De claveles, habas y salaíllas… Reivindicación del Día de la Cruz

Publicado: mayo 4, 2008 en Y DIGO YO...
La he vivido en algunos de sus mejores momentos, cuando a las niñas nos vestían de “gitanas” y pasábamos el Día en la Cruz bailando en la de nuestro barrio o el colegio, que había sido montada por la Asociación de Vecinos con las macetas de unas, los mantones de otras, los jarrones, las sillas y los adornos de cobre de quienes los tenían y la buena voluntad de todos ellos. Entonces se bailaba mucho y se bebía poco.
Se comían habas de graná y salaillas por un módico precio y se bailaba “La Reja”, “Maruja Limón” y tantas otras que remitían directamente a Granada…
“Quiero vivir en Granada,
solamente por oir,
las campanas de la Vela
cuando me voy a dormir.”
Luego se visitaban las demás cruces del barrio y las más importantes de Granada que solían ser la del Ayuntamiento, situada en la plaza del mismo, la del Barrio de la Cruz y algunas otras en el Albayzin.
Después crecimos al par de la economía y el consumo y las cruces tradicionales dieron paso a las cruces-negocio que montaban un palitroque con cuatro claveles y el “pero” con las tijeras (bajo cada cruz se pone una manzana con unas tijeras clavadas para que nadie le ponga “un pero”) y junto a ella una barra donde comer y beber hasta estar ebrios como primer paso a lo que han sido los últimos tres años en Granada, un macrobotellón donde beber hasta caer en coma donde los asistentes desde toda España ni siquiera llegaban a visitar “las cruces” que aún se montaban en los sitios más emblemáticos y tradicionales.
Está claro que esto ya no es lo que era y que se ha perdido la verdadera esencia de la fiesta, su sabor popular y el atractivo turístico como fiesta singular. Ahora, el Ayuntamiento ha tomado medidas para recuperar un poco la tradición prohibiendo la colocación de barras sin cruz y algunas otras que más o menos están contribuyendo a intentar volver a lo que fueron “Las Cruces” pero tampoco parece tener demasiado éxito. Naturalmente, se puede hacer mucho más y proteger de una forma más efectiva nuestras costumbres. Se puede promocionar una fiesta realmente “típica”, se puede conseguir que las granaínas llenen de color las calles con los vestidos de volantes y que la plaza de toros vuelva a lucir como hace ya mucho que no hace… pero hay que querer.
En medio de toda esa perversión de costumbres, se siguen montando sobre todo en algunos colegios y asociaciones las Cruces de siempre y parece que aún están a tiempo desde los distintos ayuntamientos de conseguir recuperar una tradición que entre otras cosas contribuye a que no se pierda la costumbre de “vestirse de gitana” que en Granada, de no ser por ese día y con la escasa popularidad que tiene nuestra “feria” pueda tener ningún sentido.
La cuestión “Cruces” se agrava cuando, como este año, el día coincide con la salida hacia El Rocío de la Hermandad de Granada… cuestión aparte donde año tras año se mezclan las churras y las merinas, la religión y el fervor popular con el “quiero y no puedo”, el dispendio económico sin más sentido que ir de señoritos en una tierra que nada tiene que ver con las costumbres que se exhiben y que suenan tan añadidas, ajenas y sobrepuestas al “granaíno” que nada tiene que ver tradiciones que no son suyas pero que viene bien utilizar como excusa para una fiesta…
* Fotos tomadas en Cruces tradicionales durante el año 2005, premiadas en sus respectivas localidades de Santa Fe y Vegas del Genil.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s