Archivos para abril, 2014

SEX MUSEUM 01

No sé en qué página del “Libro del Rock” pondrá que los grupos, cuando ya están muy estabilizados, tienen que pasar por una prueba de fuego. Desenchufar sus instrumentos y volver a los orígenes, a las acústicas y a las baquetas blandas para enfrentarse, en otra de esas noches macroconcierteras de Granada, a un concierto diseñado para ser una experiencia casi “íntima” con los que acuden al Caleidoscopio. Tampoco es importante en qué página lo pone, seguro que Fernando Pardo lo sabe porque ayer, después de que llegásemos incluso a dudar de que la hazaña fuese posible ¡¡lo consiguieron!!

Con un escenario donde esperaban desafiantes un piano, un bajo acústico, una acústica limpia y sencilla y LA BATERÍA (con mayúsculas), un instrumento que acumula ya mucha historia junto a este grupo al que todos los medios llaman “de culto” y el público considera no sólo como imprescindible sino como uno de los pocos que, a pesar de estar donde estar, siguen caminando con los pies en la tierra sin perder de vista el contacto con sus muchos seguidores.

SEX MUSEUM 02

Presentando un disco que ha llegado al público como un disparo rápido y certero y, quizás la mejor acogida (o al menos la más inmediata) que han tenido con sus discos, escuchar anoche “Big City Lies” en un formato tan complicado para una banda completamente eléctrica no era un reto sólo para ellos sino para quienes ya tenemos los oídos hechos a todo ese fuzz y esa potencia que despliegan, especialmente en sus contundentes directos.

Pero ya decíamos que el reto se superó con nota y que, si bien se echó de menos todo el espectáculo que acompaña a la banda en directo y a ellos mismos se les veía que les sobraban las sillas y literalmente les quemaban los asientos, especialmente a Miguel Pardo que es un verdadero animal escénico y se veía un poco restringido en este formato, cada uno resolvió la parte que le tocaba de la mejor manera posible, especialmente Miguel que a la mitad del concierto decidió prescindir del asiento y empezar a dejar fluir más rock por su cuerpo. Hubiera gustado verle por los suelos, deshecho y sudoroso, como el Miguel Pardo de siempre pero ayer el rollito era otro y salir tan airoso del trance no sólo tiene mérito sino que nos consta que no está a la altura de cualquier grupo.

SEX MUSEUM 04

Fantástica e imprescindible anoche Marta Ruíz (teclista) quien, a falta de la gran potencia en el resto de instrumentos se lució especialmente cargando (muy a su pesar) con el peso de las melodías y los matices consiguiendo, con una gran profesionalidad, que el acústico sonara sin que se echara de menos un despliegue de medios mayor que el que tenían sobre el escenario. Tremenda mujer a los teclados, creo sinceramente que menos valorada y comentada por los medios de lo que merece y que anoche, aunque también limitada por el formato, lució como pocas veces había podido escucharla.

Tema aparte la potente línea de bajo rítmica y permanente de Javier Vacas, concentrado sobre su instrumento y mucho más relajado de lo que suele verse en los escenarios cuando la formación va “a full” de sonido y por supuesto sin mucho en común con el Javier Vacas que vemos haciendo coreografías surferas con Los Coronas, anoche ocupó un papel fundamental en la cohesión melódica con la contundencia y la personalidad que sí son marca de la casa en un músico versátil y experimentado como demuestra ser en cada actuación.

SEX MUSEUM 05

Otro que se vio “relajado”, el siempre hiperactivo y potente Roberto Lozano “Loza” (batería) sacando el mejor sonido de sus cajas sin aplicar la contundencia habitual en sus actuaciones, completamente acorde con la filosofía del ciclo en el que estaban interviniendo, la “suavidad” del toque de sus baquetas contrastaba brutalmente con ese “Loza” en pie y completamente desatado que vemos normalmente y aún así, sonar increíble.

Menos protagonismo sin embargo en la guitarra de Fernando Pardo, un artista, músico y compositor tan integral que sabe, perfectamente, cuando es hora de dejar que otros sonidos se adueñen del espacio sonoro y complementar sin tapar la labor de sus compañeros, especialmente la de Marta al  teclado, sin perder con ello la presencia indiscutible que tiene él mismo como comunicador y meterse al público en el bolsillo con la naturalidad y la cercanía que le caracterizan. Para él, hacer que todo el mundo se sienta parte del espectáculo, tener un feedback que retroalimenta sus intervenciones con la respuesta, siempre positiva, de un público que le admira incondicionalmente, es parte de la mucha profesionalidad acumulada en tantos años sobre los escenarios.

SEX MUSEUM 06

Los temas que traían, de su “Big City Lies” que supone una vuelta a unos orígenes rockeros y a unos sonidos más puros y menos adornados, sonaron tan potentes como siempre con matices distintos pero con la misma calidad y recurrir a temas del anterior álbum “Again & Again” como el pegadizo y bailable “Wasa Wasa”, un acierto tan espectacular como terminar versionando a The Who. Del último álbum destacar el paseo sonoro que han conseguido con canciones que rozan el punk-rock más descarado en temas como “Odio”, sonidos más garageros en “Ruler of your life” y muchos más rockeros en “Motherboard”, “Golden Money” o “Emmotional Tiranny”.

Eso sí, con los matices acústicos de anoche lo que sí es seguro es que no asistimos sólo a un concierto sino a una experiencia sonora que estoy segura no se va a repetir mucho, por la propia necesidad eléctrica de un grupo que anoche estuvo a la altura y sobrepasó las expectativas de un público entregadísimo incluso desde las sillas que rodean el escenario del Caleidoscopio para ver a una banda, mítica, enorme, de las que marcan y seguirán marcando mucho el rock en un país donde el triunfo cuesta media vida con los instrumentos a cuestas pero una vez que se tiene, permanece para siempre.

* Todas las fotos excepto la segunda son propiedad de José Manuel Grimaldi Cepero (gracias compañero).

Y las demás fotos en: http://www.jmgrimaldi.com/blog/sex-museum-ciclo-caleidoscopio-26-04-2014-granada

Nunatak en Bora Bora

Publicado: abril 27, 2014 en CONCIERTOS, EVENTOS, MÚSICA

NUNATAK 01

NANATAK 02

NUNATAK 03

NUNATAK 04

RP01

De esos grupos que se descubren por casualidad en un acústico al que no vas con ninguna idea sobre lo que vas a encontrarte, durante el Record Store Day encontramos uno que nos deja con ganas de volver a escucharlo y como en Granada, si algo abunda (afortunadamente) en estos momentos es música en directo, la oportunidad llega pronto y volvemos a escuchar a Red Passanger en el pub Zafiro de Atarfe.

Aunque nos cuentan que el germen del grupo ya venía de Alice Moon, un grupo que hace pocos años empezaba a despuntar en Granada y que contó en sus filas con músicos de la talla de Paco Solana (S.U.E., Lapido, Jean Paul) lo que hacen ahora estos granadinos es algo que tiene poco o nada que ver con la banda inicial.

RP02

En el grupo escuchamos a José Antonio Montiel (guitarra y voces), Raúl Morales (batería y voces), Víctor Costela (bajo y teclado) y Luis Martín (voz principal, guitarra y teclado) haciendo un pop con tintes muy rockeros que tiene toda la pinta de evolucionar hacia su lado más duro.

Desde que en febrero de este año grabaran una maqueta con cuatro temas se les ha visto en algunos carteles como el Playmobil, Alexis Viernes o Pub Sefri de Íllora y hace unos días en Discos Marcapasos con la celebración de un día tan redondo.

RP03

En la noche del viernes traían temas propios como “Spectator”, “Collision with the past”, “Self-punch”, “Heart of gold” y “Alsacia” y algunas versiones a las que les han imprimido un toque personal muy interesante, como al “Sugar man” de Sixto Rodríguez.

Con un sonido bastante bueno para el tipo de recinto en el que se encontraban, un pequeño pub donde su música contrastó mucho con los ritmos latinos que se escuchaba en el sitio antes y después de su actuación lo que puso muy de relieve lo mucho que aporta la música que se está haciendo en Granada a la calidad musical en los locales donde puede escucharse ésta.

RP04

Conseguían así una velada musicalmente agradable y muy interesante en la que presentaron sus temas en un ambiente relajado en el que se pudo comprobar que el grupo está empezando a coger carrerilla y están trabajando duro para hacerse escuchar en las noches granadinas.

Mucha suerte a estos chicos que tanto nos han gustado y que esperamos volver a escuchar en breve.

Pianobomba en Bora Bora

Publicado: abril 25, 2014 en CONCIERTOS, MÚSICA

PB02

¿Quiénes son Pianobomba? No sé, la verdad. Bueno, vamos a escucharlos. Y una vez allí, como las piernas se mueven solas, el ritmo resuelve la incógnita e incorporamos a Pianobomba entre los grupos que vamos a seguir y escuchar.

Esto es lo que tienen los showcases de Bora Bora y la oportunidad que le dan Mª José y Gonzalo a los grupos que pasan por su acogedora tienda para presentar discos/libros, que da igual si los conoces o no, vas, los escuchas, y decides.

PB04

Ayer la propuesta sonaba a rock ‘n’ roll en clave de humor y, como últimamente, nos dejamos sorprender por estilos cada vez más diversos e intentamos sacar lo mejor de cada uno ayer nos resultó tremendamente divertido compartir ese rato de música con el grupo, público y anfitriones.

Ellos son los granadinos Juan Antonio Martínez (bajo y coros), Mike Espinoza (batería), Isaac Aguilera “Joven Isaac” (guitarra y voz), Jesús Gersol (teclados, guitarra y voz) y Carmen Pérez Sierra (acordeón, teclados y guitarra) aunque ayer contaban también con un par de colaboraciones junto al núcleo del grupo.

PB04

El trabajo que traen y que están presentando estos días “The Rock@Roll” (Luscinia Discos), es un EP de seis canciones llenas de energía y una cierta desvergüenza controlada que manejan muy bien a la hora de hacer sus temas. En ellos hablan, con un humor ácido y una gran dosis de ironía en sus letras de temas mundanos y situaciones reales del día a día y su baza principal está en un directo muy directo (valga la redundancia) y festivo.

De ellos sabemos que ganaron el concurso Lagarto Rock en 2008, y eso les permitió grabar su primer albúm “Suit Vudú”, que se publicó en octubre del 2010 por Alone Records. Ahora, con el nuevo EP bajo el brazo les estamos viendo en diversos carteles locales así que recomendamos ir a escucharles cuando volváis a verles en los carteles y ya sabéis, hay que dejar moverse solos a los pies para disfrutar de este tipo de música.

A partir de ahora no hay que preguntarse quienes son Pianobomba. Sólo hay que ir a verles.

http://www.pianobomba.com/

ELD01

Todas las crisis, sean del tipo que sean, llevan aparejado un periodo paralelo de creatividad por parte de quienes quieren escapar, aunque sea emocionalmente de ellas. La que vivimos en la actualidad no iba a ser menos y, si bien para la mayoría de nosotros, no es una crisis sino una manipulación política y mediática cuyo fin no es otro que reducir los derechos y las posibilidades de una mayoría que empezaba a levantar cabeza a favor de una casta dirigente y una minoría que acumula riquezas -qué bien que este libro me dé la excusa para decir cosas que pienso-, lo cierto es que va dando frutos en forma de aportaciones creativas en todos los campos de las artes.

ELD02

El que ayer se presentaba era nada menos que un poemario en el que han participado doscientos veintinueve poetas, entre los que se incluyen los premios Cervantes Antonio Gamoneda (quién, además, prologa el volumen) o José Manuel Caballero Bonald junto a varios premios nacionales como Francisca Aguirre, Olvido García Valdés o Juan Carlos Mestre y una multitud de poetas entre los que tengo la suerte de conocer personalmente a David González, Ana Pérez Cañamares, Miguel Ángel Contreras o Rafael Calero entre otros.

ELD03

Ayer se presentaba en Librería Babel con la presencia de Pepo Paz (editor Bartleby) junto a Felipe Alcaraz (quien también interviene en la antología con un problema dedicado, precisamente, a un amigo que renunció a la vida al no poder luchar contra la crisis) con una explicación muy ilustrativa sobre la motivación para hacer este libro, el porqué de los poetas elegidos para estar en el mismo y otros detalles sobre la elaboración del mismo. Merece la pena leer este interesante artículo que he encontrado sobre la obra: http://www.lapoesiaalcanza.com.ar/index.php/noticias/990-poesia-en-legitima-defensa-para-protestar-por-la-crisis-en-espana

ELD04

A la explicación más “técnica”  siguió una interesante intervención, en la que se abordó la situación en sí misma, a cargo de Alcaraz, quien finalizó leyendo un par de poemas propios. Tras él, un desfile de voces que se defienden de la crisis como cada uno puede. Los lectores fueron  los mencionados Miguel Ángel Contreras, Rafael Calero Palma y otras voces que aún no conocía, como la de Juan Manuel Molina Damiani, Pedro Luis Casanova, Javier Sánchez Ocaña y Jorge Díaz Martínez. Voces que me apunto en “tareas pendientes” para buscar algo suyo y conocerles.

ELD05

Con el espacio destinado en la librería registrando un lleno absoluto hay que decir que siempre es un placer asistir a actos de este tipo cuando el público sigue la convocatoria y los poetas se ven arropados en sus lecturas. Ojalá siempre fuese así. Enhorabuena a la editorial por la iniciativa y el éxito que están teniendo las presentaciones en las distintas ciudades donde se suceden.

Lapido, rock y política.

Publicado: abril 25, 2014 en EVENTOS

LAP01

Entre los temas que yo, personalmente, no juntaría nunca, creo que el primer lugar lo ocupa el rock y la política. Para alguien como yo, que evita hablar de política (sobre todo por ser para mí el gran tema desconocido) en todas las circunstancias, unirlo a una conversación sobre música me parece desde siempre una temeridad digna de suicidas verbales.

Sin embargo, cuando vi el nombre de la conferencia de José Ignacio Lapido (Rock y política: Música popular en la sociedad de consumo) no me animó a asistir a la misma el tema sino el ponente y escuchar, de primera voz, como salía airoso alguien como Lapido de un trance tan complicado.

LAP02

Tengo que decir también que escribir, antes semanal y ahora quincenalmente, una columna de opinión en un diario granadino, ha bragado a este gran músico en las lides de dar una opinión política y no morir en el intento.

Gran y agradable sorpresa por tanto escuchar cómo un repaso a la Historia del rock, a los grupos/cantantes que han utilizado la música para posicionarse políticamente, a cómo la cultura popular se ha adueñado de la voz y las melodías de estos cantantes para darles un significado político y cómo, finalmente, la sociedad de consumo fagocita y se aprovecha de cualquier mensaje o posicionamiento en su propio favor, fueron ayer un aliciente para permanecer, atenta, a la lectura que hizo Lapido de su ponencia.

LAP03

A estas alturas no se nos escapa a ninguno (supongo) cuanto ha influido la música y más concretamente el rock en la cultura popular, en algunos cambios sociales, las costumbres y el propio pensamiento y, sobre todo, cómo han utilizado los gobiernos a los músicos y los movimientos a los que se han adherido, unas veces voluntariamente y otras porque la sociedad los asimilaba a ellos, para su propio bien.

Hablando especialmente de figuras como Bob Dylan, a quien se dedicó bastante tiempo en las preguntas y comentarios posteriores y haciendo un verdadero recorrido histórico por los orígenes, los movimientos y las corrientes en las que posteriormente se diversifica la música que, hoy por hoy, llamamos rock y que, indudablemente, engloba tanta cantidad de sonidos y tendencias que técnicamente es imposible hablar categóricamente de rock, José Ignacio Lapido salvó con mucha dignidad una intervención que, de haber corrido a cargo de alguien menos acostumbrado a mantenerse dentro de la delgada línea que separa el buen gusto y el buen hacer con el apasionamiento exacerbado en el que se incurre siempre que se habla de política, podía haber terminado con un resultado mucho menos vistoso donde, el arte de no posicionarse hizo de la charla un lugar común donde todo el mundo pudo sentirse cómodo.

Con la acertada y siempre ácida intervención del crítico y comentarista musical Enrique Novi, y las preguntas del periodista Gonzalo Cappa, el turno de preguntas se centró en la propia charla que acabábamos de escuchar (con la promesa de no preguntarle a Lapido por la petición popular que rueda por internet para que 091 vuelvan a juntarse, que el propio músico tachó de “movimiento social”) y en las inquietudes, no siempre al hilo, de la parte del público que quiso intervenir en las mismas.

10271507_10154053875105010_6167207272245273538_n

Local de ensayo: AraAppaloosa

Publicado: abril 24, 2014 en MÚSICA

LdE_AraAppaloosa_1

Tarde de ensayo. Un local pintado en negro. Techos negros, paredes negras. Puerta metálica y el matiz gris de los paneles de fibra para insonorizar. Todo neutro. Sin poster. Ninguna seña de identidad. Sin fotos. Sin nada. Si no vemos en el suelo las guitarras, algunas de las más afiladas que suenan en las noches granadinas, no podemos decir con seguridad qué grupo ensaya en un local que resulta neutro a la vez que acogedor. Trasmite una curiosa sensación que invita a permanecer y escuchar lo que se cuece entre luces tenues pero bien situadas.

Dentro, un grupo de lo más dispar estilísticamente: AraAppaloosa. Nos acomodamos mientras empiezan a ensayar y desde el primer acorde empiezo a moverme rítmicamente. Agradezco en ese momento no ser yo quien lleva la cámara, las fotos hubieran salido movidas.

LdE_AraAppaloosa_9

Entre tema y tema, cuñas con preguntas que buscan conocer un poco quiénes son estos chicos que llegaron desde Benalúa de Guadix para traer algo original y novedoso a la música local. Son Tony Travé (el Oso de Benalúa), Alejandro Molina, Bailón y Pablo Peláez. Voz y guitarra, guitarra, bajo y batería. Les pregunto qué tipo de música hacen. Se ríen. Imaginemos una maleta que ha viajado por medio mundo y a la que se le añade una etiqueta en cada ciudad destino. Eso serían ellos, una maleta en la que casi no caben más etiquetas. Eso da como resultado nombres de canciones que ni ellos son capaces de recordar y pronunciar todo seguido pero que reflejan, en un solo título, toda una filosofía musical.

Influencias que van desde el stoner más árido, estilo en el que empezaron su andadura casi por casualidad sencillamente porque, los primeros temas, sonaron así. Después se mezclaron con el rock setentero, el blues, el metal, el folk americano y la espontaneidad de cuatro personas a las que les da igual dónde quieran encuadrarlas porque, al final, van a seguir haciendo lo que les suena bien a ellos. Un coctel que podía explotar o funcionar y ha optado por lo segundo.

Y claro, cuando lo que les suena bien a ellos nos encanta a los demás, de sus ensayos salen tal cantidad de temas que ahora mismo ya podrían editar un doble compacto como mínimo. Lo más simpático que les han dicho sobre su música “Y esto, ¿cómo se baila?”. Pero reconocen que son una banda a la que la gente les ha dedicado “muchos piropos”. Eso, sin dudas, les da ánimos para seguir adelante especialmente ahora que, contra todo pronóstico en un concurso que tiene mucha tendencia al indie-pop, se han clasificado en las semifinales.

Les pregunto alguna anécdota pero no recuerdan nada especialmente significativo. O llevan poco tiempo o son muy profesionales. Sólo mencionan, como algo anecdótico en su parte negativa, haber participado en un festival que sonó tan mal que el rebote del sonido hacía parecer que tocaban varios grupos a la vez. Yo estaba allí y doy fe de ello. Sin embargo después, sin centrarse en contar anécdotas van saliendo espontáneamente historias, cosas que les han pasado y de las que ahora pueden reírse al contarlas.

Por ejemplo, la historia del nombre del propio grupo, el de un caballo mestizo árabe y Appaloosa americano, de Idaho nada menos, un poco como ellos, con influencias de aquí y de allá. Música donde el mestizaje tiene ingredientes fuera de la música de mestizaje. Es sencillamente, la mezcla musical que ellos sienten como capaz de expresar lo que entienden por rock y nosotros vemos con una originalidad que puede aportar mucho a las tendencias de la ciudad.

LEER MÁS