El intercambio

Publicado: febrero 7, 2009 en CINE
AÑO; 2008
DIRECTOR:
Ultimamente a Eastwood le ha dado por sacar el lado sensible de quienes van a ver una película suya porque después de no haber sentido emoción con “Los girasoles ciegos” a la que suponía dramática, ver “El intercambio” y estar media película secandome lágrima (si en vez de en el cine estoy en casa me hubiera dado por llorar de verdad), me hizo tomar conciencia del lo bien narrada que está.
Angelina necesitaba un papel como este para dejar de ser la chica de las pistolas en todas las cintas de acción/bella/bestia, se percibe en la mayoría de las escenas el sentimiento de madre angustiada y el arrojo con que se enfrenta a una sociedad corrupta en L.A. años 20.
Volver a casa y que tu hijo no esté en ella puede ser agobiante pero que te entreguen a otro intentando convencerte de que es el tuyo y dejen de buscarle es una situación mucho más dramática. El intercambio no es sólo la historia de una madre, es también la historia de una ciudad, de una sociedad en la que la incorporación de la mujer al trabajo era todo un logro pero aún reservado a puestos muy concretos. Una sociedad en la que ser mujer era casi tan duro como ser negro y en la que la palabra de una “mente frágil” no tiene peso.
Malkovich aquí, haciendo su papel tan bien como siempre (me encanta este actor y el enorme registro interpretativo que muestra en su carrera cinematográfica) se queda muy secundario pero también no da el retrato de la gran influencia que han tenido y tienen los curas presbiterianos en la sociedad americana. Influencia casi siempre positiva pues su discurso no se centa en la religión en sí misma sino que va mucho más allá atacando a los problemas de fondo de esa sociedad. En éste film, el pastor al que da vida se ha atribuído como misión delatar todas las mentiras de la policía y toda la corrupción que tanto dañaba a la ciudad.
La película está basada (sólo basada, no es una recreación de los hechos) en el hecho real calificado como “Los crímenes de Wineville“. A pesar de pasar algún mal rato con algunas escenas durillas, la película tiene giros inesperados que te mantienen a la espectativa y sobre todo, te deja durante más de dos horas compartiendo la esperanza de una madre que en ningún momento tira la toalla. Merece la pena verla.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s