Archivos para junio, 2008

Fue uno de los artistas más conocidos y a la vez reconocidos (situación que no siempre es coincidente) de su época y el gran divulgador del Art Noveau.

Los dibujos de este autor checo nacido en Moravia, casi todos ellos dedicados a la publicidad por medio del cartel fueron muy admiradas e imitadas en todo el mundo. Cercano a los simbolistas en cuanto a la introducción de elementos alegóricos en su obra así como por la atmósfera misteriosa que describe, es un autor enigmático que centró gran parte de sus trabajos en cuatro temas, el Teatro, la Belleza, el Misterio y la Modernidad.

La exposición que puede verse en Caixa Forum Madrid hasta el 31 de agosto, está organizada en espacios que muestran “La metrópolis como escenario”, “La fotografía como medio y como arte”, “La epopeya eslava, una visión” y “La difusión del estilo Mucha” con el ejemplo del modernismo en Madrid y Barcelona.

De entre lo más conocido de Mucha pueden verse ahí los carteles que hizo para la compañía de la actriz Sarah Berhardt. Amigo de as ciencias ocultas utilizó simbología alusiva en sus dibujos y fue el rey de la Exposición Universal de París de 1900, de donde nace la mayor proyección de su obra.

A la mujer la pinta siempre sensual, femenina, integrada con la naturaleza o siendo ella misma esa naturaleza. Una parte de sus dibujos están dedicados a flores y la mujer aparece entre ellas como si de una más se tratase.

La delicadeza del trazo, la exquisita decoración que completa el espacio disponible y el mensaje que nos deja, seductor, lujoso, hedonista y siempre lleno de fantasía. Todo un hito en la Historia del Arte y configurador de un estilo que aunque imitado y popularizado, fue único y especial en Mucha.

Más sobre A. Mucha en:

Es casi mágico de tanto erotismo como transmite. No hay pornografía en sus dibujos, ni en sus esculturas, son cuerpos que se entrelazan, se funden literalmente en las piezas de marmol y bronce… se buscan, se encuentran… son cuerpos de manos y pies grandes, enormes, desproporcionadamente bellos, con ese estilo tan particular y tan realista de Rodin… cuerpos desnudos…

En sus últimos años, Rodin empezó a dibujar de forma casi frenética mujeres que se acariciaban entre sí. Escenas lésbicas que resultan incluso tiernas, juegos “florales” en cuerpos femeninos y mujeres que se acarician, se tienden ajenas a las miradas, se tocan explorando sus cuerpos. Las pintaba sin mirar el papel, deslizando la punta del lápiz como si las moviese su mente, la retina del ojo hecha carboncillo para plasmar su mirada experta.

Vienen desde el Museo Rodin (París) y estarán expuestas del 13 de mayo al 6 de julio en la Sala de Exposiciones FUNDACIÓN MAPFRE en Madrid.

Entre las esculturas, el trabajo previo en yeso de “El Beso” es una de las protagonistas indiscutibles junto a “La edad del bronce” escultura por la que fue acusado de utilizar un modelo vivo para reproducirlo de tan real, enérgico, perfecto que se muestra…

Faltan palabras para definir su obra sin caer en los tópicos de siempre porque sus dibujos son realmente bellísimos. Una exposición que nadie debería perderse y un catálogo de los que de verdad merece la pena conservar porque reune lo más erótico y directo del autor de “Las puertas del Infierno”, “El pensador” y “Los burgueses de Calais” entre otras muchas obras maestras. Pero el que vemos aquí es otro Rodin… el más íntimo.

http://www.exposicionesmapfrearte.com/rodin/home.html

Sus trazos ondulados no parecen sueltos, sino condenados a la rigidez de un lienzo rectangular que parece atentar contra las formas que se han representado en él.

No hay líneas rectas, sólo olas enredadas entre sí, algas, organismos pluricelulares que se asocian, formas bióticas que se combinan entre sí y que siempre encuentran límites en el cruel espacio restringido que representa cada cuadro.

No me ha gustado demasiado, tan sólo uno de los cuadros me ha transmitido algo pero no por eso deja de ser una interesantísima muestra del arte de Alejandro Corrujeira, su forma de expresión tan abstracta como nítida a su vez y sobre todo, ese rostro que a la fuerza uno se empeña en buscar, aunque tampoco tiene por qué aparecer… “Los rostros de la llama“.

Se puede ver en el Centro Cultural Caja GRANADA SALA B (Puerta Real) del 12 de junio al 13 de julio de lunes a domingos, de 11 a 14 y de 18 a 21.30 horas

Everstill/Siempretodavia

Publicado: junio 14, 2008 en ARTE, EXPOSICIONES
La Huerta de San Vicente, casa de verano de Federico García Lorca desde mayo de 1.925 hasta que en 1.936 le mataron y su familia se exilió a Nueva York poco después, no es solo una casa museo más donde ver los recuerdos del poeta. La Huerta es mucho más…

Desde que fue adquirida por el ayuntamiento en 1.985 pasó a formar parte de un plan de recuperación de de la figura y la obra de Lorca y abierta al público con todos los enseres originales que se pudieron conservar en 1.995. Posteriormente, en 1.992, fue incluida en el entorno del Parque García Lorca y poco a poco se ha ido convirtiendo en uno de los centros culturales de la ciudad.

Inaugurada el 27 de noviembre de 2007, permanecerá abierta hasta el 20 de julio de 2.008 la exposición de arte contemporáneo “Everstill/Siempretodavia” donde más de una treintena de artistas, tras pasear por la casa, la huerta, Granada y todo aquello que tuvo que ver con Lorca y su obra han producido una serie de obras dedicadas a él con las que establecen un diálogo íntimo, un homenaje que va más allá del puro homenaje porque nace del intento de entender su obra en profundidad.

Autores como Cristina Iglesias, también creadora de las puertas de la ampliación del Museo del Prado, Gilbert & George, Sarah Morris, Franz West o Enrique Morente entre otros muchos, han puesto su granito de arena para redecorar la casa con obras que, tal como sucede con el arte contemporáneo van más allá de la pintura o la escultura y transmiten su mensaje a través de montajes, escenificaciones, arte digital, fotografía, música, esculturas sonoro-móviles, bronces y por supuesto, también pintura.

Llama la atención, por ejemplo, la representación de títeres animados que tiene lugar bajo la cama del dormitorio del poeta, inspirada en una obra de Lorca que fue muy discutida en su momento porque sus personajes eran insectos, en esta ocasión son los insectos los que desarrollan la acción en una representación llamada “La historia del alacrán enamorado” de Bestué & Vives.
Surrealismo, arte conceptual, simbolismo… muchas tendencias para un único mensaje, una única memoria y un único autor al que acercarse y con el que dialogar con obras tan personales como la de Gilbert & George titulada “En la cama con Lorca” donde los autores se muestran como esculturas vivientes sobre la cama lorquiana…

El sonido participa de la exposición en obras como “El sonido del silencio” grabada por Enrique Morente o la enigmática proyección de Cerith Wyn Evans titulada “Abajo El espacio Estrellado Se reflejan sonidos Llanas espectrales Arpa Laberíntica” o la obra del mismo tipo de John Armeleder titulada “Levantarme urgentemente a las mieve. A las nueve” no menos enigmática que la anterior.

Como puede verse, 33 obras distribuidas por toda la casa de forma que el visitante pueda disfrutar de una exposición original y muy representativa del arte contemporáneo.

El mercenario de Granada

Publicado: junio 13, 2008 en LITERATURA
Título: El mercenario de Granada.
Editorial: Planeta
Primera edición mayo 2007
Del autor de libros como En busca del unicornio, El comedido hidaldo, Señorita o La Mula, para contar un poco intentaré no destripar la novela para que nadie deje de leerla porque ya sabe de que va así que puestos a centrarme en la “literatura” debería empezar diciendo que es una de las mejores novelas históricas que he leído desde hace mucho y que si todas fuesen así yo no estaría tan desencantada con este género tan de moda.
Bien ambientada, documentada en detalle y llena de situaciones creíbles que no hacen uso de las “licencias de autor” para colar gazapillos traviesos sencillamente porque no lo necesita. No es que tenga un gran rigor histórico pero tampoco pretende aparentarlo sino que se limita a ser lo que es, una novela.
Sin entrar en detalles para no desvelar demasiado, sólo contar que la novela empieza en los últimos años de declive del reino Nazarita en el cerco a Málaga que se mantiene con la esperanza de recibir ayuda de sus correligionarios turcos.
Bayaceto I envía a el Zagal un solo hombre cuya vida no vale nada porque está emocionalmente hundido tras la muerte de su amada esposa. Pero no es un hombre cualquiera, es un búlgaro procedente del “Valle del Hierro” donde la pólvora y la fundición no tiene secretos para sus habitantes y el oficio se trasmite de padres a hijos.
Cuando Orbán llega a Al-andalus, el panorama que encuentra no puede ser más desolador pero él es un hombre de oficio y la vida le tiene reservadas muchas sorpresas y aventuras… Una historia de amores dificiles, de ilusiones inciertas y la certeza de que el mundo estaba cambiando con un par de interesantísimos capítulos al final donde los árabes describen la religión cristiana y a sus creyentes y los cristianos hacen lo propio con los árabes y que ayuda a darse cuenta de que “cada uno cuenta la feria según le va en ella”.
Con párrafos realmente transgresores, descripciones que nos hacen ver y oler las ciudades de la etapa tardomedieval, sus costumbres, la convivencia de personas y religiones y bueno… el final lo conocemos todos así que ahí no cuento nada que no se sepa… Granada fue rendida mediante Capitulaciones y Boabdil se marchó junto a su madre Aixa la Horra pero… ¿qué sería del herrero turco cuando Granada quedó en manos de Isabel y Fernando?
Pues eso y su historia personal es lo que de verdad merece la pena en este libro así que puede ser un buen momento para leerlo…

Licencia de autor: Prosa

Publicado: junio 12, 2008 en Y DIGO YO...

A base de escribir y escribir la prosa se me ha hecho más ágil y las ideas fluyen constantes, no creo en las musas así que no tengo riesgo de que me abandonen. Creo en páginas blancas esperando palabras y ahora sé donde tengo que sentarme a hilvanar mis pensamientos difusos hasta encontrar las palabras exactas que les darán una forma concreta…

Los colores del Pop Art

Publicado: junio 10, 2008 en EXPOSICIONES, PINTURA
No tenían un arte propio… y lo crearon. No tenían grandes museos llenos de ingentes cantidades de obras pero ahora, Nueva York es cita obligada de los amantes del arte, principalmente transvanguardias. Apostaron por algo nuevo, distinto, fuerte, rompedor… crítico y directo y además de otras interesantes tendencias crearon el Pop-Art.
Richard Hamilton, Andy Warhol, Jasper Jonhs, Roy Lichtentein… y en España, Eduardo Arroyo, Luís Gordillo, Úrculo, Equipo Crónica, Equipo Realidad y entre todos, una nueva forma de hacer arte que ha producido obras tan impactantes como las que estos días se exhiben en la Sala A de CajaGranada. Allí puede verse la obra que he puesto arriba “Helmet“, para mí la mejor de Norman Narotzky y la de abajo “Bagdad” de Gudmundur Erro pero también uno de las pocas pinturas sobre lienzo de Andy Warhol “Committe 2000” junto a “Six panels with yelows, reds and blues” de Jasper Jonhs.
El Pop-Art elevó a la categoría de arte el objeto cotidiano, el icono, lo usual, lo casual… lo que antes era inconcebible ver como arte. No era un arte popular porque estuviese dirigido a “todos”, era un arte que recogía los objetos de la vida cotidiana, lo que estaba al alcance de la mano… lo sencillo, lo atrevido. Era… y es, un arte diferente porque el Pop-Art, con su lenguaje propio y particular ha sabido llegar a todos y que sea más fácil “ver” el arte.
Personalmente, la primera vez que fui a un museo de arte contemporáneo, en Cuenca por más señas, no entendí nada y ahora pienso que estamos ante un tipo de representación artística que no se entiende a primera vista sino que hay que conocer los distintos movimientos, haber leído sobre ellos y haber visto bastantes exposiciones para empezar a comprender lo que se ve.
Recomiendo la visita a la exposición que estará hasta el 13 de julio porque en Granada a pesar de que contamos con el Centro José Guerrero, no es habitual ver este tipo de obras reunidas.