Al Berkowitz y Brío Afín en Playmobil Club

Publicado: marzo 17, 2013 en CONCIERTOS, MÚSICA

Playmo04

Anoche, en Granada, la primavera trataba de hacerse paso en una tarde de lluvia que hacía presagiar poca gente en las calles pero, un respiro entre el agua produjo en la ciudad el efecto contrario. No sé si la inercia de la anterior noche o sencillamente la temperatura agradable pero el resultado fueron las calles llenas de gente con esa vidilla que tiene una ciudad donde viven tantos estudiantes. Muchos de ellos llenaban el Playmobil Club en una cita muy interesante en la que pudimos disfrutar de Al Berkowitz en acústico y sin la banda al completo pero con buena música para ir calentando motores en el concierto.

Playmo05

Según la descripción de su página en facebook “Al Berkowitz se formó en Madrid en 2006 cuando tres músicos locales, a su vez miembros de una desafortunada banda local llamada The Inhabitants, conocen al bluesman retirado Aldous B. Berkowitz. Cuando el encuentro se produjo de forma fortuita en una calleja del céntrico barrio madrileño de Malasaña, Mr. Berkowitz llevaba más de una década viajando erráticamente por varios países europeos ganándose la vida de diferentes formas. Tanto el buen clima como la hospitalidad de sus gentes, hicieron que el viejo bluesman se decantase por España y, en concreto por Madrid, como lugar definitivo de retiro. Fue en ese momento cuando los tres jóvenes madrileños instaron a un Berkowitz cansado y depauperado que recuperase sus antiguos sonidos y conceptos, a retomar su andadura musical junto a ellos. Tras varias deliberaciones y charlas que fascinaron a los muchachos, se llegó a la conclusión de que Aldous, más que asumir labores instrumentales dentro de la banda, habría de erigirse como consejero espiritual y musical.”

Playmo10

Tras ellos (él en este caso porque venía solo), los chicos de Brío Afín se hicieron dueños del escenario en unos segundos comenzando su actuación con la fuerza suficiente como para agrupar a todo el público de la sala, antes algo dispersos,  frente a ellos. De éstos chicos, también en su facebook hemos visto que “Fran Ocete me dijo una noche de calor, mientras paseábamos entre las fachadas templadas del Realejo, que su nuevo proyecto, dos años después de abandonar Pájaro Jack, se llamaría “Brío”. Era una palabra bonita, eléctrica, aunque conociendo el gusto de Fran por los dobleces poéticos del lenguaje, me sorprendió que eligiera un nombre tan sin doblar. Días después, tras pensarlo mejor y con esa inclinación suya a abrazar lo desigual y lo azaroso, decidió añadir un doblez al nombre que albergaría sus nuevas indagaciones. Brío Afín, por qué, y por qué no. Es probable que ese rechazo instintivo a lo muy definido, ese huir de las certezas musicales o lingüísticas, sea lo más determinante en su empeño artístico.

Tras la apariencia de uniformidad de unas composiciones sin duda herederas de la canción de autor, es fácil distinguir, después de algunas escuchas, variados y variopintos ecos. Las estructuras de las canciones y los desiguales dibujos de las melodías son de una asimetría dylaniana; los arreglos del dobro y las notas acuosas de la guitarra eléctrica llueven de la nada como en las baladas más dulces de Micah P. Hinson y tienen el aire desordenado de Bonnie “Prince” Billy; el saxo y las percusiones están a medio camino entre el introspectivo Nick Drake de “Five Leaves Left” y el ímpetu celebratorio de Serrat. Y sobre este tejido sonoro tan florido se levantan las sólidas letras de Fran Ocete: odas a la plenitud física y al ahora mismo, como “Haciendo equilibrio”; la cualidad hipnótica, intimidante y esperpéntica de las celebraciones, retratada en la gustosa “Carne de avestruz” o la más sobria “Cable y piedra”, un esbozo rápido de la soledad. 

Todo en el envoltorio ligero de unas pocas percusiones, un dobro cristalino, unas guitarras y un saxo, y todo grabado y mezclado por Fran Ocete y Chesco Ruiz, que han convertido su inexperiencia técnica en ingenio para construir con primor un lienzo de sonidos limpios.

Acostumbrado a las rigideces del pop, escuchar a Brío Afín me ha hecho sentir, entre otras cosas, algo de alivio, porque Fran y Chesco no se esfuerzan en dejar la rúbrica de su ingenio en cada arreglo y en cada verso y no asfixian las canciones en estructuras ansiosas. Las canciones corren y se desdoblan y toman caminos tan decididos como casuales y relajados. A la fuerza no es natural podría ser cualquier otra cosa, pero es exactamente esto.”

Playmo12

Y visto lo visto (o más bien escuchado) sólo quedaría añadir que en sus bandcamp podéis ir escuchando cosas suyas hasta que tengáis oportunidad de verles en directo: Nuestras versiones de y Bien por nosotros.

Otra crónica que podéis leer sobre Brío Afín en otro concierto: http://www.elenanorabioso.com/2012/12/brio-afin-y-sus-ultimas-confesiones-ante-el-apocalipsis/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s