24º Parapanda Folk en Íllora (Granada)

Publicado: julio 27, 2014 en CONCIERTOS, MÚSICA

PARAPANDA14

Hace apenas cuatro años escuché decir, en el 20º Parapanda Folk, que 20 años, no es nada. Era aquel un cartel delicado, bordado a punto de cruz y con encaje de bolillos, inocente, tradicional, inocuo. Fue el año en el que Enrique Morente nos puso los pelos como escarpias y compartían cartel, aunque no escenario, Mª del Mar Bonet, Coetus con Eliseo Parra, Lombarda y Carlos Nuñez. Por allí también pasó Ismael Peña. Ahí es nada. Le deseábamos entonces a este festival una larga vida sin presagiar que, unos años después, un cartel más reivindicativo diese lugar a que, por desgracia, haya sido el festival que más repercusión ha tenido en los medios a lo largo de su historia. Lástima que cuando se bordan pañuelos no despierte en la prensa, en general, el mismo seguimiento a pesar de ser un festival que este año ha conseguido programar nada menos que 25 conciertos dentro de su variada oferta. Un festival en el que algunos, tengo que decirlo, echamos de menos a una persona que en los últimos años acompañó su celebración desde abajo, cámara en mano, el ya fallecido Antonio Fajardo. Se convertía así, este 24º Parapanda Folk en el más reivindicativo y controvertido de su trayectoria con un cartel de lujo que ofrecía, en el escenario principal, la presencia de Kepa Junkera, Melech Mechaya, Aulaga Folk y La Jambre, un grupo que volvía a unirse en los escenarios tras algo más de cuatro años sin actuar juntos.

PARAPANDA1401

La primera jornada, con el patio del antiguo IES Diego de Siloé a rebosar y una gran cantidad de público bailando a pie de escenario, unas mil quinientas personas se dieron cita para escuchar a uno de nuestros mejores intérpretes con la trikitixa o acordeón diatónico italiano con el que es un verdadero maestro. Presentando su nuevo disco “Galiza” con el que acerca, acordeón en mano, las tierras vascas a las gallegas y acompañado de magníficos percusionistas y txalapartaris que no sólo le acompañan sino que enriquecen y dan vida a unos temas que se convierten en un viaje de 700 km., los que separan, por ejemplo, Bilbao de Finisterre, en un paseo a veces apacible, a veces divertido pero siempre intenso y refrescante pero siempre lleno de ese misterio de la sonoridad de las tierras vascas.

PARAPANDA1402

Un verdadero lujo tener a Kepa Junkera en este escenario que tanto cariño despierta entre los que apreciamos el buen folk y la gran variedad a la que da lugar a lo largo de todo el mundo. Impresionante, dentro de su actuación, verle tocar una especie de tubiogh (tubos de PVC), que produce un sonido muy similar al de la Txalaparta aunque más “hueco”, junto a uno de los txalapartaris que le acompaña. Impresionante también como dejó en el aire los sonidos de “Galiza”, un trabajo que merece la pena escuchar y comprender dentro de la dilatada trayectoria de este músico.

PARAPANDA1403

Tras él, trayendo un ambiente tan festivo que su propio nombre significa “el rey de la fiesta”, los portugueses Melech Mechaya supieron mantener en pie, bailando, cantando y participando al numeroso público que seguía a pie de escenario. Con sonidos de aquí y de allá, recogiendo sonidos de las mejores fiestas, los gypsy rhythm más frenéticos y una marcha envidiable que tuvo la capacidad de sumergir a la gente en su particular forma de interpretar la música y participar de todo lo que trasmiten los lisboetas sobre el escenario.

PARAPANDA1404

En la segunda jornada (referido siempre al escenario principal ya que el festival ha agrupado otras muchas actividades no sólo en Íllora sino también en los pueblos cercanos), el folk más tradicional de los extremeños Aulaga Folk (que ya estuvieron en este festival en 2006) abrían la noche “A menos cuarto”, como el nombre de su último disco (2011) para pasear por las tierras de Las Urdes, pastorear y viajar hasta Badajoz entre músicas sefardíes, celtas, castellanas y de procedencias más insólitas. Con una buena interpretación de los temas, especialmente en lo que al apartado musical se refería, Aulaga Folk campa a sus anchas entre el folk más tradicional y el más progresivo. Si bien la noche, con menos público que el día anterior, no terminaba de levantar los ánimos, hay que reconocer que los extremeños hicieron todo lo posible por caldear el ambiente.

PARAPANDA1405

Los que sí levantaron los ánimos, tanto musicalmente como por sus comentarios entre canciones, en referencia al polémico cartel y sus consecuencias así como a la respuesta desproporcionada de la derecha más intransigente y, en referencia también a los crueles y absurdos bombardeos sobre Palestina, fueron los jerezanos La Jambre. Sin haber tocado juntos desde enero de 2010, el grupo se reunía ex profeso para un festival al que, nos consta, tienen un cariño especial, para traer nuevamente de manos de José Cabral, Antonio de Magdalena, Hendo, Ismael Colón, Jesús Cabral, Pepe Torres y David Guillén un folk andaluz donde le dieron cabida a todo tipo de innovaciones y experimentaciones en los dos discos que llegaron a grabar, el conocidísimo “Saltalindes” con el que ya estuvieron en el Parapanda el 2007 y “Las lunas de Astarté”, disco que grabaron en el año siguiente.

PARAPANDA1406

Con la colaboración de Manuel Mateo (Lombarda, Supervivientes, Atroj) que llevaba, además, cosas de la nostalgia, la camiseta de ese año 2007 en el que La Jambre actuaban por primera vez en Íllora y de Manuel Naranjo en “La Micaela” y en unas sevillanas corraleras improvisadas al final para darle un aire festivo a la despedida. Sin que faltasen en su repertorio las que, al menos para mí, son las canciones que más han calado en la gente, como el “Terebol”, “La mal casada”, la instrumental “Saltalindes” o “La Molinera” y por supuesto, en unos bises donde ya la gente no pudo aguantarse la ganas de bailar junto al escenario, “El río de Cartuja” y su popular “Jeringonza” temas con los que cerraron una noche de muchos y grandes recuerdos para los que fuimos, y somos, seguidores y admiradores de un grupo con mucha personalidad y que hizo mucho por acercar el folk a todo tipo de público, como fueron La Jambre.

PARAPANDA1408

Nuevamente, no sólo un éxito de festival, sino una demostración de que el pueblo tiene su voz y su música. De que el pueblo tiene ideas, le dejen o no expresarlas y de que el folk, lo “popular”, lo de siempre y de nuestra tierra sigue arraigado, extendiéndose, heredándose de padres a hijos, de festival en festival. Una demostración de que merece la pena seguir luchando por un festival que es prácticamente único en Andalucía y que, el próximo año, cumplirá 25 años que, tampoco son nada, pero para el Parapanda, para sus seguidores y para los amantes del folk, es mucho. Enhorabuena, nuevamente, a la persona que da forma a esta realidad, Antonio Caba. Y para los que aún estáis con ganas de Parapanda, recordad que queda aún por delante la noche del flamenco. Una noche que, sin dudas, promete.

Anuncios
comentarios
  1. Un millón de gracias por tu trabajo. Desde el corazón: gracias, María. Nos vemos en Orce.

  2. Jose Luis Hernandez dice:

    Me gustaría que tambien hubieras comentado algo sobre la ultima jornada dedicada al flamenco. Ya que todos eran artistas muy jovenes y forman parte de una generacion emergente en el flamenco. Un saludo y mil gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s