Archivos para abril 2, 2017

Los chicos de Tras la cortina pueden apuntarse un tanto después de lo ocurrido el sábado en BoogaClub. Porque, revivir el espíritu del “Great Googa Mooga”, que estuvo presente en las camisetas de The Little cobras, en las de parte del público y sobre todo, en la actitud de los presentes, era algo que se necesitaba en la ciudad después de que el ciclo que tan buenos grupos hizo pasar por nuestra escena anunciase su punto final. Aunque creo, en vista de lo que vivimos en Boogaclub, que todos deseamos de verdad que sea sólo un punto y aparte.

Abriendo una noche de bailes frenéticos y muchas ganas de fiesta, desde El puerto de Santa María, The Little cobras llegaron con garage/punk cargado de electricidad estática, de la que pone los pelos de punta. Mucha actitud, muchas tablas encima y capacidad para poner a bailar al público desde los primeros temas. La banda, en la que militan los hermanos Sergio Rejano (guitarra y voz) y Daniel Rejano (guitarra y voces) junto a Raúl Rivas (batería) hizo gala de su solvencia con poderosos riffs de guitarra y una base rítmica que invitaba a dejarse las caderas en la pista de baile.

Rock’n’roll portuense para unos dignos herederos de los Stooges que sin embargo han sabido llevar a un terreno más nacional su sonido electrizante y lleno de trallazos musicales con los que conectaron rápidamente con un público que ya desde el comienzo llenó la sala.

Bien caldeado ya el ambiente, incluso dejando ganas de más, terminaba el concierto de The Little cobras para dar paso al cuarteto calavera que forman Los Tiki Phantoms, una banda salida directamente del fondo de un volcán que vuelven periódicamente a la vida con un surf rock que sabe meterse en la piel (o los huesos en este caso) del cuarteto de ultratumba y recurren a todos esos tópicos surferos, como el moverse acompasadamente, elaborar pequeñas coreografías guitarreras e incluso, en su caso, hacer acrobacias en el escenario, mientras surfean las notas más rockanrolleras.

El grupo, que llevaba cinco años sin venir por Granada, lo hacen ahora presentando su último trabajo “Aventuras en celuloide”, otro álbum instrumental, como lo han sido sus cuatro predecesores. Y, precisamente repasando su discografía, comenzaron el show remontándose nada menos que a su primer LP (Los Tiki Phantoms regresan de la tumba), en el que escuchábamos su “Vulcan” y, a partir de ahí, un paseo sobre las olas de todos sus trabajos anteriores. Hubo que esperar al sexto tema para escuchar “Locos sobre ruedas”, el primero que hicieron del que están presentando actualmente.

Sobre el escenario, recursos como su famoso “sacrificio” en el que implican de lleno al público (mira que nos gustan unas máscaras y un sacrificio) en el que hacen pasear sobre una colchoneta de playa a una “pobre inocente” que sobrevuela el recinto, (con peligro para su integridad física a su paso bajo los focos) para diversión de un público que a mitad del concierto ya está dispuesto a todo.

Efectista también la “konga” en la que se pide al público que hagan una (menos mal que las entradas ya estaban pagadas) y momentos más melódicos en la imprescindible “Siberia” uno de los temas de más éxito de la banda además de ser uno de los mejores a nivel musical, si es que puede elegirse un tema entre los muchos que han grabado en los años en los que salen de la tumba para subirse a los escenarios.

Imprescindible también su “Tiki on me”, que ya formó parte de los bises donde también escuchamos “Doble bombo” y “Guatiki” para terminar de redondear una noche musicalmente perfecta.
Ahora que ya sabemos qué hay Tras la cortina, nos quedamos esperando que sigan anunciando conciertos porque si algo hemos averiguado es que con propuestas así da igual a qué lado del telón te sitúes, es igual de divertido.

Crónica: María Villa

Fotos: J.M. Grimaldi 

Más fotos en: THE LITTLE COBRAS + TIKI PHANTOMS