Archivos para diciembre 2, 2006

El camino de los ingleses.

Publicado: diciembre 2, 2006 en CINE

Aunque el nexo de unión es la vida de Miguelito Dávila, un joven malagueño que acaba de salir del hospital tras una compleja operación de riñón, son otras muchas las historias que nos cuentan en esta película dirigida por Antonio Banderas y que cuenta en su reparto con actores de la talla de Victoria Abril y Juan Diego, que si bien no interpretan papeles principales si son personajes de gran trascendencia en el devenir de los acontecimientos y los de más profundidad interpretativa.

Junto a ellos, Fran Perea, Alberto Amarilla, María Ruiz, Raúl Arévalo, Félix Gómez, Marta Nieto, Mario Casas, Berta de la Dehesa, Antonio Garrido, Antonio Zafra, Cuca Escribano y Lucio Romero, se dan cita en esta película basada en la novela homónima de Antonio Soler que ha hecho también el guión de la misma.

Durante su estancia en el hospital, Miguelito conoce a un hombre culto que antes de morir le lega el conocimiento que le acerca a la poesía a través de Dante y su Divina Comedia. En esos momentos tan complicado de su vida, Miguelito decide hacerse poeta.

Comenzando el verano, la vida de su pandilla de amigos y de él mismo empiezan a entretejerse mezclados con la búsqueda de identidad propia de la edad, la desubicación con respecto al mundo que les rodea, el amor, el descubrimiento y disfrute del sexo, el descubrimiento de los orígenes y miles de circunstancias que hacen a cada uno de ellos tal cual es y tal cual se muestran.

Entre tanto, me llamó más la atención el papel secundario de la estricta profesora bien entrada en la madurez, interpretado por Victoria Abril. En el comienzo del otoño de su vida y aún mujer apasionada, se enamora de Miguelito y le seduce… Frente a la hermosa novia del chico, morena y de carita juvenil, ella tiene un arma poderosa y la utiliza magistralmente, la palabra… se trata de una mujer culta e inteligente, conocedora de los grandes clásicos que regala a su joven amante amplios conocimientos en materia literaria, especialmente en lo concerniente a Dante, por quien el joven tiene gran interés…

Finalmente, agotado ese amor imposible, ella hace que él se marche, aunque se hunde en el vacío y la soledad, sabiendo que la vida de él debe tomar otro rumbo… Auque este no es el argumento principal de la película, a mí me hizo pensar cuantas veces en la vida la experiencia, la seguridad, ese estar de vuelta de todo ejercen en otros esa atracción tan maravillosa e incluso en algunas ocasiones la influencia necesaria para ayudarles a enfocar sus propias vidas.

Paralelamente, Cardona un hombre también maduro intenta seducir a Luli, la novia de Miguelito empleando en esta ocasión el poder del dinero y aprovechando para acercarse a ella la necesidad de la chica de progresar en la vida a través de la danza aunque no puede costearse por sí misma sus estudios y recurriendo a las más diversas estratagemas para granjearse su favor, lo cual finalmente marca el inicio de la tragedia del desenlace.

Realmente, la película es una “American Beauty” a la española, con una dosis trágica que sin embargo no conmueve en exceso ni llega a transmitir demasiados sentimientos al espectador. Alguna maravillosa puesta de sol salva medianamente la pobre cuestión fotográfica y tampoco la banda sonora es especialmente reseñable, con lo que además del entretenimiento que supone, no es una película llamada a permanecer entre lo mejor del cine español de nuestra época.