Archivos para febrero, 2013

Desen07

En Granada gustan los grupos granadinos, no porque sean de aquí sino porque es obvio que es una tierra donde la calidad musical no está reñida con la cantidad y son cientos los grupos que se han formado o afincado aquí. Gusta también el formato festival donde poder conocer, en una sola tarde, algunas de las propuestas musicales que ofrece la provincial y eso, naturalmente, se ha visto en el lleno que hubo ayer en el “Desenchufados” que ofreció la plataforma Granada en Off en el Auditorio Manuel de Falla.

Desen14

De los grupos confirmados en cartel sólo hubo dos que se cayeron a última hora, Los Pilotos y Víctor Sánchez y en su lugar hubo dos incorporaciones más, la de Antonio Pérez y Javier PPM con lo que la idea inicial de que fuesen catorce grupos salió redonda.

Desen20

Con una puntualidad propia del auditorio el festival dio comienzo a las 19 h. y según el orden de aparición, los grupos/solistas que ocuparon el escenario fueron Antonio Pérez, Royal Mail, Matilda, Lagartija Nick, Toulouse, Dr. Montañés, Neuman, Niños Mutantes, Javier PPM (tras su actuación se dio lectura al manifiesto de Granada en Off), Pájaro Jack, Qüasar, Napoleón Solo, Checopolaco y Aurora pare cerrar el concierto pasadas las 23,30 h. de la noche.

Desen30

Algunos de los grupos, como Toulouse venían presentando su último disco recién salido del horno mientras otros, como Lagartija Nick,  ofrecieron clásicos de su repertorio y algunos, como Napoleón Solo aprovecharon para sorprender muy gratamente al público con novedades y experimentaciones que dieron, a juzgar por la reacción de la gente, muy buen resultado.

Desen34

Da gusto ver cómo gente que ya tiene un bagaje, como son los chicos de Napoleón Solo, saben ir haciendo otras incursiones en la música, esta vez con José Bonaparte al piano y voz mientras que Alonso y Luís Miguel se ocupaban de unas originales percusiones a base de mesa y zapatos (escucharlos fue toda una experiencia).

Desen42

Antes que ellos, Niños Mutantes ya habían caldeado bastante el ambiente consiguiendo levantar al público y el resto de grupos habían dejado el listón muy alto en un festival que ha tenido una magnífica acogida a precios auténticamente anticrisis y con un cartel muy completo que recorre, nuevamente, muchas tendencias de las que se están escuchando en Granada.

Desen54

Estupendos también Royal Mail, Matilda, Neuman, Pájaro Jack o Checopolaco, habituales de las salas granadinas que están en un momento muy bueno discográficamente hablando y un poco flojos los Aurora a quienes sigo viendo con pocas tablas para el paso que han dado al lanzar ya su disco.

Desen61

Con un lleno casi completo que se mantuvo prácticamente hasta el final a pesar de las más de cuatro horas de duración del evento se aprovechó la ocasión para dar lectura a un nuevo manifiesto que vuelve a recordar y a decir bien alto que la música es cultura y, de ninguna forma, puede ser delito así como comentar los últimos atropellos sufridos en nuestra ciudad (cierre de Pig Estudios o desalojo del Pata Palo en su noche de aniversario) así como recordar los que afectan de forma muy negativa a la celebración de espectáculos, como es el IVA abusivo que se paga en cada entrada y otros problemas que ponen en serio peligro la continuidad de la celebración de eventos musicales.

Desen68

Supuso este festival también una gran oportunidad para que asistieran menores de edad a ver una serie de grupos que normalmente, al actuar en salas donde los menores tienen prohibida su entrada incluso acompañados de un mayor de edad, no tienen acceso a escuchar en directo y conocer esta música de grupos que realmente cuentan con chavales muy jóvenes entre sus fans y sin embargo no pueden actuar para ellos.

Desen74

Desen75

Un éxito rotundo para un festival que, esperamos de verdad, anime a sus organizadores a organizar más de este tipo y no dejar a Granada víctima de una “ley sorda” que nos deje sin música en directo.

Desen83

Arizona 37

Con algo más de dos horas de retraso sobre la hora indicada, casi una de ellas en la calle, con un frío de esos que te hielan hasta la moral, una serie de problemas de sonido que hacían tan desagradable estar dentro de la sala como lo había sido antes el estar fuera helándose y un desordenado acceso a la sala donde, en la misma cola se situaban los que tenían entrada anticipada y los que iban a comprarla en taquilla,  la situación hacía pensar que, a la sala, se le había quedado grande un grupo como los pucelanos Arizona Baby.

Arizona 09

Afortunadamente, tras varias pitadas, desesperación general, disculpas por parte de la sala y demás molestias (incluyendo al típico personaje desagradable que se mete entre un público ya situado ante el escenario para, llegando el último, situarse el primero creando malestar entre los que habían estado esperando –vamos el típico “cabezón” de aquella canción de los Chanclas- y se pasa todo el concierto molestando) dio comienzo, pasadas las doce de la noche, el esperado concierto donde este grupo ha decidido contar “La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”.

Arizona 10

Hay que decir que, Javier Vielba tiene una simpatía natural que hizo que, nada más pisar el escenario y empezar a hacer sonar su guitarra, la gente se olvidase de la desagradable espera. Haciendo alusión a la paciencia del público y agradeciendo el llenazo de la sala a pesar de la crisis, recordando que “todo está muy jodido” y con varias frases que hicieron reír a la gente deshaciendo cualquier resto de malestar, este barbudo con pinta de predicador a quien esperaríamos encontrar con una biblia entre las malos dio, una vez más, un espectáculo difícil de olvidar en mucho tiempo.

Arizona 16

Junto a él, Rubén Marrón volvió a dejar a la gente con la boca abierta a pesar de que su guitarra fue la que más dificultades tuvo para que el sonido llegase convenientemente a la sala. Desde primera fila, sin embargo, pudimos disfrutar de sus acordes desde la primera canción y disfrutar del espectáculo que supone no sólo escucharle, sino incluso verle mover las manos sobre el mástil de su guitarra.

Arizona 51

El grupo llegó anoche a Granada para presentar su último trabajo tras haber estado no hace mucho por estas tierras como parte de los grandísimos Corizonas con un trabajo donde se han asentado magníficamente en esa mezcla de  folk americano, cuntry rock y psicodelia que les ha dado buen resultado y sobre la que han sido capaces de trabajar y perfeccionar más, si cabe, su capacidad de sorprender y revitalizar ritmos que, con ellos, suenan con una fuerza impresionante.

Arizona 54

Anoche no sólo tocaron la mayor parte de canciones de este nuevo trabajo sino que volvieron sobre algunas del anterior, como el agradecido “Shiralee” que tantos aplausos arranca o una versión ‘más movida’ de uno de los temas de A Jigsaw, “My name is Drake” y por supuesto el incluido en esta gran “verdad” que nos traen en su disco, “The model” (versión del tema Dash Modell del grupo Kraftwerk) pasando por el “The end” de The Doors.

Arizona 57

Esta banda vallisoletana, formada en 2003 tiene entre sus filas al carismático Javier Vielba (voz y guitarra), el impresionante Rubén Marrón (guitarra) siempre sublime en el escenario y a Guille Aragón (percusión), aunque ayer veíamos con ellos un nuevo miembro quien, según Vielba, es un Arizona desde los comienzos, Alex Izquierdo (coros y guitarra). Otro que no se queda atrás en una formación de calidad como es la de estos chicos.

Arizona 58

Los Arizona, que auto-editaron su primer disco y vivieron a partir de ahí una ascensión que posiblemente ni ellos esperaban, graban desde 2009 con Subterfuge lo cual podría hacer pensar que les ha hecho ser un grupo menos independiente pero no hay más que escuchar sus dos últimos trabajos para saber que estos chicos tienen claro que no pueden perder su esencia y , si bien, algunos temas (especialmente alguno más corizónico) suenan algo más comerciales, se agradece también, de vez en cuando, una pequeña incursión en temas más pegadizos y sonoros para poner la guinda al pastel que supone hacer discos tan redondos como los que están produciendo.

Arizona 62

Queda decir, si acaso, que fue un concierto de los que nos tienen acostumbrados, con buena música alternada con esa especial simpatía sobre el escenario, ese saber estar con el público, implicarlo en la propia actuación y terminar con la sensación de que uno siempre quiere un poco más. Pero claro, un concierto, a pesar de empezar con tanto retraso, también tiene que tener una hora para terminar.

100_6433

Todo el mundo conoce, o ha escuchado hablar de “El gabinete del Doctor Caligari” al menos desde que Jaime Urrutia y compañía adoptaran el nombre para su grupo allá por los años 90. Pero ¿cuanta gente había visto la película completa? supongo que pocos y es que, ver clásicos no es una afición que cultive por las masas pero ahora, coincidiendo con la celebración del Retroback en Granada, traer esta propuesta de cine +  Dj ha sido una idea muy bien gestionada por los chicos/as de “Los viernes, bonsáis” en un espacio tan adecuado para la celebración de este tipo de eventos como es el salón de actos del Colegio Mayor Isabel la Católica.

100_6432

Así, disfrutar de la película mientras se escucha música electrónica y se disfruta de la buena temperatura interior de la sala (fuera el frío era ayer insoportable), se convierte en una experiencia de lo más original y enriquecedora. Enhorabuena a la organización es este evento que fue, para mí, todo un acierto.

100_6434

Después de la peli, una fábrica muy peculiar, donde las chicas son más maquinaria que personas se pone en funcionamiento de la mano de “Chica Fábrica” (Sevilla) para traernos otra original propuesta, esta vez musical, electrónica y autosuficiente con una voz que me sorprendió desde la primera canción y que no dejaré de seguir cuando la vea por aquí. Una grata sorpresa en un ciclo que pretende traer cosas completamente distintas a lo que se está viendo en cualquier sala granadina.

100_6444

Una serie de temas donde “Chica Fábrica” se cocina ella sola todos los efectos, imágenes, voz, etc. para obtener un resultado tan personal como su forma de entender la música dentro de una tendencia que cada vez tiene más adeptos y de la cual, en LVB ya nos han traído algunos otros ejemplos. Esta vez, la peculiaridad estaba en tener un hilo conductor, una fábrica en este caso, que daba continuidad a los temas dentro de un contexto tan opresivo como la demostración de la esclavitud personal que padecen esas chicas fábrica a las que va utilizando como personajes aún a sabiendas de que, lo que deducimos de su puesta en escena, no es una ficción.

GROFF2402

Arizona Baby en BoogaClub

Publicado: febrero 20, 2013 en CONCIERTOS, EVENTOS, MÚSICA

arizonababyboogaclub

SALA: Boogaclub. Granada 22:00 Horas

PRECIO ENTRADAS: Anticipada 12,50€ (Melgamusic, Marcapasos, Krisis) Taquilla 15€y General 12€ (Melgamusic, Granada)

Arizona Baby siguen haciendo historia. Tras convulsionar la música española con su innovador formato acústico y austeridad básica, vuelven con un sonoro EP de temas nuevos, The Truth, the Whole Truth and Nothing but the Truth, y unas exclusivas (y limitadas) presentaciones del mismo mientras prosiguen su aventura en Corizonas y preparan su tercer álbum oficial para 2013

http://boogaclub.com/2013/02/arizona-baby/

 

Los Viernes Bonsáis Vol. 04

Publicado: febrero 18, 2013 en EVENTOS

LVB03

Lugar: Salón de actos del Colegio Mayor Isabel la Católica

Hora: 21,30 h.

Precio: 2 euros (1 consumición incluida)

“Amour” de Michael Haneke

Publicado: febrero 17, 2013 en CINE

amour_ver2Título: Amor
Título original: Amour
País: Francia, Alemania, Austria
Director: Michael Haneke
Guión: Michael Haneke

Productora: Les Films du Losange, X-Filme Creative Pool

Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva, Isabelle Huppert, Alexandre Tharaud, William Shimell, Ramón Agirre, Rita Blanco, Carole Franck, Dinara Drukarova, Laurent Capelluto, Jean-Michel Monroc, Suzanne Schmidt, Damien Jouillerot, Walid Afkir

Entre las películas de Haneke, siempre turbadoras en sí mismas, ésta es, quizás, la que más se sumerge en los miedos del ser humano. Desde la primera secuencia, donde vemos irrumpir a la policía en una casa que nos hace intuir envuelta en un olor nauseabundo, nos predispone para tragedia que se avecina en el resto del film.

Allí, una mujer amortajada primorosamente entre flores parece reposar en la más absoluta tranquilidad. Ahí, el espectador se hace una pregunta crucial cuya incógnita no se resuelve hasta el final y tampoc

amour

o lo hace del todo y es que ¿dónde está el marido? ¿no hay un hombre en esa casa? ¿quien ha preparado con tanto mimo ese cadáver si en la casa no hay nadie más?

Después vemos, paso a paso, lentamente como el transcurrir de los días en la vejez, cómo es la rutina de dos ancianos que se demuestran,

en cada gesto y cada palabra un amor que les ha hecho plácida la existencia. Les vemos ir al teatro, desayunar juntos, entregarse a unas rutinas que les dan seguridad y sosiego.

Sin embargo, tan inesperadamente como suelen ser esas cosas en la vida de una persona, la enfermedad irrumpe de pronto en sus vidas para cambiar sus rutinas, que ahora son de supervicencia e intentos de superar lo que el destino les ha deparado y les sumerge en una atmósfera de angustia vital donde incluso recibir la visita de los hijos se convierte en un problema más que en un motivo de alegría.

Cómo termina la película y los interrogantes que deja abiertos es algo que cada espectador debe reflexionar por sí mismo tras padecer, durante más de dos horas, la lenta agonía de las personas, el deterioro, la vejez y todo aquello para lo que nuestra sociedad no está preparada e incluso rehúsa a la hora de hablar de ello o enfrentarse, cara a cara, a todos los problemas derivados de la vejez.