Travesuras de la niña mala. Mario Vargas Llosa. Alfaguara 2006.

Publicado: enero 27, 2007 en LITERATURA
Cuando en los años 50, el limeño Ricardo Somocurcio conoce a “la chilenita” una joven de gran belleza que le subyuga de inmediato, no imaginaba que a partir de ese momento, el resto de su vida estaría dedicado a perseguir su amor.

Para él, la felicidad que no consigue, pues nunca llega a retener a su lado a la niña mala, está en residir en París, lo cual consigue muy pronto haciéndose allí traductor de la ONU.

Un amor que va adoptando múltiples caras, las de la niña mala en cada una de las correrías que le alejan del hombre que la ama, para devolverla a sus brazos tras cada uno de los problemas y fracasos que van jalonando su existencia y que sin embargo, a ella la hacen feliz, pues en cada una de sus complicadas historia, encuentra lo que desea y que no es otra cosa que ser rica.

Así, va cambiando de amante o marido a medida que encuentra uno que puede darle más de lo que tenía anteriormente y entre medias, Ricardito se encarga de recoger los restos tras cada ruptura incluso viéndose envuelto en historias realmente tormentosas que hacen que tema por la integridad física y moral de la mujer a la que ama, que sin embargo, confiesa no haberse sentido nunca mejor que con un hombre que para complacerse la somete.

Una mujer que pasa por ser una guerrillera en Cuba, la esposa de un diplomático, esposa también de un rico inglés y finalmente amante de un mafioso japonés con quien colabora en sus negocios ilícitos. En cada una de estas aventuras, Ricardo se las arregla para acercarse a ella de alguna forma y disfrutar de pequeños retazos de amor con apenas una poco de la pasión que ella puede ofrecerle.

Al final, cuando todo parece que por fin ha terminado con una nueva fuga de la que por fin ha conseguido que sea su esposa y con quien convive por algún tiempo en la armonía del hogar, ella vuelve a su vida de una forma definitiva para deleitarnos con un final sorprendente y emocionante.

Una novela que ha sido la primera de amor de este peruano que ha aunado recuerdos y fantasías para escribir esta bonita historia salpicada de frases de amor muy elocuentes que le dedica el niño bueno (Ricardo) a la niña mala y que ella denomina durante toda la historia “una de esas huachaferías tuyas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s