Celda 211. Cine bien hecho, aunque sea español.

Publicado: diciembre 9, 2009 en CINE
TÍTULO ORIGINAL: Celda 211
AÑO: 2009
DIRECTOR: Daniel Monzón
REPARTO: Alberto Ammann, Luis Tosar, Antonio Resines, Manuel Morón, Carlos Bardem, Fernando Soto,Marta Etura, Luis Zahera, Vicente Romero
GUIÓN: Jorge Guerricoechevarría, Daniel Monzón

¿Qué pasa en la cabeza de una persona cuando sobrevivir a una situación casi límite es lo único que importa?. Juan, funcionario de prisiones se incorpora al Centro Penitenciario de Zamora al día siguiente de su visita. Lo que debía ser una visita para conocer su nuevo puesto de trabajo se convierte en tragedia cuando, durante su estancia, se desata un motín y debe hacerse pasar por un preso para sobrevivir.
Sus dotes de observación, su frialdad y su rapidez mental le hacen conseguir inicialmente su objetivo y una vez engañados los presos se dispone a manejar la situación para salir de allí indemne y a ser posible conseguir que no haya víctimas durante el motín. Pero lógicamente, las cosas no son tan fáciles cuando hay tantas cosas en juego y tarde o temprano todo toma un rumbo completamente distinto del que Juan esperaba.
La historia nos hace reflexionar sobre la lealtad, las mentiras, el miedo, los abusos y sobre cómo determinadas situaciones se manejan según conveniencia política olvidándose de que tras los colectivos marginales también hay personas.
Basada en la novela de Francisco Pérez Gandul, Celda 211 es posiblemente la mejor película española del año y la que más se recordará al hablar de la filmografía de Luís Tosar. En el papel de Malamadre, este actor borda aquí su papel, lo hace creíble y le imprime una crudeza y una desesperación tan intensas que cuesta trabajo recordarle en otros papeles y durante la proyección uno se olvida del actor que hay tras la magnífica interpretación.
Ocurre otro tanto con actores de la talla de Antonio Resines y nos pone frente al descubrimiento de Alberto Amann y aunque el papel daba bastante más de sí como actor no se queda atrás entre Tosar y Resines lo cual, ya es mucho.
Capaz de mantener al público 110 minutos expectante, la película supera la etiqueta de “drama carcelario” y se convierte en un drama humano donde los que nos presentan como “lo peor de la sociedad” luchan por una dignidad mínima. Naturalmente, algo así no podía prescindir de la violencia desde la primera escena pero incluso así, como película es sencillamente demoledora.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s