Archivos para noviembre 11, 2012

Crosstown Blues en Rembrandt Club

Publicado: noviembre 11, 2012 en CONCIERTOS, MÚSICA

Y anoche, otro “doblete” musical. Terminado el concierto de Maga, corriendo a Rembrandt Club a escuchar blues en directo. Crosstown Blues es la banda con la que se mueve actualmente Manu Durán por los escenarios interpretando temas que van desde Joe Bonamassa, John Mayer, Popa Chubby, Led Zeppelin, Z.Z. Top, Pink Floyd hasta B.B. King, SRV, Jimi Hendrix, Eric Clapton, Sam Brown o Paul Marshall. Vamos, un todoterreno con altura regulable según el estado de la carretera.

En la banda no siempre militan los mismos músicos pero anoche Manu Durán estuvo acompañado con la estupenda voz de Vicky Cruz, el bajo de Rafael Megías, un Morten Jespersen estupendo como siempre a los teclados y la contundencia de la batería de Luís Landa.

Anoche, en un Rembrandt Club completamente lleno, buen ambiente y buena música, el grupo se lució con un variado repertorio que mantuvo a los asistentes en el local hasta bien pasadas las 2,00 de la madrugada con ganas de pasarlo bien.

Algunos, con la oferta que está haciendo el local a quienes presenten su entrada del Festival de Jazz de Granada, venían directamente desde el mismo para que el local les sirviera directamente de “trasnoche” en la que seguro fue una velada de lo más completa.

Lo bueno de estos conciertos es precisamente que pueden ser tanto la primera parte de la noche, con música en directo y un local que cierra a las 6,00 h. para no dejarnos el cubata a medias o el trasnoche de toda la serie de espectáculos y festivales con los que están llegando a acuerdos para premiar la asistencia de la gente a los mismos con un descuento del 50% en las copas y si a todo esto, antes o después, le añadimos la música en vivo, está claro que el local se va a consolidar en el panorama granadino en un plazo muy breve.

Para quienes tengan entradas para el festival dejo el enlace a la programación que ha elaborado Rembrandt coincidiendo con el mismo: http://www.jazzgranada.es/festival_jazz_granada_rembrandtclub.html

Como novedad, no perdáis de vista las Jam Session de los domingos, seguro que el café o la primera copa de la tarde sienta mejor con algo de música.

Bajada de temperaturas general, mucho frío en la calle y sin embargo Maga, al salir al escenario, se encuentran con toda la calidez de un público que ha venido a arroparles. Algunos desde lejos, se nota que Maga tiene sus seguidores y que la sala les resulta familiar porque se les ve cantar cómodos, como en casa.

La sala, llena, como gusta ver las salas a pesar de estos tiempos extraños. Se abre el telón y Maga ya ocupa su sitio para ir desgranando un repertorio basado sobre todo en su último disco “Satie contra Gozilla”, pero en el que no faltaron los temas más clásicos del grupo. No defraudaron en nada, ni en la calidad de su actuación, dejando el listón tan alto como siempre, ni en la generosidad con los temas interpretados. Entre ellos, “De memoria”, “Agosto Esquimal”, “Desde el aire”, “El ruido que me sigue siempre” o “Diecinueve”, que fueron de las más coreadas por el público.

Buen sonido, a pesar de que en los directos siempre se complican algunas cosas, tremendo Javier Vega al bajo, contundente David García a la batería e inmejorable el “chico para todo”, César Díaz a quienes pudimos escuchar tanto a los teclados como a la guitarra o acompañando con la voz a Miguel Rivera.

Muy buenas letras también, tal como nos tienen acostumbrados. De hecho, son sus letras y no sólo su música una de las cosas que más distingue a este grupo que ya sorprendió desde su primer disco en mercado y que ahora, con cinco álbumes en mercado, un recopilatorio y dos EP, siguen sonando igual de frescos que al principio.

Cercanía con el público, que se veía entregado desde el principio y la simpatía del cantante que tuvo un momento “íntimo” con el público al bajarse del escenario guitarra en mano y cantar a capella “Sin aliento”, de Danza Invisible, tema que Miguel explicó que cantó por primera vez a los trece años.

El concierto de anoche está dentro de los veinticinco que componen la gira presentación de su último disco y que dio comienzo en el Monkey Week el pasado doce de octubre y con el cual pretenden consolidarse definitivamente como un grupo referente en el indie-pop/rock español.

Se hizo corto escucharlos, la verdad, pero pasa siempre cuando un grupo es bueno, que el tiempo pasa demasiado rápido.

Antes que ellos se habían subido al escenario del Planta Baja, que ya es casi su casa de acogida, Aurora, los ganadores del concurso de maquetas “Emergentes” que organizó dicha sala y que para ellos fue un auténtico pistoletazo de salida. En plena preparación del que será su primer disco los chicos de Aurora van haciéndose poco a poco con los escenarios, madurando y mejorando su sonido.

En las pocas canciones que traían para ir calentando el ambiente supieron conectar con la gente que esperaba impaciente a Maga y hacerse su hueco en la noche por méritos propios y si bien, el grupo está aún en sus comienzos se les nota cada vez más seguros y con un sonido más limpio.

Una noche pues, fría en el exterior y muy cálida dentro de la sala donde, ambos grupos, consiguieron crear el ambiente necesario para hacer mucho más agradable otro fin de semana cargado de música en Granada.

El viernes noche estuvo, en Granada, llena de versos. Hacia tiempo que no se organizaban aquí eventos de este tipo, abiertos a nuevas voces sin más requisitos que el tener ganas de compartir unos poemas y ha tenido que ser la gente de Ícaro Incombustible quienes se animaran a hacer algo distinto por aquí.

Si bien es cierto que se esperaba mucha más gente (es demasiado fácil darle al “Asistiré” en Facebook) y por ese motivo se cambió el sitio a última hora, finalmente fuimos pocos los que acudimos a leer y pocos los que vinieron a escuchar. Aún así, fuimos los suficientes para hacer una velada poética íntima muy interesante.

El formato era el de concurso y el jurado popular hizo que fueran los asistentes quienes tomaran la decisión final sobre el poema ganador. Eso hace, sin dudas, que sea el corazón el que elija y que el elegido haya conseguido, de alguna forma, llegar a los sentimientos del público. Despertar, en ellos, algo inspirado por la propia poesía.

Esta vez fue Francisco de Paula con su “Poema in-empezado” (podemos verle en la foto junto a Miguel Ángel Cáliz, que se encargó de presentar el evento y a los concursantes y a Raúl, parte de la organización. Espero leerle en el próximo número de la revista Ícaro Incombustible, como espero, también, seguir escuchando sus versos por los bares.

El sitio, de lujo, Polaroid Club. Una sala pequeña, bien acondicionada, con una decoración chula y que es está haciendo un hueco en el panorama cultural a base de apostar por eventos de todo tipo, poner muy buena música y hacer fiestas muy variadas y originales.

El poema que llevé yo a concurso lo publiqué aquí en 2010 así que os dejo el enlace por si alguien quiere leerlo: Estrías 

Enhorabuena al ganador y, como decían por ahí, poetas… nos vemos en los bares.