Archivos para julio 31, 2010

Se cumplen 20 años del Parapanda. Parecía imposible tras las muchas dificultades que ha atravesado este festival para seguir adelante año tras año. Veinte años, que no es nada y a la vez es mucho teniendo en cuenta que estamos en Granada, tierra donde todo es un poco más difícil. Veinte años trayendo a Íllora lo mejor del folk y ayudándonos a conocer grupos de folk peninsulares y otros internacionales. Este año se echa en falta más internacionalidad pero aún así es un festival completamente redondo.

El de ayer fue el típico festival que uno se arrepiente si se lo ha perdido. Abrió la escena Ismael Peña. Ese “mirlitón” que abrió el camino de la recuperación de la música folk nacional desde su Banda del Mirlitón y lo hizo, con  mucho sentimiento a pesar de su menguada voz, homenajeando a Miguel Hernández.

Tras él, la magnifica actuación de Lombarda que pasó por todo su repertorio más conocido manteniendo en todo momento al público animado. Se trata de un grupo consolidado con varios discos y muchas actuaciones a las espaldas y se les nota la calidad musical, el buen hacer y la profesionalidad de sus componentes. Mostraron también parte de sus últimos trabajos, que no han sido grabados y sólo pueden escucharse en directo. Tal como dijo Sixto MorenoNo merece la pena grabar discos tal como está el mercado“. Así, escucharles anoche era un lujo ya que sólo  así es posible conocer estos nuevos temas. Entre los de siempre, las Coplas del afilaor, la Canción de la aceituna, el Romance de Mariana Pineda, cantos de corro y rueda conocidos por todo el mundo, etc. 

Un momento estelar fue verles compartir escenario con Eliseo Parra cantando Debajo de tu ventana, uno de los grandes temas que ha grabado este grupo en colaboración con otros autores y que estuvo incluido en su disco “Dalequetedale”. Para terminar su actuación eligieron La feria del Este, una de las canciones de su repertorio que más anima al público a participar.

El broche de oro de la noche en este 20º Parapanda Folk estuvo a cargo de Coetus y Eliseo Parra. Coetus se autodenomina como “Banda de percusión ibérica” y con una fuerza y un sonido impresionantes consiguen acompañar e interpretar cualquier tipo de cante y estilo tan sólo con percusiones, muchas de ellas de fabricación casera o de origen tradicional como cucharillas, azadones, sartenes, etc. Impresiona escucharles pero sobre todo verles en el escenario con un ritmo que llena de sonido cualquier recinto y consigue que poco a poco la gente se vaya animando a bailar, comenzando por quienes conocen el tipo de danza interpretada y terminando por una gran cantidad de público asitente que terminamos improvisando bailes “charros” con más ganas de marcha que otra cosa.

Con Eliseo Parra nos ofrecieron  un amplio repertorio de temas tradicionales de varios puntos de la península como el “Son darriba” de Asturias, “El canto de la Sibila” de Mallorca o “El mandil de Carolina”, interpretaron las típicas seguidillas y piezas de la zona de Sanabria. Era lógico que al terminar el público pidiese varios bises y ahí es donde quien no bailaba al menos hacía palmas.

Eliseo Parra pone difícil hablar de su actuación. Para mí es la gran voz masculina del folk nacional. Con una potencia y una calidad fuera de serie se atreve con cualquier estilo y cualquier procedencia de las canciones que interpreta y todas ellas las canta con la misma maestría. Se atreve también con cualquiera de las lenguas que conforman el mosaico lingüístico español y con su toque especial, su simpatía y su cercanía al público consigue que el público no quiera que termine su actuación.

Un gran día en el Parapanda con grandes momentos por parte de todos los intérpretes y canciones que quedan para el recuerdo y para poder decir que un año más, este festival organizado por Antonio Caba ha vuelto a ser un éxito.