Construyendo versos en los Diablos Azules

Publicado: febrero 16, 2010 en EVENTOS, POESÍA

Una construcción de lujo. Buenos materiales, sólidos y unas ganas de construir, reconstruir y deconstruir que fueron directamente responsables de que todo saliera tan bien la noche del sábado en Los Diablos Azules.


Al final fuimos 13… el día 13. El frío nos jugó una mala pasada dejando fuera de juego a tres de los anunciados en el cartel. Espero que se hayan recuperado, se les echó de menos aportando su granito de arena para este edificio tan singular, esta casita de versos que nos hicimos a medida para resguardarnos de la nieve madrileña.


Fue, sin dudas, un cálido refugio donde compartir inéditos con un lujo de poetas como son Antonio Díez, Gsús Bonilla, Francisco Brives, David Refoyo, José Luís Zúñiga, Santiago Tena, José Naveira, Isabel García Mellado, Iñaki Echarte, Javier Belinchón, Hasier Larretxea, Marcus Versus y yo.

Realmente fuimos 12 más uno y la variedad de voces, estilos, temas, tendencias e influencias quedó patente mientras los poetas, agrupados de tres en tres iban subiendo al escenario a compartir algunos de sus poemas. Hubo poemas sobre amor, sobre vida, sobre el hoy, voces contundentes, voces enamoradas y voces a salvo del desamor. Hubo poemas en castellano, euskera y gallego. Hubo poemas largos y poemas cortos. Hechos hace años y escritos para este recital. Más no se podía pedir y por supuesto, todos los que estábamos allí disfrutamos este momento.


Y lo del doce más uno no es huir de la mala suerte. Realmente, fuimos doce poemas recitando poemas inéditos y un poeta quemando sus viejos versos. Marcus Versus (cómo no) se decidió a quemar su poemario sobre el escenario dando lectura, por última vez a algunos de sus más leídos poemas y asegurando que nunca más volverá a leerlos.

El toque de improvisación y originalidad lo tuvimos al final cuando un grupo de personas celebrando el carnaval entró en el local altavoces en mano vestidos de “COP” cacheando a Marcus Versus, simulando un registro y una desinfección del local dejándonos a todos sorprendidos no tanto por la original intervención sino porque tratábamos de averiguar si alguno de nosotros era responsable de lo que estaba ocurriendo.

Una noche espectacular en muchos sentidos. Una noche que supone el principio de un proyecto constructivo que nos traerá alguna que otra sorpresa próximamente. Y espero, que no sea la última noche.

comentarios
  1. Voltios dice:

    me alegro que lo pasaseis genial

  2. Qué pena, María. No hay niguna foto tuya.

  3. gran noche! … y me uno al comentario de zúñiga: dónde estabas tú? abrazo!

  4. Yo estaba tras la cámara para que salieran las de los demás. De todas formas he dejado una donde estoy yo en el facebook (me la hizo Isabel) pero no estoy leyendo. De todas formas si alguien sacó alguna mía que me la envíe plisss… Besos.

  5. Ostis, ahora que me fijo yo tampoco salgo, jeje. Se ve que me confundí porque vi las de FB

  6. Oh!! error imperdonable José Luís, me falta una foto donde apareceis los tres de tu grupo lector. Lo soluciono sobre la marcha… aysss!! Besos!!

  7. jijiji, y no te olvides de ti

Responder a Jose Zúñiga Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s