Bodas de sangre en el Teatro Alhambra

Publicado: marzo 1, 2010 en TEATRO

Desde el comienzo, la tragedia lorquiana se ve venir en cada uno de los detalles y las palabras, que muchas veces parecen anticiparla en el fatalismo vital de la madre. La adaptación que ha dirigido José Carlos Plaza y que ha contado con la bailaora y coreógrafa Cristina Hoyos para los momentos de danza dentro de la obra, sigue con bastante fidelidad el original de Lorca y sin embargo, el Centro Andaluz de Teatro, ha sabido imprimirle detalles que la reactualizan con la capacidad de estas tragedias para ser intemporales.

La obra está basada en un hecho real del que posteriormente se ha reconstruido casi toda su verdadera historia y que fue conocido como “El crimen de Níjar“. A partir de éste, Lorca consiguió construir una historia donde el destino del hombre se interpone en su vida y sin conseguir escapar a él, se encamina siempre hacia lo irremediable. Las pasiones, de las cuales no se puede huir sin llegar a ser víctima de ellas, se transforman en metáfora de la vida y de la muerte.

A partir del personaje de la madre, que interpreta de forma sublime Consuelo Trujillo, Lorca nos enseña cómo, la llamada de la sangre, la pervivencia de la memoria y las heridas de toda una vida se unen para intentar burlar el destino de una familia rota. Vemos en ella un fiel retrato de las costumbres, lo aceptado como correcto para que la vida pudiera seguir un curso tranquilo, la maternidad, la tierra, la honra, los valores ancestrales depositados en la figura de una mujer firme y autoritaria que dirige el destino de los suyos hasta que la muerte se los arrebata.

El montaje en general resulta impresionante, desde el mismo escenario casi abstracto que se parte y divide por luces y en el cual sólo aparecen puntualmente algunas sillas y algunos elementos metafóricos como una madeja de lana roja que es cortada por doncellas al final de la obra como símbolo de la sangre a punto de derramarse. El juego con los colores, el rojo presente en casi todas las escenas importantes (el vestido de pedida de la novia, los zapatos de boda del novio) como presentimiento de la tragedia, los blancos y los negros simbolizando también la vida y la muerte, lo aceptado y lo irremediable. Una interpretación sobria, intensa, acertada, que deja al espectador con cierta angustia durante una representación que se hace corta a pesar de sus casi dos horas de duración.

Ficha Técnica:

Autor: Federico García Lorca.
Con: Consuelo Trujillo, Noemí Martínez, Carmen León, Olga Rodríguez, Israel Frías, Luis Rallo, Maica Barroso, Ana Malaver, Carlos Álvarez-Novoa y otros.
Escenografía y ambientación: Paco Leal y José Carlos Plaza. Coreografía: Cristina Hoyos.
Dirección: José Carlos Plaza.

Fechas: 24 de febrero al 7 de marzo 2010 Lugar: Teatro Alhambra (Granada)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s