Archivos para mayo, 2008

Serán los siguientes en incorporarse a la Comunidad Europea y aún no tenemos muy claro con qué tipo de cultura vamos a integrarnos próximamente pero si alguien había pensado encontrar a nuestras vecinas con pañuelo en la cabeza, este vídeo con una de las canciones candidatas a Eurovisión 2008 lo desmiente sobradamente…

TÍTULO: El asombroso viaje de Pomponio Flato
AUTOR: Eduardo Mendoza
EDITORIAL: Biblioteca Breve Seix Barral
EDICIÓN: 2008

Son 190 páginas que te lees de un tirón, porque desde que Pomponio empieza a escribirle a Fabio a quien saluda con la fórmula latina de “Que los dioses te guarden…” y le cuenta la naturaleza de sus males y cómo estos están provocados por un extraño viaje que ha emprendido buscando la fuente de la sabiduría, no puedes dejar de leerlo entre sonrisas.
Se trata de una ocurrente novela de género inclasificable, entre policíaca, histórica y hagiográfica que parodia con una fina ironía todas ellas y se tiene el mérito añadido de meter una “historia extraoficial” dentro de la oficial y que al final todo encaje y resulte creíble. Incluso en lo esperpéntico, consigue darle una explicación lógica y terminas preguntándote ¿y por qué no?
Los coprotagonistas resultan conocidos a los lectores pues se trata de José, María, el niño Jesús, Juan (futuro Bautista), Zacarías, Isabel, Mateo… y al lugar donde conviven, Nazaret, llega por casualidad Pomponio, ciudadano romano del orden ecuestre y sin buscarlo se convierte en investigador privado a sueldo del niño Jesús que trata de demostrar la inocencia de José, su padre, acusado de asesinato.
Ideal para relajarse y no enredarse en complejos pensamientos y sobre todo realmente original, la historia hace recordar lejanamente en algunos aspectos “La vida de Bryan” pero contada por un catalán que también sabe mirar “el lado brillante de la vida” de tan buen oficio como es Eduardo Mendoza a quien desde ahora pienso aficionarme bastante más a sus lecturas.

Entre dous mares

Publicado: mayo 20, 2008 en MÚSICA

Una vez que pones a reproducir el disco te sumerges en uno de sus “Dous mares” y te dejas llevar por las olas hasta la otra orilla… resulta dulce y poético a la vez, con un sonido a la vez tradicional e innovador. Se trata de una de las mejores voces del panorama musical español y además, canta en gallego. Esta mujer nacida en Monforte de Lemos que nos recuerda irremisiblemente a Loreena McKennitt pero nos resulta mucho más cercana en sus letras y en su forma de interpretar la música de raíces celtas, pero de tallos plenamente gallegos.
Rosa Cedrón ha sido anteriormente, hasta su incursión en solitario, la vocalista de Luar na Lubre y con ellos ha alcanzado un gran éxito, especialmente con temas como “Chove en Santiago” cuya letra procede de uno de los poemas gallegos de Federico García Lorca y otras también dedicadas a esta ciudad como “Hai un paraíso” que pudimos escuchar como banda sonora de los anuncios del último año jubilar.
Ahora, Rosa nos trae canciones que vuelven a tener sabor a nécoras, Albariño y a tierras de mares bravos donde dicen que termina el mundo, pero las trae mezcladas con un poquito de soul y jazz y nos deja con la boca abierta, esperando que el siguiente disco sea tan bonito como este.
Como muestra dejo un vídeo del nuevo disco en solitario de Rosa que se llama “Mais amor

A veces.. leo blogs: "El Boomeran(g)"

Publicado: mayo 19, 2008 en BLOGS
Hay cosas que me hacen volver a creer en el género literario… (en el humano también recupero la fe de vez en cuando, pero la vuelvo a perder en cuando giro la esquina y me enfrento al mundo real) y como soy una firme creyente en el potencial de los blogs -tema que daría para una larguísima disertación- pues a veces, leo blogs.

Y buscando, buscando… “quien busca haya” me he topado con este maravilloso blog que habla de libros y escritores. Tiene críticas, avances literarios, entrevistas a los autores, artículos de actualidad muy buenos, está bien diseñado, bien estructurado, es intuitivo. Demasiado para ser cierto, pero lo es…

Ni he visto tocar un organillero, ni he ido en mi vida a una verbena, pero debía tener yo más o menos cuatro años cuando me vistieron de “chulapa” un día, que con casi total seguridad, ni siquiera era San Isidro.
En mitad de Málaga, en los años setenta, vestida tal como puede verse, supongo que debió resultar de los más divertido verme así y que me sacaran a posar para las fotos porque como esas tengo un montón más.
Sobre todo, me llama la atención la imagen de “chula” que tenía yo por aquel entonces y ahora, me gusta intentar recordar cosas de cuando yo era “chica”, pero los recuerdos son demasiado difusos.
Y lo curioso es que de otras cosas sí que me acuerdo, pero no de esta. Durante aquellos días, en la Costa del Sol, se podían ver ya al fondo las turistas en minifaldas y los extranjeros descamisados y yo apenas era un coco que no levantaba mucho del suelo y que no podía imaginar ni de lejos lo que podía depararme la vida.
Hoy he sacado las fotos para escanearlas y están en una caja verde entre otras muchas fotos de los 70s que tienen el color de “Cuentame cómo pasó” pero que traen a mi memoria cosas que sí pasaron, estoy segura de ello, porque me pasaron a mí.
Feliz día de San Isidro… y a bailar el chotis que no hay que olvidar, es un baile que viene de Bohemia y que toma el nombre del término alemán Schottisch (escocés).

Mi nombre es Salma. Fadia Faqir.

Publicado: mayo 13, 2008 en LITERATURA
AUTORA: Fadia Faqir
EDITORIAL: Martínez Roca
AÑO EDICIÓN: 2008
La vida en Hima es dura para una joven pastora que descubre al mismo tiempo el amor, la pasión y la despiadada ley que obliga a su familia a matarla cuando conocen su embarazo fuera del matrimonio.
Como muchas mujeres en el mundo musulmán real actualmente, Salma va a la cárcel, no por haber cometido un delito, sino para que la protejan. Allí da a luz a una niña que le es arrebatada nada más nacer y desde ese momento su vida se fragmenta y se destruye interiormente para siempre pues aunque Salma consigue huir a Inglaterra y allí rehace su vida, por dentro siempre estará rota lo cual determinará que muchos años después decida volver a Hima a buscar a su hija emprendiendo un viaje que cambiará para siempre su vida.
Fadia nos introduce el tema de los crímenes de honor (a la orden del día en muchos países musulmanes) con la maestría de una escritora que está destinada a ser comparada con García Marquez en cuanto a su riqueza lingüística y descriptiva y su impresionante narrativa que nos traslada a olores, colores, texturas de dos mundos contrapuestos, el occidental y el oriental que ella tanto recuerda y añora.
Se trata sin duda de un libro que combina situaciones de humor con otras de dolor que conviven armónicamente durante la novela y aunque es un tema duro es también una llamada de atención hacia un mundo que no conocemos ni comprendemos por completo, como es el musulmán y hacia una problemática real con la que estamos conviviendo. Este mundo islámico como todos, tiene su parte positiva y negativa, que como siempre, también está matizada por el estrato social del que proceden las personas y su nivel cultural.
Es el libro que recomendaría leer a alguien que quiera disfrutar de verdad la lectura, una maravilla de la literatura actual, eso sí… con los klinex siempre a mano, por si acaso…

Nada es como antes…

Publicado: mayo 12, 2008 en Y DIGO YO...

Últimamente me ha dado por ser más crítica… a lo mejor es porque los años de lectora compulsiva me han enseñado a leer con otros ojos o será la experiencia y que ya no dudo si debo o no debo decir lo que pienso. Sencillamente he aprendido a decirlo de otra forma… y entre tanto, me ha dado por analizar más lo que escribe mi “admirado” Pérez Reverte que esta semana vuelve a dejarme de piedra con su articulo “Hombres como los de antes“.
Menos mal que con los años he aprendido también a leerle entre líneas y intuir entre sus frases cuanto de verdad y cuanto de “licencia de autor” hay en ellas (cualquiera que empuñe una pluma -o teclado-, tarde o temprano mezcla fantasía y realidad en lo que escribe) y en esta ocasión le leo con una sonrisa mientras pienso que ya quisiera él que una “torda canónica, segura y brava“, como María en su artículo, le “asaltara” con esa claridad de ideas e hilvanara ese discurso trascendental que le atribuye…

De hecho, dicen las buenas lenguas que Arturo, con los años y las listas de superventas se ha vuelto un poco esquivo con el “pueblo llano” y un tanto “inabordable”… que no lo digo yo, pero que dicen… Y tampoco es por criticar al susodicho, que bastante tiene ya con el sambenito de ser un “escritor de moda” pero eso de atribuir a una señora una parrafada tan repetida por el propio autor, como queriendo decir por boca de otros, no me ha gustado demasiado.

Coincido, eso sí, en que los hombres de ahora no son como los de antes y que él mismo pertenece a una generación de caballeros (eso no significa que todos lo fueran) en vías de extinción de los que sabían como tratar de verdad a una mujer y de los cuales aún quedan aunque cada vez menos, pero tampoco eran todos Humprey Bogart ni ellas se parecían todas a Lauren Bacall. Había de todo, como en botica, porque en “aquel entonces” la mayoría no tenía poder adquisitivo suficiente como para ser tan guapas como las del cine y a los que nos ha tocado vivir esta otra época sólo nos queda admirar las películas en blanco y negro y los finales inolvidables como el de “Siempre nos quedará París…”
Luego está la cuestión de que los tiempos cambian y con ellos las personas y si el señor Reverte tuviese descendencia masculina posiblemente le acompañaría a comprar gorras de béisbol, calzoncillos Calvin Klein y camisetas estilo NYC y se pasearía orgulloso con su vástago por mitad de la Castellana y es que no hay nada como poder vivir de hacer ejercicios mentales y que encima te paguen.