Archivos para julio, 2009

Hoy voy a empezar el post por el final. O sea, por el mejor momento del concierto, cuando León Gieco se subió al escenario con todos los intérpretes que habían participado en su homenaje y armado con una acústica levantó el público de las incómodas y super fashions sillas de la Plaza de las Culturas. Allí, levantados, coreando sus canciones y acompañando con palmas, es cuando parecía que de verdad estaba sucediendo algo. Es cuando la actuación parecía haber comenzado.

Dicho así, parece que desmerece las actuaciones anteriores, pero no sería justo. Sencillamente, León Gieco es un pedazo de artista, la experiencia es un grado y sus seguidores, incondicionales y otros que estábamos por allí para disfrutar de un rato de música, supimos agradecerlo.

León Gieco es toda una institución en Argentina. Músico, cantautor, compositor, intérprete… autosuficiente musicalmente hablando. Pero sobre todo, un músico que ha sabido poner la canción protesta al servicio del pensamiento libre en su país. Su música, mezcla de rock argentino con un género más folklorico destaca por su compromiso con los derechos humanos y la solidaridad con los sectores marginados de la sociedad.

Sus letras, algunas tan conocidas y versionadas como “Sólo le pido a dios” pueden ser disfrutadas como pura poesía y a través de ellas, León ha contado y ha cantado todo lo que ha visto y vivido en una Argentina que siempre ha tenido mucho que contar.

Antes de que el cantautor se hiciera con el dominio absoluto del escenario con su presencia, el homenaje pasaron por el escenario, con un buen repertorio muy apropiado para el mismo, el dúo formado por Alberto Alcalá y Patricia Lázaro, tras ellos, Fran Fernández, Salvador Amor y la BBC con algunos de sus minicomponentes: Fede Comín, Bruno Bonacorso y la magnífica voz de Elena Bujedo. El cierre del homenaje estuvo a cargo del también argentino Carlos Andreoli que tuvo la dificultad de subir al escenario tras la emotividad de la actuación anterior en la que, como un espontáneo muy apreciado, el propio León Gieco se mezcló con el grupo cantando la canción que habían elegido de su repertorio.

Cantando canciones propias y algunos temas de León Gieco, entre todos ellos hicieron que el trasnoche del concierto anterior fuese un agradable encuentro con este tipo de música que aunque últimamente está recibiendo más apoyo a través de concursos y encuentros de cantautores, siempre estará (afortunadamente) lejos de los circuitos más comerciales y el poder omnímodo de las grandes discográficas.
Visto lo visto (o más bien escuchado), yo recomendaría no perder de vista a Salvador Amor y su disco “Qué nos pasó?” y a BBC y los minicomponentes con su grabación homónima Vol. 1. El nuevo disco de Fran Fernández, “Eco del tiempo” también dará que hablar entre los aficionados a este tipo de música. Del resto, sólo decir que entre las posibilidades musicales de Alberto Alcalá y Patricia Lázaro y el ya conocido trovador Carlos Andreoli, Granada disfruta de vez en cuando de un amplio y variado elenco de música de cantautor que se renueva día a día con estupendas incursiones en este difícil mundo de la música.

Título: Antología del Beso
Autor: VV.AA (83 poetas)
Editorial: Mitad Doble Ediciones
Colección: Robadores – Poesía última española
1ª Edición: marzo 2009

Las antologías, de por sí, suelen ser publicaciones desiguales en cuanto al contenido de sus poemas. Cuando se reunen, como en este caso, ochenta y tres poetas en un solo libro es imposible que todos sean de nuestro gusto pero en este caso hay una selección bastante buena y unos poemas que si bien, no todos ellos son estrictamente sobre el beso, la mayoría sí lo son y un buen número de ellos son de una calidad extraordinaria. La cantidad de buenos poemas recogidos aquí justifica ya de por sí leer todo el libro.
Editado por Mitad Doble Ediciones y dirigido por Julio César Jiménez, esta obra ha reunido una buena variedad de besos contemporáneos de los que nos explican que “A pesar de considerarse una vieja institución dentro del eje temático del amor y sus alrededores en la poesía de todos los tiempos, el beso escrito, deseado o satisfecho, ignorado o insatisfecho -nunca social-, aparece expuesto en esta muestra actual de poetas españoles —todos menores de cuarenta años— completamente desnudo, fresco, reciente, revisado, polivalente, protagonista.Los ochenta y tres que pueden leerse en estas páginas no desprenden excusas para servir de instrumento a otros fines: son elegidos por su exigencia simbólica de agotarse en ellos mismos, de querer recordarnos que después de ellos, la materia carnal suele ser la misma siempre, como si pararse en él, en retenerlo saboreándolo, diera sentido a la diferencia con respecto a todos los demás roces que se disfrutaron en la vida.”
Los poetas incluidos son Agustín Sierra, Agustín Calvo Galán, Alejandro Pedregosa, Ana Tapia, Ana Vidal Egea, Andrés Neuman, Ángel Manuel Gómez Espada, Ángela Jiménez Pérez, Ángela Torrijo, Antonia Ortega Urbano, Antonio Aguilar, Antonio Blanco, Antonio Méndez Rubio, Antonio Mialdea, Antonio Orihuela, Antonio Praena, Antonio Quesada, Athina-Styliani Michou Rorris, Augusto López, Begoña Callejón Aliaga, Ben Clark, Carmen López, Caterina Valdés, Cristina Consuegra Abal, Daniel Lázaro Abolafio, David Delfín, David Leo García, Eduardo Chivite, Elena Medel, Enrique Falcón, Estefanía Rodero Sanz, Diego Vaya, Estíbaliz Espinosa, Fatima Nunhez Delgado, Ernesto García López, Fernando Valverde, Francisco Cenamor, Francisco León, Francisco Onieva, Ignacio García Cabrera, Iker Biguri, Inés Toledo, Inma Luna, Isabel Bono, Isabel Perez Montalban, Izaskun Gracia, Javier Almuzara, José Blanco, José Daniel García, José Enrique Salcedo, Jose Luis abraham, José Luis Pérez Pastor, José Luis Piquero, Josefa Parra, Juan Andres Garcia Roman, Juan Carlos Abril, Juan Carlos Martínez Manzano, Luis Bagué, Luis Luna, Mª Lourdes De Abajo Fernández, Marga Blanco Samos, María Inmaculada Fernández Barjola, Maria Salvador, Mario Cuenca Sandoval, Marta Zafrilla, Mertxe Manso, Miguel Ángel Contreras, Miguel Mejía Pérez, Nacho Abad, Nacho Montoto, Pablo Fidalgo Lareo, Rafael Calero, Rafael Espejo, Rafael Saravia, Raquel Lanseros, Raúl Díaz Rosales, Rubén Romero Sánchez, Sergi Puertas, Sofía Rhei, Sonia Betancort, Vicente Luis Mora, Vicente Muñoz Álvarez, Yolanda Castaño.

Algunos de los besos publicados en este libro se pueden leer en Peripatetismos 2.0.

El libro se puede adquirir en Granada en: Babel Libros
En Málaga: Librería Prometeo

Así que sólo queda recomendaros su lectura y enviaros, como no, muchos besos…

Espacio Luke

Publicado: julio 13, 2009 en LITERATURA, REVISTAS

De entre las revistas digitales dedicadas a la cultura, Espacio Luke es una de las que más tiempo lleva en red. Su nº 0 se editó en enero de 2000 y este mes se ha editado el nº 108. A lo largo de este tiempo ha ido cambiando de estética, siempre para mejor y objetivamente, también ha mejorado en cuanto a la calidad de sus contenidos.

Espacio Luke suele hablar de Cine, Literatura, Música, Arte y por supuesto, incluye artículos de opinión muy interesantes. En algunos números incluyen también algo de creación en relatos y poética. Ahora además, está incluyendo una sección llamada “Trípticos de Poesía” que me gusta especialmente porque en poesía, más que la lectura íntima que realiza el lector a solas, me gusta escucharla de sus propios autores. Quizás por eso, lecturas y presentaciones estén entre mis actividades culturales favoritas. Viene a ser un poco como la música al directo, una buena lectura para mí es comparable a un buen concierto.

Detrás de Espacio Luke hay unas firmas que garantizan la calidad de sus textos, una estética muy buena, acorde con el tipo de publicación, agradable, de gran navegabilidad. Es decir… una buena opción para los que hace mucho tiempo dejamos de leer el “Qué leer” y revistas similares al servicio de los grandes grupos editoriales y nos pasamos a las publicaciones independientes.

Es un poema que tiene más de 10 años, escrito tras un viaje a Galicia. Es un poco largo para el tipo de poesía que me gusta hacer ahora pero me ha gustado encontrarlo entre los viejos cuadernos. Puede decirse que es uno de mis “supervivientes”.

Un sólo Norte, un punto,
una referencia.
Y sin embargo, mi brújula,
da vueltas como loca
sobre su eje central
porque no lo encuentra.

Aquí, el verde es imposible,
duelen los ojos cuando lo miras
y el azul del mar es tan metálico
que a veces creo que no es un mar
sino un trozo de mis sueños.

Apenas hay arena, todo es un Finis terrae
donde la roca hiere los barcos
cuando se acercan a su aristas,
hiere a las mujeres que nunca recuperan
los cuerpos de los hombres que salieron
a pescar y oyeron a las sirenas.

El verde imposible entra por la ventana
en un olor intenso a pastos y a niebla
pero el mar no huele, está tan frío
que no parece salino, sino dulce,
como las manos de las mujeres tristes
que lloran cada mañana mirando al Norte
y mueren cada tarde con la brújula desnortada
de sus más terribles sueños.

Aquí no hay rojos ni naranjas
y el amarillo es difuso
como las rías que van y vienen
cargadas de pan para las mariscadoras
y para los niños que juegan en las orillas.

Yo no encuentro mi Norte
si no estás a mi lado,
la brújula vuelve a dar vueltas
entre mi piel de mujer Sur
y tus rizos de hombre Norte
buscando el centro de mi cuerpo
que vuelve del Norte preñado
de azul y de verde.

No me dejes sola en este Norte,
nunca me acostumbraría a dormirme
escuchando aullar los lobos.

Rodríguez Celtic Band

Publicado: julio 10, 2009 en CONCIERTOS, EVENTOS, MÚSICA
José Antonio Rodríguez es el clásico músico que no para quieto. De un proyecto a otro, siempre tiene que “dar la nota”. Ahora, el líder de “Supervivientes“, uno de los grandes referentes de música celta española, se presenta con la “Rodríguez Celtic Band” trayendo música irlandesa y escocesa tradicional.
Ayer fue dentro del ciclo de espectáculos en la Plaza de las Culturas, dentro del edificio Memoria de Andalucía de Caja Granada, donde todos los jueves a partir de las 22,00 h. puede disfrutarse de un rato de música “al aire libre”. Y, entrecomillo la frase, porque para mí, este tipo de plazas de hormigón armado tienen poco de libre. Conste que el edificio en sí, me gusta. O más bien, me gusta que la arquitectura contemporánea rompa líneas tradicionales y maneje conceptos actuales a la hora de crear nuevos edificios. Sería absurdo seguir construyendo Alhambras porque estamos en Granada…
Pero de ahí, a este tipo de construcciones, va un abismo y sin dudas, sigo prefiriendo un buen concierto en la Huerta de San Vicente (por decir algo) rodeada de verde natural, a hacerlo dentro de un patio en el que la primera sensación al entrar es que es igualito que el patio de una cárcel. Creo que no fui la única en pensarlo.
Fuera de críticas al lugar, y repito, que como conjunto arquitectónico me gusta pero no es habitable. El concierto de “Rodriguez Celtic Band” tuvo la calidad suficiente como para hacernos olvidar el entorno y centrarnos sólo en la estupenda música de este grupo que ganó mucho en sonido cuando, en los últimos temas, se incorporó la mandola del bereber de Alhucemas, Kino, que aportó un toque exótico muy interesante a la música celta.
Son varias las personas que en los últimos días me han preguntado sobre lo que escribo. Isabel Mellado me dejó hace unos días uno de sus textos inéditos y ahora soy yo la que dejo uno de mis inéditos para ella y para los que también me han preguntado por mis poemas. Para ellos y para los que están apoyándome para que haga realidad un viejo sueño.


Muerto

Él está muerto.
No terminas de creerlo, sólo,
porque aún mueve su pecho rítmicamente
arriba y abajo. Pero está muerto.
Él tampoco lo sabe.
Piensa, que porque camina a la orilla del mar
aún sigue entre los vivos.
Pero está muerto.
Aunque, de vez en cuando te hable, te mire,
te sonría. No te engañes. Está muerto.
Desde la noche en que un sustituto
llegó a tus sueños erótico-surrealistas
y te provocó una sonrisa entre las sábanas
y una humedad que se confundió con las brumas
de la mañana. Está muerto.
Respira, se mueve, habla, te mira,
pero hace días se le transparenta el hígado
a la izquierda del estómago
y poco a poco, se ha ido haciendo
una mueca donde hubo una sonrisa
sólo, para no ser un fantasma triste.
Pero es un fantasma. Y está muerto.
Da pena ver cómo un angelote que parecía
sano y robusto, con su arco en la mano,
de pronto, sólo es una sombra de sí mismo,
un ex Cupido transparente. Y además, él no lo sabe,
tú aún no lo sabes. Pero está muerto.

(Amar puede matar)


Otra noche redonda como la luna casi llena sobre la Ermita. Redonda por el ambiente, la cantidad de público asistente, el sitio y por supuesto, los músicos. Abriendo la jornada, la Big Band de Atarfe, que entretuvo al público durante algo más de hora y media. Buenos como proyecto musical y posiblemente llegue a ser cantera de buenos músicos del futuro. Alguna sorpresa, como el bien interpretado Summertime en la voz de una joven que podría destacar próximamente de seguir en esa línea.

Tras ellos Peter King Quarter, con el sonido inconfundible de su líder Peter King, saxofonista cuya larga trayectoria y abundante discografía da una idea de la calidad de su producción musical. Peter King ha colaborado, entre otros, con Maynard Ferguson, Ray Charles, Zoot Sims, Red Rodney, Philly Joe Jones, Nat Adderley y con The Rolling Stones, siendo miembro de la big band de Charlie Watts.

Un concierto con buen nivel de calidad que es lo que garantiza que en esta localidad se siga apostando por inaugurar las vacaciones veraniegas con este tipo de festivales que tanto éxito de afluencia están teniendo en nuestra localidad.

El siguiente… en la Costa. Supongo que nos veremos por allí.