Archivos para abril 20, 2008

Westminster de noche. Houses of paliarment and Big Ben.

Westminster (Houses of Paliarment) de día.

San Miguel… donde va, triunfa. Incluso en la zona de Greenwich cerca de Cutty Sark Garden:


Por supuesto, la portada principal de la National Gallery desde Trafalgar Square:


El London Eye, junto al Country Hall, vistos desde el puente de Westminster:


Una reproducción del reloj líquido de Dalí en la puerta del Country Hall. Dentro estaba el original junto a otras maravillosas esculturas:


Nelson… desde Trafalgar Square:


Una de las muchas y coloridas calles de Carnaby Street:


El Big Ben:


Autobús típico inglés de dos pisos. Además era de los antiguos y hace un recorrido muy turístico:


Cabinas de teléfono inglesas:


El Tower Bridge:


Canary Whaft y sus emblemáticos edificios:


Rascacielos Swiss Re Tower (como el AGBAR Barcelona), del mismo arquitécto, Jean Nouvel Atelier:

Sería dificil quedarme con una imagen de Londres, ciudad de grandes contrastes en todos los ámbitos… así que me quedo con varias entre las más de doscientas que he hecho.

Mercadillo medieval

Publicado: abril 20, 2008 en EVENTOS

Hoy termina el tradicional Mercadillo Medieval de las Capitulaciones de Santa Fe, aunque más bien debió acabar ayer porque hoy el día está intensamente pasado por agua y supongo que no habrán podido hacerlo. Nosotros fuimos ayer y además de volver a probar los deliciosos dulces árabes y comprar miniaturas para las casitas y jabón natural de aloe vera con olor a pétalos de rosa nos dimos cuenta de que el mercado va perdiendo originalidad con el tiempo y que a base de no renovarse empieza a ser un espectáculo repetitivo del que se podía sacar más partido si se apostara por espectáculos de tipo más cultural que intentaran recuperar la verdadera esencia de esos mercados que sobre todo en Castilla fueron el eje vertebrador de la economía y a los que acudían juglares, bailarinas, músicos y todo tipo de espectáculos que no se parecen demasiado a lo que podemos ver ahora aunque hay que reconocer que al menos los niños se entretienen un rato viendo puestecitos.