Archivos para julio 28, 2009

Había pirámides y el sol
entraba por un dintel
para enseñar a los hombres
quién era de origen divino
y sin embargo
los propios hombres
sin intervención de los dioses
tenían poder para borrarle
con el simple hecho
rápido y certero
de borrar su nombre
labrado en piedra.

Como tachar una pintada,

como barrer las últimas pelusas,
como romper una hoja,
como borrar un poema,
como arrojar al mar
recuerdos como cenizas
en un día de niebla.

Damnatio memoriae
y luego, tras borrar un nombre
y borrar sus rastros
y romper el pedestal
que sostiene la efigie,
comienza la cuenta atrás
como quien soporta
los últimos estruendos del Etna
antes de que la erupción volcánica
arrastre y deshaga
los últimos recuerdos.

(Inédito)