más tiempo y más cercanía con el público, salir en volandas haciendo un solo de guitarra es lo menos raro que pudimos ver en un espectáculo que empezó ya arriba y se mantuvo sin decaer un segundo.

[crónica] Sexy Zebras, Mojo y Apolo en Bom Bom Room (17/11/2017)

Impresionante las fuerzas con las que el grupo sale a darlo todo y cómo se hacen con el público rápidamente a base de trallazos musicales y un estilo propio que les ha situado en cabeza de una escena en la que hacían falta grupos como éste para hacer pogos a gusto y hacerse polvo a pie de escenario.

Como siempre, nos quedamos con ganas de más y esperamos que vuelvan pronto por una ciudad que siempre les recibe con los brazos abiertos porque ellos son ¡la polla!

Crónica: FerCu/V. Alonso

Fotos: Archivo FOL CONTRERAS (tomadas en Granada Sound)

[crónica] 5º aniversario Discos Bora Bora (17/11/2017)

Discos Bora Bora cumple cinco años en nuestra ciudad y si, durante el año nos trae algunos de los mejores showcases (no siempre en formato acústico ya que muchas veces preparan eléctricos que ya quisieran para sí muchas salas grandes) que pueden disfrutarse en Granada, su aniversario no pueden celebrarlo de cualquier forma y por supuesto siempre lo hacen trayendo grandes grupos con los que dejar bien alto el listón de sus fiestas.

Siendo, además, el 5º aniversario a celebrar, la ocasión requería dar mucha caña a una noche marcada por los ritmos más frenéticos nada menos que con Cala Vento e Iguana Death Cult.

[crónica] 5º aniversario Discos Bora Bora (17/11/2017)

Con una sala Planta Baja generosamente llena de público mayoritariamente joven los encargados de abrir la noche fueron los holandeses Iguana Death Cult, con un psycho garage rítmico y contundente que puso a bailar al público desde el comienzo, más tímidamente al principio y con la consabida falta de puntualidad general del público granadino que hizo que la gente fuese llegando poco a poco según iba avanzando el concierto.

Gratamente sorprendidos con su música, que podría recordarnos a los nacionales Perro o los americanos Black Lips o Thee Oh Sees los holandeses desgranaron su “The First Stirrings of Hideous Insect Life” (Amphibian Records) a guitarrazos de los que te dejan impactado desde el principio.

[crónica] 5º aniversario Discos Bora Bora (17/11/2017)

Tras ellos, con más público llegando poco a poco y acercándose esta vez más al escenario para arropar a los de L’Empordá, Cala Vento dieron comienzo a la tormenta sonora que es su signo distintivo.

Con el protagonismo innegable de una batería que, colocada ocupando un lugar preeminente, convierte a ambos componentes del grupo en co-frontman de un espectáculo concebido para que te dejes el cuello a pie de pista.

Un ciclón de ritmos desatados que se acompaña de letras sencillas pero brillantes consiguen que sus seguidores se dediquen a saltar y bailar con ellos en auténticos momentos de frenesí colectivo, como pudo verse cuando tocaron “Abril” e “Isla desierta” los dos hits más conocidos del dúo catalán.

Imprescindibles en los festivales, su puesta en escena les ha hecho merecedores del reconocimiento de prensa y público a base de baquetazos y guitarrazos contundentes con una rítmica que está dando lugar a un estilo propio, compartido con otros grupos nacionales como Perro o Novedades Carminha, que precisamente se distingue por salirse de cualquier estilo y etiqueta y opta por construir su propia identidad musical.

No terminaba ahí la noche, más bien comenzaba porque, tras dos conciertos realmente apoteósicos llegaba el momento de más baile y más fiesta con Unbosque, Las Bulanico Djs, Don Gonzalo, Apartamentos Acapulco Djs, Pexuspincha y Carilla contra Matilla, unos sets que llegaban para conseguir que la celebración de este 5º aniversario se convirtiera en una fiesta inolvidable en la ciudad.

Crónica y fotos: María Villa

[crónica] RYM desvelan todas las dudas en Teatro Caja Granada (11/11/2017)

Si aún cabía alguna duda sobre que el concierto presentación de RYM iba a ser un éxito quedaron completamente despejadas al entrar el sábado al Teatro Caja Granada y no ver un asiento vacío.

Impresionante vista trasera, como impresionante debía ser desde el escenario al verse el grupo tan arropado por un público que asistía a desentrañar hasta el último misterio de este primer trabajo de RYM “Hasta el final, la duda”.

[crónica] RYM desvelan todas las dudas en Teatro Caja Granada (11/11/2017)

Para abrir boca, ojos y oídos, unas chicas que están llevando a cabo un sueño DREYMA (del islandés soñar) y que, con sólo un ep en el mercado ya suenan en Radio3.

Un sueño cargado de matices, porque su música y su puesta en escena puede ser cualquier cosa menos plana.

[crónica] RYM desvelan todas las dudas en Teatro Caja Granada (11/11/2017)

Especialmente interesantes los juegos vocales de ambas chicas (Mel de Santa Marta Golden y Cristina de Tina and de Hookahs), que basan sus composiciones en sus posibilidades con las voces, llenas de subidas y bajadas, matices y giros a los que acompañan solamente de una guitarra eléctrica y un sintetizador  que les basta y les sobra para darle vida a ese universo de ensoñación en el que se han metido de lleno.

Con un escenario oscuro y lleno de humo como parte de la puesta en escena RYM salieron a desgranar su LP tras una intro que más que despejar, sembraba más dudas sobre lo que iba a suceder sobre el escenario.

Y lo que tenía que suceder, ocurrió.

[crónica] RYM desvelan todas las dudas en Teatro Caja Granada (11/11/2017)

Una banda compacta, que ha comprimido su nombre (antes Royal Mail) para extender sus sonidos incorporando más teclados y efectos sonoros a sus temas se centró en desarrollar todo un espectáculo musical en el que las voces, ahora en castellano, pasan a un segundo plano, a veces anecdótico, para dar protagonismo a la riqueza sensorial que trasmiten sus composiciones musicales.

Una puesta en escena sobria pero intensa para unos intérpretes solventes que saben aportar al grupo lo que cada tema requiere.

Si, en un principio, la numerosa presencia de teclados sobre el escenario podía hacer dudar del resultado, especialmente porque es difícil apreciar las notas cuando se condensan en el espacio varios instrumentos similares, al escucharles quedó claro que cada uno tiene su lugar y aporta algo necesario a los temas.

[crónica] RYM desvelan todas las dudas en Teatro Caja Granada (11/11/2017)

Propuesta valiente, por lo rompedora que resulta con respecto a su anterior trabajo, con el que podían haber seguido yendo a lo seguro, es esta en la que Antonio Chavarino vuelve a los escenarios cambiado, transmutado, consciente de la dificultad que es este empezar de nuevo, pero seguro y centrado en algo que obviamente ha tenido muy claro antes de lanzarse de lleno a componer este “Hasta el final, la duda”.

Crónica: María Villa
Fotos: PerseFone

Más fotos en: PERSEFONE – RYM – DREYMA

[crónica] We the Lions hacen rugir Planta Baja con “Violet” (10/11/2017)

Primera sorpresa, al entrar, un escenario de Planta Baja,  prácticamente preparado para un acústico, a excepción del bajo eléctrico, el violín, ukelele y las guitarras dibujaban un paisaje óptimo para la cercanía y la intimidad donde una versión reducida de la batería hacía pensar en el desarrollo “tranquilo” de un concierto de indie folk en el que la mayoría habíamos venido a dejarnos sorprender por estos peruanos que están de gira por España.

We the Lion llegaron precisamente para eso, para sorprender.

La apertura, con “So fine”, el mismo tema que abre “Violet”, el disco que están presentando, primer trabajo de una banda que lleva juntos diecisiete años, prácticamente toda la vida, aunque no habían dado forma definitiva a ningún proyecto.

Y ahí, segunda sorpresa, increíble cuánto se puede hacer con el mínimo despliegue de medios y unas voces que se complementaban para crear la profundidad y la expresividad que necesitaba cada tema.

[crónica] We the Lions hacen rugir Planta Baja con “Violet” (10/11/2017)

Es cierto que la banda tiene un antes y un después desde que una conocida marca de telefonía eligiera su tema “Found Love” para su campaña comercial pero un grupo con temas de calidad, como son todos los de We the Lion, tarde o temprano hubieran saltado a la fama de una forma u otra.

Sólo hay que escucharles y verlos una vez en directo para tener claro que son una propuesta a tener muy en cuenta.

Limeños de origen, la banda ha roto estereotipos dentro y fuera de su país y han lanzado once temas bien asentados en la tradición del folk americano al que le han sabido imprimir personalidad, la del propio grupo y su forma de concebir e interpretar un estilo que realmente tiene muchas posibilidades en cuanto a musicalidad y que ellos se han llevado a terreno personal para crear temas tan intensos como “All my demons”, “Gone”, “Your are not alone” y tan rítmicos como “Go go go”, para todos los gustos.

[crónica] We the Lions hacen rugir Planta Baja con “Violet” (10/11/2017)

En la banda escuchamos a Sergio López en el bajo, Pedro Ávila en el violín, Fiorella Uceda en la percusión (siempre de pie ante la batería), Paul Schabauer en la guitarra, Luis “Chusco” Buckley en el Ukelele y Alonso Briceño como vocalista de una banda que ha crecido mucho en relativamente poco tiempo pero ha sabido hacerlo bien.

Influidos por bandas como Mumford And Sons, Of Monster And Men, The Lumineers y Jack Jonhson, el trío fundador, convertido posteriormente en sexteto, ha sabido coger lo mejor de cada uno para crear algo personal de la calidad de este álbum autoproducido que tan buena acogida está teniendo.

[crónica] We the Lions hacen rugir Planta Baja con “Violet” (10/11/2017)

Violet” es un álbum con once temas, de los que prefirieron no tocar los dos más lentos y, a cambio, regalar un par de versiones como “Little talk” (Of Monster and Men) que fueron muy bien recibidas por el público.

Una hora de concierto con la promesa de tocar mucho más en su próxima visita a España: “Cuando hayamos grabado otro disco y tengamos más canciones”.

Eso sí, una hora intensa, disfrutada y bailada con una banda que se ganó al público desde el primer tema y mantuvo la sala atenta a cada giro y cada acorde.

Crónica: María Villa
Fotos: PerseFone

Más fotos en PERSEFONE-WE THE LION