Archivos para enero, 2007

Cuando en los años 50, el limeño Ricardo Somocurcio conoce a “la chilenita” una joven de gran belleza que le subyuga de inmediato, no imaginaba que a partir de ese momento, el resto de su vida estaría dedicado a perseguir su amor.

Para él, la felicidad que no consigue, pues nunca llega a retener a su lado a la niña mala, está en residir en París, lo cual consigue muy pronto haciéndose allí traductor de la ONU.

Un amor que va adoptando múltiples caras, las de la niña mala en cada una de las correrías que le alejan del hombre que la ama, para devolverla a sus brazos tras cada uno de los problemas y fracasos que van jalonando su existencia y que sin embargo, a ella la hacen feliz, pues en cada una de sus complicadas historia, encuentra lo que desea y que no es otra cosa que ser rica.

Así, va cambiando de amante o marido a medida que encuentra uno que puede darle más de lo que tenía anteriormente y entre medias, Ricardito se encarga de recoger los restos tras cada ruptura incluso viéndose envuelto en historias realmente tormentosas que hacen que tema por la integridad física y moral de la mujer a la que ama, que sin embargo, confiesa no haberse sentido nunca mejor que con un hombre que para complacerse la somete.

Una mujer que pasa por ser una guerrillera en Cuba, la esposa de un diplomático, esposa también de un rico inglés y finalmente amante de un mafioso japonés con quien colabora en sus negocios ilícitos. En cada una de estas aventuras, Ricardo se las arregla para acercarse a ella de alguna forma y disfrutar de pequeños retazos de amor con apenas una poco de la pasión que ella puede ofrecerle.

Al final, cuando todo parece que por fin ha terminado con una nueva fuga de la que por fin ha conseguido que sea su esposa y con quien convive por algún tiempo en la armonía del hogar, ella vuelve a su vida de una forma definitiva para deleitarnos con un final sorprendente y emocionante.

Una novela que ha sido la primera de amor de este peruano que ha aunado recuerdos y fantasías para escribir esta bonita historia salpicada de frases de amor muy elocuentes que le dedica el niño bueno (Ricardo) a la niña mala y que ella denomina durante toda la historia “una de esas huachaferías tuyas”.


FUENTE: Reuter.

Un cráneo de 40.000 años de antigüedad encontrado en una caverna de Rumanía tiene características tanto de los seres humanos modernos como de los neandertales, y podría demostrar que ambas especies se cruzaron, según informó un grupo de investigadores el lunes.
Si se confirman los hallazgos, el cráneo representaría los restos más antiguos de un ser humano moderno encontrados hasta ahora en Europa.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National
Academy of Sciences, se sumará al debate de si los ‘Homo sapiens’ modernos simplemente exterminaron a sus primos neandertales o tuvieron algún tipo de interacción con ellos primero.
Muestras de ADN procedentes de huesos neandertales sugieren que no hubo cruce, o al menos que ninguna contribución genética neandertal llegó al ADN moderno.

Sin embargo, Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington en St. Louis ha encontrado en el pasado huesos que cree que poseen características tanto humanas como neandertales, y ahora él y sus colegas han hallado un cráneo. La calavera, probablemente de un adolescente, ha sido datada en 40.000 años de antigüedad y muestra muchos rasgos modernos. Sin embargo, también es un poco más plana que la mayoría de las de ‘Homo sapiens’ modernos, y los excepcionalmente grandes molares superiores están más asociados a los neandertales.
“Este tipo de diferencias plantean importantes preguntas sobre la historia de la evolución de los seres humanos modernos”, dijo Joao Zilhao, de la Universidad de Bristol en Reino Unido, que trabajó en el estudio.

Podría tratarse de una “inversión evolutiva”, declaró, con los seres humanos retrocediendo hacia formas arcaicas. “Podría también reflejar una mezcla con poblaciones neandertales a medida que los humanos modernos se extendían por la Eurasia occidental”, dijo Zilhao en un comunicado.
“Esta mezcla habría llevado tanto a rasgos arcaicos retenidos de los neandertales como a combinaciones únicas de características procedentes de la fusión de grupos genéticos anteriormente divergentes”.

Se cree que los humanos modernos se extendieron por Europa hace unos 45.000-50.000 años, y sustituyeron completamente a los neandertales hace unos 30.000 años. Pero eso supone al menos 10.000 años de convivencia, y objetos atribuidos a humanos más modernos se han encontrado en localizaciones neandertales. Los neandertales también fueron designados antiguamente ‘Homo sapiens’, aunque son una subespecie específica: ‘Homan sapiens neanderthalis’. Sin embargo, algunos expertos les designan ahora como una especie diferente, ‘Homo neanderthalis’.

Enlaces relacionados:
http://neofronteras.com/?p=716
http://neofronteras.com/?p=719

“Dale limosna mujer… que no hay en la vida nada, como la pena de ser… ciego en Granada”.

Aún no he hablado de ella en este blog, pero es mi ciudad. El lugar idílico donde vine al mundo, recogida tantas y tantas veces a través de todas las manifestaciones artísticas. Mucho se ha escrito sobre ella, mucho se ha pintado y son muchas las leyendas que hablan de ella… la Granada Nazarita, porque al fin y al cabo, cuando pensamos en esta ciudad, no nos retrotraemos a poblamientos anteriores, sino que pensamos en esta Granada árabe, donde se dio el más magnífico crisol del culturas en convivencia ejemplarmente pacífica para la época.

Interrelacionadas entre sí, fueron dejando la impronta unas en las otras y ahora, los que vivimos aquí, a pesar de la tristeza que nos produce ver el deterioro de muchas zonas y las eternas obras que entorpecen y paralizan la vida de la ciudad y dejan un ingrato recuerdo en el visitante (no me gusta llamarles turistas), suponemos que algún día, cuando termine por fin todo esto, mi ciudad volverá a tener el esplendor que lució en su más grandioso momento, tan bella como veis en el vídeo y como habló de ella nuestro más famoso poeta…

BALADILLA DE LOS TRES RIOS

Federico García Lorca.

El río Guadalquivir va entre naranjos y olivos.

Los dos ríos de Granada bajan de la nieve al trigo.

¡Ay, amor que se fue y no vino!

El río Guadalquivir tiene las barbas granates.

Los dos ríos de Granada, uno llanto y otro sangre.

¡Ay, amor que se fue por el aire!

Para los barcos de vela Sevilla tiene un camino;

por el agua de Granada sólo reman los suspiros.

¡Ay, amor que se fue y no vino!

Guadalquivir, alta torre y viento en los naranjales.

Dauro y Genil, torrecillas muertas sobre los estanques.

¡Ay, amor que se fue por el aire!

¡Quién dirá que el agua lleva un fuego fatuo de gritos!

¡Ay, amor que se fue y no vino!

Lleva azahar, lleva olivas, Andalucía. a tus mares.

¡Ay, amor que se fue por el aire !