Archivos para marzo, 2010

Bajo consignas republicanas en un festival que llevaba como título “FESTIVAL AGITACIÓN. Por la tercera república“, Def con Dos llenó por completo la Sala el Tren la pasada noche. Entraron en el escenario con fuerza, desplegando una potencia que llegó al público de forma inmediata provocando desde los primeros temas los gritos y el movimiento de los asistentes. Eso es Def con Dos, un grupo de culto para todo el que se considere antisistema.

Moviéndose entre un hardcore punk y rap metal alternativo que han generado un estilo propio, su sonido es tan contundente que se puede catalogar al margen de sus letras, con las que se puede estar más o menos de acuerdo ya que el grupo hace una crítica social ácida y a veces extrema de la sociedad actual y los problemas actuales.

Tocaron los temas clásicos por los que se les ha ido reconociendo a lo largo de muchos años ya que este grupo comenzó a tocar (aunque no con la formación actual) en 1989. Temas como “Agrupación de mujeres violentas“, “Acción mutante” (banda sonora de la película del mismo título), “El día de la bestia” (también de la misma película) “Tuno bueno, tuno muerto” (en los créditos de Tuno Negro) junto a otras de su último disco.

El público convencido desde los primeros momentos, coreando canciones y entonando consignas en apoyo de la libertad y la república y a pesar de que todo parecía ser un buen caldo de cultivo para una noche un poco pasada de vueltas el ambiente fue de respeto absoluto y disfrute del concierto dentro del buen ambiente al que contribuyó el hecho de que los asistentes conocían bien los límites entre las consignas y la sensatez. Entre disfrutar de “cierta” libertad de expresión y hacer mal uso de ésta. Muy buen concierto para noche de viernes en Granada y se fueron dejando buen sabor de boca y ganas de volverles a escuchar.

No puedo decir lo mismo del grupo que abrió el concierto, “Los chicos del maíz” quienes, con unas letras ingeniosas, incisivas, un rap transgresor capaz de tocar todos los personajes presentes en las noticias de actualidad así como a los políticos de signo contrario a sus planteamientos políticos, tras una actuación más que decente terminaron haciendo apología de la violencia, del tiro en la frente y del policía muerto y ahí ya no me vale música ni consignas ni libre expresión porque ese policía al que ellos no les importa ver morir puede ser mañana uno de sus propios hijos, la vida, chavales, no sabemos nunca hacia donde nos lleva y España ha perdido muchos avances con los focos de violencia injustificada que dieron al traste ya con dos repúblicas en un país inmaduro que escuchando algunas de estas letras parece congelado aún en esa inmadurez política y social.

Ahora que les conozco sé que no quiero volver a escucharles. Las consignas erróneas conducen al fracaso y la juventud no necesita líderes violentos, sino líderes inteligentes capaz de buscar un cambio a través de la realidad social, nunca… repito, nunca jamás, apoyándose en la violencia.
Anuncios

TÍTULO: La alambrada de mi boca

AUTOR: Ana Pérez Cañamares

Editorial: Baile del Sol

Edición: octubre 2007 . 2ª Edición: junio 2009

TRES… DOS… UNO…

Si cada poeta tiene su propio universo y juega con él combinándolo y construyéndolo a su antojo, Ana tiene un multiverso con el que es capaz de revivir sus recuerdos y darle forma a sus pensamientos.
A través de este poemario, la autora toca tres partes de sí misma para dejar que nos acerquemos a su mundo a través de sus versos y lo hace con una cercanía que nos hace sentirnos casi cómplices de lo que nos cuenta.
TRES… es el momento en que Ana P. Cañamares mira a lo más querido por ella, su madre y su hija. Las mira desde una realidad dolorosa que contrapone a quien se va y produce el dolor de la pérdida y a quien se queda, dejándole el dolor de la incertidumbre y el deseo siempre presente de intentar evitarle los futuros sufrimientos.
DOS… está ubicado en el interior del corazón de Ana. En los amores presentes y pasados, en el presentimiento de la evolución del amor en el futuro. Es la parte quizás más íntima y profunda de estos versos.
UNO… es el mundo que la rodea, las cosas donde ella ve poesía. La casa, la ciudad, la ventana, el balcón, la cama. Todo lo que queda cerca de su cuerpo termina envolviéndola para que ella exprese lo que vive y lo que siente en cada momento.
Leer “La alambrada de mi boca” es, por tanto, una forma de conocer a Ana P. Cañamares, una forma de ver dentro de ella y a la vez, mirar a través de sus ojos. Es, uno de esos poemario que se releen varias veces antes de ser capaz de hablar sobre ellos y aún así, sabes que en una siguiente lectura entenderás un poco mejor a la autora.
Ana P. Cañamares es exactamente como escribe, directa, sencilla, simpática y a la vez profunda y todo esto hace de ella una autora con una fuerza en su poesía que merece la pena no pasar desapercibida para los miles de lectores de poesía que un día llegan a una librería abrumados por la cantidad de títulos disponibles. Por eso, desde aquí, ahora que se ha reeditado este libro, tengo que animar a quienes aún no lo hayan leído a hacerlo antes de que vuelva a agotarse la edición.

Para conmemorar el Día de la Mujer, la asociación BENCILEMA me ha invitado a una lectura de poemas durante un acto en el que se han dado a conocer nuevos proyectos y han circulados ideas para hacer más activas a las mujeres de nuestro municipio. Para ellas y por éste día que para cada una de nosotras tiene un significado, hice este poema que les he leído hoy y que os dejo por aquí precisamente por eso, porque somos “Mujeres“.


Mujeres

Como piedras, mujeres.
como flores, mujeres.
como árboles con frutos,
también mujeres.

Como madres, mujeres
como hijas, mujeres
como diosas fuertes
de una civilización perdida,
mujeres.

Como hierba verde,
como canela en rama,
como pan casero,
como huerto labrado
en mitad de la vega,
mujeres.

Como fresa y alba,
como estrella y ámbar,
como brumas frescas,
como olas eternas,
como arena o fieltro,
de seda o cuero,
mujeres.

Mujeres, siempre mujeres
versos por hacer,
piel por recorrer,
alma por grabar,
pechos ardientes
amamantando niños,
olor a vida,
siempre, mujeres.

(Inédito)

Granada Blues Band en la BoogaClub

Publicado: marzo 6, 2010 en MÚSICA
Hace más de veinte años de que esta banda, antes incluso de llamarse “Granada Blues Band” iba dejando en la ciudad el buen sabor de boca que queda tras escucharles.Más de veinte años que les escucho en distintos sitios, con distinta formación en el grupo, pero siempre con la misma calidad desde sus comienzos. Este tiempo les ha servido para ganar en calidad poco a poco y eso, hoy por hoy, se les nota.

En parte, ésto se debe a la gran calidad de sus músicos y del que es su voz y el alma de esta Blues Band, un granadino de adopción, pero nacido en Francia. Se trata de Pecos Beck, un hombre que no canta, vive la música. No la interpreta, la siente. Desde que sube al escenario, este hombre de aspecto bohemio y casi desaliñado se mete en su verdadera piel y desgarra con una pasión extraordinaria cada uno de los temas que interpreta.

El mérito no es sólo suyo, junto a él, uno de los guitarras más impresionantes que he escuchado, José Luís Pizarro. A veces se queda sólo en los temas, no porque el resto de músicos no esté actuando, sino porque el oído se centra en los acordes que salen de la guitarra de este hombre que sin mover un músculo de la cara, sin inmutarse apenas ante los impactantes cambios de ritmo, hace sonar las cuerdas como si tuvieran vida propia. A veces es imposible seguir sus manos por el traste pero el oído no pierde una sola nota cuando este hombre tan peculiar está tocando.

Junto a ellos, Antonio Valero (batería), Pepe Castro (bajo), Nardi Catellini (saxo), Eric Sánchez (trompeta) y Estanis Peinado (órgano) completan una formación que se ha consolidado con una fuerza arrolladora y que en Granada tienen una cantidad de seguidores que les asegura el lleno donde actúen. Ayer no podía ser menos y la BoogaClub estuvo muy animada durante el tiempo en que ellos ocuparon el escenario.

Aunque en su web no aparecen las fechas tocarán si no recuerdo mal el 8 y el 26 de abril de nuevo en la BoogaClub (dato también por confirmar) así que aún estamos a tiempo de disfrutar otro par de noches con ellos.

Bodas de sangre en el Teatro Alhambra

Publicado: marzo 1, 2010 en TEATRO

Desde el comienzo, la tragedia lorquiana se ve venir en cada uno de los detalles y las palabras, que muchas veces parecen anticiparla en el fatalismo vital de la madre. La adaptación que ha dirigido José Carlos Plaza y que ha contado con la bailaora y coreógrafa Cristina Hoyos para los momentos de danza dentro de la obra, sigue con bastante fidelidad el original de Lorca y sin embargo, el Centro Andaluz de Teatro, ha sabido imprimirle detalles que la reactualizan con la capacidad de estas tragedias para ser intemporales.

La obra está basada en un hecho real del que posteriormente se ha reconstruido casi toda su verdadera historia y que fue conocido como “El crimen de Níjar“. A partir de éste, Lorca consiguió construir una historia donde el destino del hombre se interpone en su vida y sin conseguir escapar a él, se encamina siempre hacia lo irremediable. Las pasiones, de las cuales no se puede huir sin llegar a ser víctima de ellas, se transforman en metáfora de la vida y de la muerte.

A partir del personaje de la madre, que interpreta de forma sublime Consuelo Trujillo, Lorca nos enseña cómo, la llamada de la sangre, la pervivencia de la memoria y las heridas de toda una vida se unen para intentar burlar el destino de una familia rota. Vemos en ella un fiel retrato de las costumbres, lo aceptado como correcto para que la vida pudiera seguir un curso tranquilo, la maternidad, la tierra, la honra, los valores ancestrales depositados en la figura de una mujer firme y autoritaria que dirige el destino de los suyos hasta que la muerte se los arrebata.

El montaje en general resulta impresionante, desde el mismo escenario casi abstracto que se parte y divide por luces y en el cual sólo aparecen puntualmente algunas sillas y algunos elementos metafóricos como una madeja de lana roja que es cortada por doncellas al final de la obra como símbolo de la sangre a punto de derramarse. El juego con los colores, el rojo presente en casi todas las escenas importantes (el vestido de pedida de la novia, los zapatos de boda del novio) como presentimiento de la tragedia, los blancos y los negros simbolizando también la vida y la muerte, lo aceptado y lo irremediable. Una interpretación sobria, intensa, acertada, que deja al espectador con cierta angustia durante una representación que se hace corta a pesar de sus casi dos horas de duración.

Ficha Técnica:

Autor: Federico García Lorca.
Con: Consuelo Trujillo, Noemí Martínez, Carmen León, Olga Rodríguez, Israel Frías, Luis Rallo, Maica Barroso, Ana Malaver, Carlos Álvarez-Novoa y otros.
Escenografía y ambientación: Paco Leal y José Carlos Plaza. Coreografía: Cristina Hoyos.
Dirección: José Carlos Plaza.

Fechas: 24 de febrero al 7 de marzo 2010 Lugar: Teatro Alhambra (Granada)