Extremoduro en Granada. Almanjáyar. 3/10/2014

Publicado: octubre 4, 2014 en CONCIERTOS, MÚSICA

extremoduro

Extremo, como extremo fue elegir un barrio “maldito” y “marginal” como es Almanjáyar. Como extrema es la vida de los viejos rockeros. Como extremo arriesgarse a organizar un evento de esta magnitud y reunir, en un mismo espacio, al son de la misma música, público que apenas llegaban a los diez años con adolescentes que se han unido a lo “extremo” a partir del último disco de la banda, ese que precisamente ha dado tan acertado título a la gira, y con un público maduro, los que vivimos nuestra etapa de rebeldía preguntando “Dónde están mis amigos”. ¿Quién no ha cantado alguna vez “Pepe Botika”?

 

extremoduro 1

Extremo, como extremo fue elegir un barrio “maldito” y “marginal” como es Almanjáyar. Como extrema es la vida de los viejos rockeros. Como extremo arriesgarse a organizar un evento de esta magnitud y reunir, en un mismo espacio, al son de la misma música, público que apenas llegaban a los diez años con adolescentes que se han unido a lo “extremo” a partir del último disco de la banda, ese que precisamente ha dado tan acertado título a la gira, y con un público maduro, los que vivimos nuestra etapa de rebeldía preguntando “Dónde están mis amigos”. ¿Quién no ha cantado alguna vez “Pepe Botika”?

Extremas también, como el grupo y sus decisiones, muchas veces polémicas, las condiciones de trabajo de los cargadores en los muelles de carga de contenedores. Y así, en mitad de un escenario lleno de containers, emulando uno de esos muelles, el ruido de cadenas se sustituía por el sonido de las guitarras más afiladas y la batería más contundente.

A partir de ahí, todo extremo. Incluso la decisión de separar, a la derecha al público que quería marcha y moverse o “hacer el bestia” y a la izquierda a los más tranquilos que, a priori, parecía un poco controvertida, resultó ser, finalmente, cómoda para evitar que unas ocho mil quinientas personas metidas en el mismo recinto, se molestaran en exceso y que no se produjeran incidentes considerables. A esto último ayudó también una gran presencia de personal de seguridad, imprescindible cuando se manejan estas cifras de afluencia.

Una puesta en escena a la altura de las grandes giras de grupos europeos, un sonido de lujo donde cualquier fallo hubiera sido imperdonable, un repertorio medido y estudiado para que todos los asistentes vivieran una experiencia, tal como pedía Robe Iniesta al comenzar el concierto. La experiencia estaba allí, en directo, y no a través de los objetivos de cámaras y móviles, y por eso, amablemente, antes de empezar, una voz en off avisaba de la “prohibición” de hacer fotos o filmar vídeos. Aunque, como un rato después decía el cantante, “estamos en un país libre en el que podéis hacer lo que queráis –mientras no os vean-“ lo cual, para más de uno, fue una invitación a saltarse la prohibición hecha con anterioridad.

Con una primera parte bastante centrada en los temas de su último trabajo, que fueron más coreados por el público más joven, una pausa de veinte “minutillos” que se hicieron interminables para el ansia musical que se vivía en el Polideportivo de Almajáyar durante esa noche y una segunda parte donde los grandes éxitos, los imprescindibles, los que, esta vez, coreaban al unísono el público menos joven con los chavales exaltados. Puños en alto y voces a la par en estribillos que son un poco de todos, como de todos es este grupo que, independientemente de los gustos musicales de cada uno, hay que reconocer como uno de los que ha hecho historia en el rock nacional.

No faltaron, entre los títulos de la noche, desde “Locura transitoria”, hasta “La vereda de la puerta de atrás”, “So payaso”, “Salir”, “Si te vas”, “Jesucristo García”, “Amor Castuo”, “Puta”, “Ama, ama, ama y ensancha el alma” ¿hay quien dé más? Imposible. Recorrer, en algo más de dos horas y media, toda la discografía de una banda, es una tarea difícil que Extremoduro llevó a cabo sin pausas entre canciones, “a cara perro”, con ese rock directo como un puñetazo que tantas veces ha herido cuando se escucha con cicatrices y que tantas fiestas ha animado cuando se comparten las alegrías, los litros y las caladas.

Impresionante ejecución musical donde los músicos tuvieron sus momentos de lucimiento, especialmente ese Iñaki “Uoho” (que, recordemos, procedía de otro gran clásico como fue Platero y tú) y la impecable actuación, dando todo lo que se esperaba de él, de Robe, a la altura del mito que ha creado sobre su persona. Impactantes también algunos momentos de Cantera a la batería. Si hubiera que poner “un pero” a todo esto sería que las pantallas estaban demasiado bajas para dar visibilidad a los que tampoco podían ver el escenario entre tanta multitud. Unos metros más arriba hubieran cumplido mucho mejor su funcionalidad.

Un mito que empieza, nada menos que en 1989 con un “Rock Transgresivo”, el primer disco de una banda que fue pionera en el crowdfunding porque, para sacar a la luz este trabajo, a Robe se le ocurrió vender vales de “1000 pesetas” entre sus amigos para que después pudieran canjearlos por una copia del disco que finalmente pudieron grabar en Duplimatic (Madrid) con mucho esfuerzo de por medio. Quién iba a decirle entonces a él que tantos años después la fórmula se haría tan popular. A partir de ahí, toda una vida dedicada al rock.

Y rock, mucho rock, transgresivo, urbano, callejero, marginal, integrador, rock denuncia y rock conciencia, rock-vida, mucha vida a través de tantas y tantas letras. Todas ellas, cantadas entre todos los que llegaron a romper el mito de que Almajáyar es el “liang shan po” granadino. Ojalá que, como se ha dicho, este sea el primero de muchos más eventos en un barrio que ha demostrado estar preparado para acogerlos. Pero sobre todo, gracias al grupo por dar un concierto “Para todos los públicos”. Los jóvenes fans que han vivido esa noche de cerca nunca dejarán de serlo de un grupo que les ha abierto esta posibilidad actuando al aire libre, fuera de las estrictas normativas de las salas. Sí, todo extremo. Extremoduro.

Crónica: María Villa

Fotos: Persefone

{AG}cronicas/extremoduro{/AG}

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s