“Amour” de Michael Haneke

Publicado: febrero 17, 2013 en CINE

amour_ver2Título: Amor
Título original: Amour
País: Francia, Alemania, Austria
Director: Michael Haneke
Guión: Michael Haneke

Productora: Les Films du Losange, X-Filme Creative Pool

Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, Alexandre Tharaud, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Carole Franck, Dinara Drukarova, Laurent Capelluto, Jean-Michel Monroc, Suzanne Schmidt, Damien Jouillerot, Walid Afkir

Entre las películas de Haneke, siempre turbadoras en sí mismas, ésta es, quizás, la que más se sumerge en los miedos del ser humano. Desde la primera secuencia, donde vemos irrumpir a la policía en una casa que nos hace intuir envuelta en un olor nauseabundo, nos predispone para tragedia que se avecina en el resto del film.

Allí, una mujer amortajada primorosamente entre flores parece reposar en la más absoluta tranquilidad. Ahí, el espectador se hace una pregunta crucial cuya incógnita no se resuelve hasta el final y tampoc

amour

o lo hace del todo y es que ¿dónde está el marido? ¿no hay un hombre en esa casa? ¿quien ha preparado con tanto mimo ese cadáver si en la casa no hay nadie más?

Después vemos, paso a paso, lentamente como el transcurrir de los días en la vejez, cómo es la rutina de dos ancianos que se demuestran,

en cada gesto y cada palabra un amor que les ha hecho plácida la existencia. Les vemos ir al teatro, desayunar juntos, entregarse a unas rutinas que les dan seguridad y sosiego.

Sin embargo, tan inesperadamente como suelen ser esas cosas en la vida de una persona, la enfermedad irrumpe de pronto en sus vidas para cambiar sus rutinas, que ahora son de supervicencia e intentos de superar lo que el destino les ha deparado y les sumerge en una atmósfera de angustia vital donde incluso recibir la visita de los hijos se convierte en un problema más que en un motivo de alegría.

Cómo termina la película y los interrogantes que deja abiertos es algo que cada espectador debe reflexionar por sí mismo tras padecer, durante más de dos horas, la lenta agonía de las personas, el deterioro, la vejez y todo aquello para lo que nuestra sociedad no está preparada e incluso rehúsa a la hora de hablar de ello o enfrentarse, cara a cara, a todos los problemas derivados de la vejez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s