Archivos para septiembre 23, 2012

Una de las grandes citas del Rock provincial es, sin dudas, el Hogaza Rock de Alfacar que este año va ya por su X convocatoria. Es por tanto, un festival joven pero con una fuerza increíble.  Cada año, por estas fechas, el pueblo que todo el mundo conoce por su pan acoge grandes grupos del rock nacional e internacional además de celebrar un concurso de maquetas cuyos ganadores actúan en el mismo.

Este año ha sido el turno de Oberon (Alfacar) y Global Warning (Almería) con un reagge de calidad y una marcha que hizo bailar a la gente en la Fuente Chica hasta la hora de comienzo de la segunda parte del festival. Este año, el Hogaza Rock se ha dividido en dos partes, una en la citada plaza, gratis, con los ganadores del concurso de maquetas y otra en la discoteca Los Pinos, con tres grupos que han dejado nuevamente el listón muy alto.

Una vez en la discoteca, con una entrada a precio ridículo (que además incluye consumición) teniendo en cuenta la calidad de los grupos actuantes, los primeros en salir al escenario fueron The Connection, un grupo procedente de los EE.UU que llegó con un rock&roll muy bailable, algunas versiones muy pegadizas y consiguiendo empezar a calentar el ambiente a pesar de que la sala en sí, de las más calurosas que conozco, no lo necesitaba demasiado.

Tras ellos, los ingleses The Eviltones no dejaron decaer el ambiente y ofrecieron una gran actuación con un garaje rock entre el surf – punk y autodefiniéndose como “postmodernos” traían a la sala gran parte de su último disco ‘In The Shadow of The Beast’.

La discoteca estuvo casi llena, rozando el aforo máximo a pesar de que, como ya he comentado, se trata de una sala mal refrigerada que, en determinados momentos puede resultar incluso agobiante. Prueba de ello es que yo misma salí de allí con una lipotimia provocada por el exceso de calor. Aún así y lanzando la recomendación para próximas ediciones de que intenten solucionar este problema, el lleno viene a demostrar la buena salud de este joven festival.

Y como plato fuerte, los impresentables (por ser sobradamente conocidos, no por otros motivos) Sex Museum, quienes, tras haber recuperado lo mejor de su formación original y compartiendo músicos con Los Coronas y Corizonas principalmente (se trata de proyectos paralelos donde estos músicos desarrollan otras facetas musicales), demostraron una profesionalidad y una entrega sobre el escenario de la que deberían aprender muchos nuevos músicos. Con  Miguel Pardo (voz), Fernando Pardo (guitarra y voz), Marta Ruiz (teclados), Javi “Vacas” (bajo desde 2005) y Roberto Lozano “Loza” (batería desde el 2000). No sólo el talante, cercano y amigable donde los haya, la complicidad con el público y las ganas de “darlo todo” de verdad, sin medias tintas. Es todo, es la calidad musical, la energía, la fuerza, el saber llegarle a la gente. Es, ser de una generación de músicos que llevan esto “en vena”, como pudo verse anoche en el pedazo de concierto que pudimos disfrutar en Alfacar.

Decía al principio que es, sin dudas, uno de los mejores festivales provinciales y como tal, a pesar de que estos festivales no suelen recibir mucha ayuda espero que siga cumpliendo años y trayendo, como hasta ahora, grandes grupos para que los granadinos podamos disfrutar de ellos y de paso, se vea alguna repercusión en la economía local de un pueblo que está luchando por hacerse su hueco en los circuitos de rock más importantes.