Archivos para septiembre, 2006


Mi adolescente se anima a escribir también en el blog y lo hace con un artículo sobre Enrique Bunbury y su nuevo disco… espero que os guste (y si no… reclamaciones al autor: Alex Villa).

Enrique Ortiz de Landázuri Izardui: El aragonés errante

Bajo este llamativo apellido se encuentra un zaragozano de 38 años, hijo de una familia burguesa media, quien decidió adoptar el nombre artístico de Enrique Bunbury a mediados de los 80, pues consideraba que ese nombre tenía más atractivo para el mundo del espectáculo que el suyo propio.Mucho ha llovido desde que se diera a conocer en el mundo de la música con Héroes del Silencio hace ya casi dos décadas, pero él, como los buenos rockeros, no abandona la escena.

Ahora acaba de publicar junto a Nacho Vegas un nuevo disco titulado “El tiempo de las cerezas”, pero viendo y oyendo este disco nos damos cuenta de que poco o nada tiene que ver el Enrique Bunbury de principios de los noventa con el actual.Su aspecto es una de las cosas que más ha cambiado, y si con Héroes del Silencio nos encontrábamos a un joven rebelde de larga y suelta melena a medio camino entre rubia y pelirroja, ahora nos encontramos a una persona más mística y extravagante: pelo a lo Jim Morrison (The Doors), gafas negras y uñas pintadas de rojo o de negro son sus señas de identidad actuales, así como poses al más puro estilo Raphael que hacen de él un personaje curioso.Musicalmente no podemos hablar de un cambio brusco y radical, sino que ha ido cambiando según su inspiración e innovación.

No es Bunbury un músico convencional al que podamos encasillar en algún tipo de música, ya que desde que Héroes dejó el panorama musical él no ha dejado de experimentar con nuevos ritmos y letras, demostrando ser un músico autodidacta que busca aprender con cada nuevo trabajo.Así pues, si con su primer álbum en solitario, “Radical sonora”, escuchábamos pop-rock con influencia electrónica y árabe, con su penúltimo trabajo, “El viaje a ninguna parte” podíamos escuchar una música más bohemia, donde escuchamos ritmos cabareteros, boleros, blues, tangos o rancheras.

Entre uno y otro disco también formó parte de un nuevo grupo musical, Bushido, un grupo poco comercial que pasó por las tiendas de discos con más pena que gloria.En este grupo cantaba junto al vocalista de Elefantes, Shuarma, quien como otros muchos artistas siente una gran admiración hacia Bunbury.Sin embargo, esta música personal y poco comercial no le ha granjeado un gran éxito en España, donde la mayoría de sus fans venían “arrastrados” por Héroes del Silencio, y es en Sudamérica, especialmente en Méjico, donde el artista maño ha conseguido levantar más admiración y popularidad en su carrera en solitario.A pesar de que acaba de editar este disco, hace tiempo que prepara otro trabajo, “Judas”, con el que espera sorprender, pero esta vez sin el “Cabaret Ambulante”, la banda con la que Enrique ha trabajado estos últimos ocho años.

Por otra parte, aún podemos encontrar en cualquier tienda de discos a Bunbury cuando aún pertenecía a Héroes del Silencio, pues la discográfica EMI decidió hace unos meses lanzar al mercado una edición especial con los éxitos del grupo zaragozano, no mucho después de que el aragonés también publicara un disco con sus grandes éxitos en solitario.También es curioso que en los últimos meses se hayan disparado los rumores sobre el retorno de Héroes, pero en su momento Enrique dijo que hablaría sobre esto después de concluir su nuevo trabajo. ¿Lo hará ahora?

Se lo que hicisteis el último verano (1).

Esto no es ni el título de una película de terror ni el de la canción de Melendi… es una sección o apartado que voy a ir colgando en el blog donde me gustaría que todos me ayudaseis contando aquello que habéis hecho durante el verano y con lo que habéis disfrutado de verdad.

Sobre lo que yo he hecho iré colgado post pero a ver si entre todos llenamos esto de buenos recuerdos compartidos…

Fiesta prehistórica en Píñar (Granada).

Se celebra durante el primer fin de semana de agosto y este ha sido el tercer año en el que el Ayuntamiento de dicha localidad ha convocado a sus vecinos para pasar una noche prehistórica.

Requisito imprescindible… ir vestido a la moda (a la de la época en cuestión) o sea, en plan unas pieles por aquí, un collar de neanderthal por allá. Entre los asistentes este año se encontraba incluso un personaje que reproducía con bastante fidelidad la pintura de un chamán u hombre con máscara que se encuentra en la Cueva de los Letreros, en Vélez Blanco (Almería).


La fiesta se celebra en “El Castillo” que es un aula de la naturaleza, restaurante y albergue donde también hacen durante el año actividades que acercan a la gente a los conocimientos sobre la prehistoria (taller del fuego, de pulimento, de grabado y pintura rupestre, de excavación, armas de caza, etc.) desde donde se tienen unas vistas privilegiadas de la Cueva de las Ventanas, una de las mejor habilitadas en la actualidad para ser visitada íntegramente por minusválidos.

Llegada la noche, se encienden las fogatas (realmente barbacoas… son más prácticas) donde se van haciendo poco a poco las carnes y pinchitos que se van consumiendo por los asistentes con la única ayuda de las manos y algunos platos que realmente son trozos de madera de chopo cortadas en círculos y recipientes como cocos vacíos para contener la sangría y cerveza (ya se que eso no es muy prehistórico, pero a ver quien se lanza a la barbacoa solo con agua) que riegan y alegran el encuentro.

Una vez concluida la comida y ya con los ánimos más alegres, los neandertales y sapiens que coexisten esa noche, a pesar de las dudas y teorías que aún se suscitan sobre su convivencia se divierten al ritmo de la música más escuchada del verano… y es que a ritmo de bramadera y tambor la fiesta no da tanto de sí…


En el primer año de su celebración incluyeron en la fiesta un certamen de teatro, donde distintos grupos fueron representando escenas que pudieran haberse dado en esa etapa, rituales e incluso el descubrimiento accidental de la música. Esta actividad no ha vuelto a repetirse posteriormente ya que el recinto no resultó adecuado para ello y gran parte de los asistentes no pudieron ver las representaciones.

En la pasada edición, la segunda de las celebradas, el toque de originalidad lo puso el sonido de bramaderas, flautas de hueso y tambores que durante toda la noche ambientaron muy bien el encuentro.

Este año, la celebración del “XVI campeonato europeo de tiro al arco con propulsor prehistórico” ha sido la nota diferenciadora que una vez pone en evidencia el interés del Ayuntamiento por promocionar esta fiesta donde cada vez vienen personas desde más puntos de nuestra geografía y de paso la visita a la Cueva de las Ventanas, así como al propio pueblo de Píñar donde entre otras cosas podemos ver el Castillo árabe y disfrutar de excursiones por las distintas cuevas y los pasajes de singular belleza que rodean este enclave o disfrutar del entorno de otras cuevas, como la de la Carigüela y de las pinturas neolíticas que por allí se encuentran.

El año que viene… a ver si nos vemos allí todos como sapiens, estoy segura de que os encantará.

Videoteca: Brokeback mountain.

Publicado: septiembre 26, 2006 en VÍDEO
Es una película a la que merece la pena dedicarle un sábado en la tarde, pasar por el videoclub, plantarnos en el sofá y disfrutar de ella sin prejuicios.

En su momento se publicó una muy buena reseña en la revista de alumnos de la uned y allí podeis ver la entrada original
http://www.uned.es/revista-de-alumnos/arte/cine/brokeback.htm
he querido recuperarla aquí porque en su momento me gustó la forma en que su autor Jose Luís Serrano de Juan hacía el comentario sobre la misma, con un enfoque distinto…

Brokeback Mountain, de Ang Lee2005

FICHA: Intérpretes: Heath Ledger (Ennis Del Mar), Jake Gyllenhaal (Jack Twist), Linda Cardellini (Cassie), Anna Faris (Lashawn Malone), Anne Hathaway (Lureen Newsome), Michelle Williams (Alma), Randy Quaid (Joe Aguirre), Kate Mara (Alma Jr.). Guión: Larry McMurtry y Diana Ossana; basado en un relato de Annie Proulx. Producción: Diana Ossana y James Schamus. Música: Gustavo Santaolalla. Fotografía: Rodrigo Prieto. Montaje: Geraldine Peroni y Dylan Tichenor. Diseño de producción: Judy Becker. Vestuario: Marit Allen.

“El sábado fui a ver Brokeback Mountain. Tras haber estado todo el día estudiando, la primera media hora de la película la pasé viendo glacis, sinclinales colgados, ruces y combes, decidiendo si el clima era un BSk o un H, clasificando las nubes, y repasando el enfriamiento adiabático seco y húmedo.

Al cabo de un rato había comprendido que, a pesar del aspecto terrorífico de los bloques-diagrama, la naturaleza es bellísima.

Una vez reconciliado con el mundo, empecé a disfrutar de la historia y, sin darme cuenta, como tienen que ser las buenas historias, me vi atrapado en ella, como cuando te hundes en las arenas movedizas o te arrastra una corriente marina, despacio al principio, hasta que de repente te das cuenta de que has sobrepasado un punto en el que ya no hay vuelta atrás.

La película no es que sea buena, es que es para verla de rodillas y dándole gracias al cielo por haberte permitido vivir para ver tal milagro. No trata sobre la imposibilidad del amor como se ha dicho sino de algo mucho más trágico: de la dificultad para llevar a cabo un amor que no sólo es posible sino que es lo único real en las vidas de los protagonistas. Esos escasos momentos de paraíso, en los que el corazón se ensancha y parece que no cabe en el cuerpo, se relacionan en la película con los sublimes paisajes montañosos en los que se sitúa la acción, en esa Arcadia tormentosa a la que vuelven algunos días al año. Por contraste, los interiores claustrofóbicos y enmoquetados de la América rural empequeñecen y vulgarizan a estos pastores de ovejas , embrutecidos por el alcohol y la rutina.

Llena de momentos emocionantes, el abrazo de Ennis a Jack por la espalda mientras le canta al oído una canción de cuna pasará a la historia del arte mundial como una de las más bellas imágenes jamás rodadas por una cámara. La posterior huida de Ennis a caballo es contemplada por Jack, que en ese momento comprende que su vida está perdida si no tiene a Ennis a su lado.

Ennis del Mar, ese personaje que según la autora del cuento original se ha hecho independiente y ha ido ganando terreno, esa isla de carne que se niega a abrirse al amor y que sin embargo es capaz de darlo (¡y cuanto…!): la pelea a puñetazos, sus vómitos tras la primera separación, el primer beso a escondidas después de tres años, la manera de doblar el jersey olvidado por su hija para colocarlo en el armario en el que guarda los objetos que más ama: la postal de Brokeback Mountain y la camisa y la cazadora manchadas de sangre colgadas en la misma percha.
Jack Twist es mucho más cercano, mucho más práctico, idealista e irresponsable, pero cómo no caer rendido ante su mirada verdosa, sus largas pestañas, la manera como sueña de pie delante de la hoguera, como los caballos que se quedan dormidos.

Todos tenemos nuestro Brokeback Mountain, algún sitio en el que hemos y nos han amado y en el que somos felices nada más poner el pie. Por eso esta historia es la historia de todos, la de un amor que es más grande que la vida, porque estos paraísos que no son más que el marco de nuestros amores permanecerán en algún sitio cuando ya no estemos aquí, y Ennis del Mar y Jack Twist seguirán pescando eternamente mientras esperan la llegada de la noche para acariciarse bajo la tienda de campaña.”

Trailer Salvador (Puig Antich).

Publicado: septiembre 25, 2006 en CINE

Para hacerse una idea del contenido de la película ahí teneis el trailer promocional… no os la perdais…

Salvador (Puig Antich).

Publicado: septiembre 24, 2006 en CINE
Salvador (Puig Antich).

Salvador Puig Antich, militante del anarquista MIL (Movimiento Ibérico de Liberación) murió condenado al garrote vil el 2 de marzo de 1974 en la Modelo de Barcelona. Fue una de las últimas víctimas del franquismo y la historia, trata de recrear sus últimos años de vida así como las circunstancias que se dieron para que ocurriera este hecho el mismo día en que Franco indultó a un guardia civil que había matado a un capitán del mismo cuerpo.

Con un reparto principalmente nacional, encabezado por Daniel Brülh, Ingrid Rubio, Leonor Watling, Leonardo Sbaraglia, Tristán Ulloa y Celso Bugallo, en palabras de su director Manuel Huerga “es un alegato contundente contra la pena de muerte” y “un retrato de una generación”.

Una generación que vivió un momento histórico que venía a coronar los sucesos del mayo francés de 1968, el otoño caliente del 69 en Italia y toda una serie de movimientos revolucionarios que completan el panorama del movimiento obrero. En España, este movimiento puso en la calle alzando sus protestas a obreros y estudiantes, con el resultado de varios muertos a principios de los años 70.

Una España que aún vivía bajo la represión franquista y en la que la conciencia social y política va tomando forma y vive su momento de auge. Bajo los continuos estados de excepción proclamados por Fraga y justo en vísperas del atentado que acabó con la vida de Carrero Blanco, hecho que quizás contribuyó a que los acontecimientos se precipitasen y se negara el indulto a quien posteriormente ha aparecido como un mártir de la dictadura, lo cual se ha querido en cierta manera desmitificar mostrándonos el lado más humano de Salvador Puig.

La banda sonora, de Luís Llach, quien vivió de cerca los acontecimientos y en su momento le dedicó la canción que pone punto final a la película “I si canto trist” y con la presencia de temas de Cat Stevens, Leonard Cohen y Pink Floyd, hacen que el público presencie los hechos en un estado de angustia permanente, quizás un poco sobredramatizados, pero consiguiendo llegar a la conciencia del espectador que sin lugar a dudas no quedará indiferente con esta película. Momentos estelares aderezados con “Knocking On Heaven’s Door” de Bob Dylan, que podemos escuchar durante el trailer promocional.

Mención especial dentro de la película merece la relación que se establece entre Salvador Puig y un funcionario de prisiones (Leonardo Sbaraglia), quien va evolucionando en sus puntos de vista y forma de percibir la situación social al lado del protagonista con momentos realmente emotivos entre ambos.

El rodaje está realizado en castellano y catalán, según el momento y circunstancias de los protagonistas, dándonos una idea bastante fidedigna de la presión que se ejercía contra los catalanoparlantes en ese momento contribuyendo a darle a la película el tono necesario para que quienes hemos conocido los hechos ya a través de la historia, podamos ver las connotaciones que tuvo la especial represión que se llevó a cabo en Cataluña. El guión, basado en el libro “Comte enrere” (Cuenta atrás) de Francesc Escribano, ha sido aclamado en el Festival de Cannes.

Película comprometida con la memoria histórica y dramática donde las haya, vuelve a abrir viejas heridas y a impedir que se olviden hechos como este y los de otros tantos que lucharon por sus ideales en los años setenta. Llama la atención, como los espectadores se remueven en sus asientos durante algunas escenas y al final éramos muchos los que salíamos de la sala muy emocionados. Es una de esas películas que nadie debería perderse.

YOD. Música de calidad desde Zaragoza.

Publicado: septiembre 24, 2006 en MÚSICA
YOD: Música de calidad desde Zaragoza.
María Villa.

Son Dani V. y Alex Georgladis: YOD. Ambos son zaragozanos. Dos jóvenes que han puesto en marcha un proyecto musical, que sin embargo, en la vorágine comercial en que nos envuelven los medios copados de “triunfitos”, han pasado casi desapercibidos desde que el 25 de abril saliera a la venta su primer disco YOD, producido por Marko Katier y masterizado en los estudios Nautilus.

Once canciones compuestas completamente por el grupo y de las que “Niña del mar” ha sido su primer single presentado con un buen videoclip lleno de sugerentes escenas. Acompañados por Virginia Canedo (coros), Miki Gonzalvez (batería) y Luis Morate (guitarra), han dado el salto destacando en sus actuaciones durante este año en Aluche, Sala Latinarte y Sala Reset y sin embargo, a pesar de la gran calidad de sus composiciones y su buen hacer en los escenarios, aún siguen siendo casi desconocidos para la mayoría.

Se presentan a través de una web muy llamativa www.yod.es, en la que podemos escuchar sus canciones, seguir los conciertos del grupo y acceder a noticias y fotos sobre ellos.

Tuvieron que enfrentarse a duras críticas que les acusaban de haber “colado” su disco en emule bajo diversos nombres que realmente escondían realmente este disco, sin embargo, no puede demostrarse que la responsabilidad de este hecho sea del grupo sino más bien parece que puedan haber sido sus propios fans los que han insertado el disco en este medio consiguiendo que hayan sido escuchados de forma accidental por miles de usuarios que han ido dejando sus felicitaciones al grupo por la calidad del disco a través de distintas páginas y foros. En estos momentos si se realiza en emule la búsqueda por YOD, aparecen con su propio nombre, con lo que no parece que estas críticas sean del todo ciertas.

Sin dar crédito a quienes les sitúan como responsables de esta fraudulenta distribución, lo que si es cierto es que estamos en un país en el que no se apoya a los grupos noveles ni las grandes compañías se interesan ni publicitan a los mismos. Que el top manta y el emule mueven miles de copias ilegales, precisamente porque el consumidor no está de acuerdo con la forma de distribución de las mismas que solo beneficia a las compañías y apenas repercute en los autores.

Los mercados están inundados de música de baja calidad amparada en la imagen que previamente se ha mercantilizado y vendido de los cantantes que las más de las veces y con honrosas excepciones, han salido de concursos de dudosa calidad y se están dejando aparte lanzamientos y apoyos de grandes grupos nacionales, tanto noveles como consagrados, para dar paso a estos otros que tienen la venta asegurada.

Esta nueva oleada de cantantes, sabiendo que tras el boom inicial se verán nuevamente desamparados por las compañías, recurren en muchas ocasiones a comercializar su imagen y a saltar a la prensa rosa para intentar mantenerse durante un tiempo en el candelero, a pesar de no volver a grabar discos y así, nos encontramos con un triste panorama musical donde grupos de gran calidad como YOD, se ven relegados por la falta de apoyo y de oportunidades.

A ver si esto sirve para que al menos en su tierra se les escuche y se les conozca, brindándoles la oportunidad que no han tenido en los medios.

Alatriste.

Publicado: septiembre 24, 2006 en CINE
Alatriste.
María Villa (eccosdigital.com)


“No era el hombre más honesto ni más piadoso, pero era un hombre valiente”. Es la primera frase del libro y última en la película y una de esas frases que comienzan una historia de forma que nos atrapa desde su primera línea. Casi una sentencia. Como en los grandes clásicos.

La producción, basada en las serie de novelas de Arturo Pérez Reverte “Las aventuras del Capitán Alatriste” y con un magnífico guión cinematográfico de Agustín Díaz Yanes, nos deja el sabor de las películas bien hechas, demostrando que incluso en España pueden hacerse las cosas bien.

Con un cartel de lujo, encabezado por Viggo Mortensen, quien arrastra a sus espaldas casi medio centenar de títulos, aunque en nuestro país es más conocido por su interpretación de Aragorn en “El Señor de los Anillos” y acompañado magistralmente con los nacionales Eduardo Noriega, Elena Anaya, Ariadna Gil, Juan Echanove, Javier Cámara, Eduard Fernández y Blanca Portillo, entre otros, la película da comienzo, en la víspera de una batalla en Breda. Allí los hombres van a defender con su vida a su rey y su patria, en un momento en el que el valor y el honor eran la mayoría de las veces las únicas posesiones de un hombre. Allí, los hombres iban a matar y a morir. A morir matando.

En un imperio que se desangra por sus cuatro costados y que disminuye su superficie y su riqueza a la par que crecen la desazón y la miseria de los españoles. Un imperio que cae vertiginosamente mientras da lugar a uno de los momentos de mayor esplendor en su producción artística, nuestro Siglo de Oro.

Personajes reales como Quevedo o el Conde Duque de Olivares, alternan en torno a teatros y mentideros con otros de ficción, como Iñigo Balboa, el aragonés Sebastián Copons, la intrigante Angélica Alquézar o la bellísima María de Castro y el mismo Alatriste.

A través de unas pocas escenas de cada uno de los cinco libros que hasta la fecha han sido publicados por Pérez Reverte, nos va mostrando esa España oscura donde la vida vale tanto como vale una espada y los hombres padecen en sus propias carnes las desgracias y decadencia del Imperio Español.

El amor, con mayúsculas. El odio, el miedo, la sensación de haber sido vendidos por la nefasta política interior y exterior del valido que gobernó el reino mientras el rey lo perdía entre cacerías y correrías amorosas.

Una película de batallas y aventuras, como las de antes. Con un final apoteósico en Rocroi, 1643 donde el Tercio Viejo de Cartagena se enfrenta al ejército francés siendo derrotado por éste y comenzando para España el declive de su hegemonía y de los propios tercios que habían sido derrotados por primera vez en doscientos años.

La rendición que le ofreció el duque de Enghien a los Tercios y que en la película culmina con un agradecimiento de Alatriste que sin embargo la rechaza porque “estos son tercios españoles”, fue sin embargo aceptada en la batalla real, otorgándoseles a los tercios una rendición honrosa, como correspondía a soldados de su valor.