“Turandot” en el Teatro Isabel la Católica

Publicado: marzo 4, 2012 en ÓPERA

Compañía Ópera de Donestk y Concertlírica

Orquesta, coro y solistas, 120 artistas – Subtitulos al castellano.

Lleno absoluto en el Isabel la Católica en una ciudad que, obviamente, está deseando ver ópera  a pesar de lo mucho que se hacen de rogar buenas propuestas como las de este fin de semana en su cartel. Una buena compañía, ucraniana pero muy internacionalizada en su reparto y una ópera que siempre tiene buena acogida. Resultado, éxito seguro.

En esta ocasión ha estado interpretada por la soprano Maribel Ortega en el papel de Turandot, el tenor Giorgie Meladze en el papel de Calaf, la soprano Irina Golovchenko como Liù, el barítono Vladislav Lisak como Ping y el bajo Yuri Alexechuk como Timur. 

Turandot ópera en tres actos con música de Giacomo Puccini , libreto de Giuseppe Adami y Renato Simoni. Estrenada el 25 de abril de 1926 en La Scala de Milán, en España se estrenó en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona el 30 de diciembre de 1928. La obra se desarrolla en Pekín, en la China Imperial. Allí reina el terror porque Turandot, la hija del Emperador Altoum, ha decidido que sólo se casará con aquel Príncipe que consiga resolver los tres enigmas que ella le proponga. En caso contrario, la pena para el pretendiente es la muerte, y ya son varios los Príncipes que han dejado la vida a pies de la Princesa.

En ese Pekín aparece Timur, un anciano rey tártaro depuesto, a quien acompaña su joven y fiel esclava Liu. Allí se encuentran con Calaf, hijo de Timur, a quien su padre creía muerto, y por quien Liu siente un secreto amor. Los tres ocultan su identidad. Al ver a Turandot, despierta en Calaf una repentina pasión y decide optar a su mano; tratan de persuadirle Timur, Liu y los tres cortesanos -Ping, Pang y Pong-, pero es en vano. Sometido a la prueba de la Princesa, Calaf resuelve los tres enigmas en medio de una gran algarabía popular.

Pero Turandot, vencida, no quiere cumplir su promesa, a pesar de la insistencia de su padre. Calaf, entonces, le ofrece una alternativa. Si antes del amanecer ella consigue saber su nombre, él morirá. Si no, se casarán. Turandot ordena que nadie duerma en Pekín esa noche y que toda la ciudad intente descubrir el nombre. Liu es llevada ante Turandot y, temiendo revelar el nombre de Calaf bajo tortura, se clava un puñal. Horrorizado, el Príncipe reprocha a Turandot su crueldad y luego la besa apasionadamente.

El beso deshace el hielo que envuelve a la Princesa, y se da cuenta de que está enamorada de Calaf, con quien, finalmente, accede a casarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s