Ágora

Publicado: octubre 12, 2009 en CINE
TÍTULO: Ágora
Hablar de Ágora simplificando la historia que Amenabar nos presenta sería muy sencillo. Se trataría de contar la historia idealizada de Hipatia, el amor de Orestes por ella y la situación política y religiosa de finales del Imperio Romano en Alejandría. Pero creo que Hipatia realmente ha sido una excusa.
La película, a través de sus personajes nos va mostrando cómo la intransigencia, la intolerancia, la incapacidad del hombre para respetar a aquellos que no piensan como él mismo se vuelve contra cualquier sociedad a través de los fanatismos.
Nos enseña también cómo siglos después de la caída del Imperio Romano, de retroceso que supuso en el saber humano dejar de lado las enseñanzas de los clásicos y la filosofía y dejar que el cristianimo manipulado se hiciese con el control del mundo hizo mucho daño a una sociedad que tardó más de doce siglos en volver a reelaborar hipótesis y recuperar conocimientos que ya tenían griegos y romanos.
Hipatia representa la capacidad para cuestionarse el mundo, la tolerancia, la reflexión, la aplicación de la filosofía a la vida. La búsqueda del conocimiento a pesar del sacrificio de su propia vida y no sólo en el sentido emocional sino también literal ya que la crueldad con que se le dió muerte (completamente suavizada en la película) significó también la muerte y desaparición de muchos valores y la entrada en escena de un fanatismo que ahora nos parece lejano pero estuvo también ahí, un terrorismo religioso llevado a cabo por cristianos que a pesar de las supuestas enseñanzas que recibían eran capaces de desollar viva a una mujer por lo que representaba para ellos.
La vida de la hija del matemático Teón tuvo un trágico final, el mismo que tuvo un Imperio al que aún debemos la base de nuestra cultura completamente romanizada a pesar de las muchas civilizaciones que se han sucedido en nuestra historia. Ágora no es la historia de Hipatia, ni la historia de Alejandría. Es la historia del daño que puede llegar a causar cualquier tipo de fanatismo, sea éste de la religión que sea. Es la historia de lo que supone para el hombre la intolerancia a pesar de que una y otra vez, el hombre lo olvida.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s