FACE OFF FEST. SALA MADCHESTER. ALMERÍA. 21/04/2016

Publicado: abril 22, 2016 en Uncategorized

_DSC0242

De la tierra seca de Almería, nacen, espontáneamente, tanto pitas como festivales de esos que sabes que te van a deparar gratas sorpresas y descubrimientos de grupos para escuchar después del concierto y seguir sus pasos para ver cómo evolucionan en la escena musical. El del jueves noche en Sala Madchester fue un festival realmente electrizante, por muchas y variadas razones.

Nos enteramos, antes de llegar, que Mammoth and the Cosmonaut se han caído de cartel por lo que damos por hecho que las tres bandas restantes van a ampliar su tiempo de actuación o al menos la noche va a transcurrir más relajada sin las premuras que suele haber en los festivales con más de tres bandas en cartel.

_DSC0113B

Abriendo fuego para calentar ambiente entraron con fuerza MindSeeds, que llegaban desde Roquetas de Mar con un rock alternativo fuerte y contundente, unos riff de guitarra áridos y una línea de bajo marcando acentos con crudeza mientras la batería te hace mover el cuello rítmicamente metiéndote de lleno en las composiciones de uno de esos power tríos que tan buenos resultados está dando a la provincia.

Relajados, sabiéndose entre colegas y con el aliciente de tocar en una sala reconocida dentro y fuera de la ciudad, una puesta en escena acorde al tipo de música, sin aderezos ni aditivos, cruda y directa cual derechazo. Alfredo (guitarra y voz), Jose (bajo) y Dani (batería) nos sorprenden gratamente en temas de corte más serio, como “Nebulosa” o “Shadow” y otros en los que el sonido oscila y se hace más distendido, como “Pinchito”. Se nota que el grupo no tiene intención de encasillarse en un estilo cerrado y están en fase de experimentación sonora. Lo cual, dicho sea de paso, les está llevando a hacer composiciones de una calidad increíble.

_DSC0200

Tras ellos, los granadinos Yetiblack, únicos no locales en el cartel, siguen con la intención de dar caña a la noche. La banda, que está girando aún con su segundo EP “Lifeboats” se nota cada vez más cómoda con los temas y vuelven a mostrar una puesta en escena trabajada, casi cinematográfica, comenzando desde la oscuridad y la anarquía para meterse de lleno en la luz de “Pulse” y demostrar que un grupo donde se forja es sobre las tablas y de esas, están teniendo este año una buena dosis.

Si en los comienzos del grupo se podía ver a sus miembros algo más estáticos y centrados en la propia interpretación en estos momentos, con unos cuantos conciertos más encima, es evidente que han ganado en soltura y solvencia musical y escénica. Introduciendo nuevos “gadgets” como el Hot Hand Ring que introducen tanto Cristobal Montalbán (bajo) como Israel V. Mora (guitarra y coros) en uno de los temas, pura psicodelia y efecto visual de esos que deja impactado el personal.

Impresionante también como Shawn Prest (guitarra y voz) va dejando de lado la timidez inicial con la que le conocimos sobre los escenarios para hacerse un animal escénico que gana día a día en expresión tanto vocal como corporal y consigue hacer, así, mucho más creíbles los temas. A la batería, Ale Manca tampoco se queda atrás introduciendo efectos y posibilidades, y no duda en meter incluso cuencos tibetanos entre sus percusiones, en temas como “Top of the hill” combinando profundidad y originalidad en un sonido que no estamos habituados a escuchar en este tipo de grupos.

_DSC0282

Para finalizar una noche que hasta ahí ya había sido redonda, los también locales Murciégaloo llegaron con un noise rock alternativo, de referencia instrumental a base de guitarra, bajo y percusiones con las que consiguen crear atmósferas envolventes de ritmos impredecibles de los que llevan a subir y bajar ánimos, relajarse o entregarse a una danza frenética de cuellos que cabecean e intentan seguir el pulso marcado por Nieto (teclados y guitarra), Maikel (guitarra), Charlie (bajo) y Sifo (batería).

_DSC0279

Atención a este grupo porque siguen una de las líneas que ya teníamos presentes desde que conocimos, en otro festival también almeriense, a The Seborreas, en un rock instrumental que da mucho juego, sobre todo si se lleva a cabo con la capacidad y la fuerza que le pusieron estos chicos que se comían el escenario por momentos a pesar de que nos encontrábamos ya en un horario en el que los cuerpos empezaban a estar cansados.

Un cansancio que no hizo mella en ellos, sino todo lo contrario, les permitió venirse arriba y demostrar que se puede cerrar un festival con estilo y con el mismo ímpetu con el que se comienza, sin dejar de moverse sobre las tablas, tan electrizante como había comenzado todo.

Crónica y fotos: María Villa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s