Archivos para marzo, 2012

Rodaja a rodaja, dejando el corazón abierto, la pulpa y las pepitas expuestas a la visión del público, Martaerre nos trajo el miércoles su (libro melón) con una original perfo presentación donde de cada rodaja iban saliendo los versos que decidió compartir con nosotros.

“Un calcetín perfecto
es el que tiene pareja.”

Abierto el melón se acaba la incógnita de cómo será por dentro. De la misma forma, su libro lleno de ironías y de finales de versos inesperados dando un vuelco a cada rodaja partida nos iba sorprendiendo entre versos como:

“La erección de la silla
se produjo en circunstancias
incómodas.”

Con tristeza, frustración, calcetines, sorpresa, parejas perfectas, lavadoras,  juegos de palabras, sopas, aspiradoras y un amor que también ella reconoce en su poema “Advertencia” donde para la autora…

“Amar es un verbo de la 1ª conjugación,

Su uso puede causar daño.

Amar puede crear adicción.

Amar puede matar.

Amar es pernicioso para su salud

Y para la de quienes le rodean.

Amar provoca cáncer de corazón.

Existen tratamientos para dejar de amar” 

A lo largo del poemario Martaerre hace rodajas grandes y sabrosas pero también micro rodajas en una visión muy particular de la micropoesía que entre sus versos llega a la mínima expresión de la misma. Una perfo representación de lo más gastronómico donde Martaerre entre melones, peces y versos compartió con los asistentes algunas rodajas de su libro.

 

Marta R. viene a Granada con un melón bajo el brazo. Un melón sin calar. Un (libro melón) lleno de versos para compartir.

Lugar: Subterránea Cómic
C/ Horno de Abad (frente a pub Planta Baja)
20,30 h.

Marta R. Sobrecueva (www.miraletras.blogspot.com)

Nacida en Valencia en los 70. Su trabajo poético ha sido publicado en revistas literarias, entre ellas “La hamaca de Lona” y “El Casco”, así como en los Pliegos de la Asociación poética Caudal y Fundación inquietudes. Mantiene desde 2009 un blog de poesía llamado “De la poesía y otras disciplinas en palabras”. En septiembre de 2011 sale a la luz su opera prima poética “El libro melón”, publicado dentro de la colección “Hecho en Lavapiés” de Ediciones Amargord. A su vez escribe microrrelatos y relatos breves, así queda finalista, en prosa, en el Premio Ana Mª Matute 2007 por su relato “Retrato o Historias de la nada”. Ha colaborado con la Casa Museo Blasco Ibañez coordinando Perfopoéticas ¡Oh siglo XXI!, recital colectivo dado dentro de los Encuentros Literarios Malvarrosa 2011, así como gestionado diversos encuentros poéticos en Valencia – Café de las Horas y La Ola Fresca – así como recitales de poéticas variadas en Asturias, Cangas de Onis, Bar Filandón, y en Avilés coordinando con el poeta Sergio Taboada, El cafetón. Frecuente de cafés literarios de Valencia (El Dorado, Kafcafé, Ateneo al margen, Rayuela) y Madrid (Tapas y Fotos, Badulake) y Fuenlabrada, así como de eventos tales como Edita(Punta Umbría), Las noches del cangrejo(Sevilla), Voces del Extremo(Moguer), Ediciones Salvajes(Badajoz), Festival Nosomostanraros 2011(Elche). En noviembre de 2011 es invitada como ponente para el evento POSTPOESÍA. ¿Un nuevo paradigma? llevado a cabo en el taller de escritura creativa dirigido por Rosario Raro de la Universidad Jaime I de Castellón.

También ha volcado su poesía en el campo de la performance, colaborando con la Asociación de arte de acción/performance Sinberifora, y en videoarte con el artista videorealizador y performer Alvaro Pichó.

Compañía Ópera de Donestk y Concertlírica

Orquesta, coro y solistas, 120 artistas – Subtitulos al castellano.

Lleno absoluto en el Isabel la Católica en una ciudad que, obviamente, está deseando ver ópera  a pesar de lo mucho que se hacen de rogar buenas propuestas como las de este fin de semana en su cartel. Una buena compañía, ucraniana pero muy internacionalizada en su reparto y una ópera que siempre tiene buena acogida. Resultado, éxito seguro.

En esta ocasión ha estado interpretada por la soprano Maribel Ortega en el papel de Turandot, el tenor Giorgie Meladze en el papel de Calaf, la soprano Irina Golovchenko como Liù, el barítono Vladislav Lisak como Ping y el bajo Yuri Alexechuk como Timur. 

Turandot ópera en tres actos con música de Giacomo Puccini , libreto de Giuseppe Adami y Renato Simoni. Estrenada el 25 de abril de 1926 en La Scala de Milán, en España se estrenó en el Gran Teatro del Liceu de Barcelona el 30 de diciembre de 1928. La obra se desarrolla en Pekín, en la China Imperial. Allí reina el terror porque Turandot, la hija del Emperador Altoum, ha decidido que sólo se casará con aquel Príncipe que consiga resolver los tres enigmas que ella le proponga. En caso contrario, la pena para el pretendiente es la muerte, y ya son varios los Príncipes que han dejado la vida a pies de la Princesa.

En ese Pekín aparece Timur, un anciano rey tártaro depuesto, a quien acompaña su joven y fiel esclava Liu. Allí se encuentran con Calaf, hijo de Timur, a quien su padre creía muerto, y por quien Liu siente un secreto amor. Los tres ocultan su identidad. Al ver a Turandot, despierta en Calaf una repentina pasión y decide optar a su mano; tratan de persuadirle Timur, Liu y los tres cortesanos -Ping, Pang y Pong-, pero es en vano. Sometido a la prueba de la Princesa, Calaf resuelve los tres enigmas en medio de una gran algarabía popular.

Pero Turandot, vencida, no quiere cumplir su promesa, a pesar de la insistencia de su padre. Calaf, entonces, le ofrece una alternativa. Si antes del amanecer ella consigue saber su nombre, él morirá. Si no, se casarán. Turandot ordena que nadie duerma en Pekín esa noche y que toda la ciudad intente descubrir el nombre. Liu es llevada ante Turandot y, temiendo revelar el nombre de Calaf bajo tortura, se clava un puñal. Horrorizado, el Príncipe reprocha a Turandot su crueldad y luego la besa apasionadamente.

El beso deshace el hielo que envuelve a la Princesa, y se da cuenta de que está enamorada de Calaf, con quien, finalmente, accede a casarse.

Para terminar bien el mes de este año bisiesto nada mejor que haber estado el día 29 en el concurso de maquetas “Emergentes” del Planta Baja. Puedo asegurar que para mí fue un concierto “de impacto”. De las veces que he podido ver a Mistaken en concierto esta es la que, para mí, ha sido la mejor. Se les vio cómodos en el escenario, creciendo por momentos y dándose al público por completo. Con más tablas cada vez, más compenetrados musicalmente (a pesar de que la batería andaba sola y casi había que perseguirla) y al final Javi consiguió que la gente casi se metiera en el escenario con ellos. Ojalá tengan suerte en este concurso, se la merecen.

El segundo grupo de la noche The Miskins Ronson empezó sonando muy bien y a pesar de que no pude quedarme hasta el final del concierto (problemas de los que trabajamos al día siguiente) los temas que pude escuchar me gustaron bastante. Está claro que el panorama nacional tiene una buena cantera de grupos por los que ahora mismo apuestan algunas salas pero deberían fijarse más fuera de la provincia.