C A Ó T I C A A N A

Publicado: diciembre 14, 2007 en CINE
Director: Julio Médem (Filmografía: Vacas, La pelota vasca, La Ardilla Roja, Los amantes del círculo polar y Lucía y el sexo entre otras)

Reparto: Lluís Homar (Ismael), Charlotte Rampling (Justine), Gerrit Graham (Mr. H.), Nicolas Cazalé (Said), Raúl Peña (Lucas), Manuela Vellés (Ana), Matthias Habich (Klaus), Bebe (Linda), Asier Newman (Anglo)

Año 2007

Caótica Ana, nos cuenta la vida de Ana que es la normal de una joven de su edad criada en Ibiza junto a su padre con quien vive en una cueva en la que llevan una vida bohemia y donde ella da rienda suelta a su talento con la pintura a través de cuadros coloristas que encubren una psique torturada por recuerdos de situaciones que no ha vivido y de lugares donde quizás nunca ha estado. Allí, es aparentemente feliz hasta que aparece en su vida Justine, una mecenas que le ofrece encargarse de su formación artística y alojarla en Madrid en una residencia de artistas junto a otros jóvenes que ella misma ha seleccionado a través del mundo y con los que tiene en común su destacado talento hacia alguna de las artes.

Una vez allí conoce a Linda, una joven que se dedica a filmar todo lo que ocurre a su alrededor y a Said, de quien se enamora perdidamente hasta que el chico desaparece de su vida tras entrar Ana en una fuerte crisis y ser tratada por un hipnotizador que desvela un secreto que ella intuye responsable de la desaparición de Said.

A partir de ahí, sucesivas sesiones de hipnosis llevan a Ana y a sus acompañantes a viajar a través de una serie de vidas ajenas donde parece que ella ha sido siempre la protagonista y que siempre terminan con su muerte de forma trágica una y otra vez remontándose hasta vidas realmente lejanas, dos mil años atrás en otro continente hacia donde se dirige huyendo de sí misma sin saber que realmente se dirige al lugar donde va a encontrarse definitivamente para cerrar el círculo que un día se abrió condenándola muerte y la eterna reencarnación que sólo cuando es capaz de conocer sus orígenes consigue evitar para siempre.

Con una fotografía impactante en algunas escenas, una simbología que va trazando pistas para entender la compleja trama y toda una serie de metáforas encaminadas a hacernos ver por qué Ana se parapeta tras puertas cerradas que esconden sus oscuros destinos, la historia va transcurriendo de forma que el espectador, abstrayéndose del tema central de la reencarnación, disfrute con el viaje interior de una chica que tiene miedo de sí misma.

Incluso en las escenas que podían ser tachadas de burdas e incluso soeces, podemos encontrar la clave del eterno retorno de manera que puede resultar incluso poética si conseguimos llegar al fondo de la trama sin importar realmente la forma y donde las referencias a la política intervencionista de los Estados Unidos en todo el mundo árabe son continuas.

Una buena película, maltratada injustamente por la crítica que muchas veces se erige en juez de filmes que podrían obtener mayor consideración si se ajustasen a los cánones del cine más comercial, lo cual, tratándose de Médem, que dedica ésta a su fallecida hermana Ana y a su hija, también llamada Ana, como podéis imaginar es imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s