playin 01

Con una puntualidad poco habitual en los conciertos granadinos, la noche del jueves daba comienzo un nuevo Playing Prince, proyecto ideado por Riff Raff y Sala Prince para dar la oportunidad de tocar, en buenas condiciones, a grupos granadinos que están comenzando su andadura. Una apuesta potente, arriesgada pero necesaria, que le ha dado paso a un buen número de grupos locales esta temporada.

La noche del viernes 17 fue el turno de Vita Insomne (indie rock), Primate Stone (grunge/stoner) y Ánimal, un grupo que podría empezar a añadir la coletilla de “el mejor grupo tributo a Pearl Jam”. Granadinos todos ellos y en un abanico de edad que ocupó el cartel de menor a mayor en edad, con la apertura a cargo de los jovencísimos Vita Insomne.

playin 02

Los Vita Insomne, que están teniendo una muy buena racha tras su debut hace apenas unos meses, saltaron al escenario con ganas de hacerse pedazos encima y, si ganas tenían ellos, más ganas demostraron sus cada vez más numerosos seguidores, que a pesar del poco tiempo que lleva este grupo sobre los escenarios, ya se saben las canciones y las corean y las bailan como si de un grupo de primera fila se tratase.

Desde su última actuación el grupo no sólo ha compuesto, y presentado allí para la ocasión, nuevos temas, sino que han acelerado y hecho más cañeros los que ya tenían y, para la ocasión, les vimos acercarse cada vez más al rock sin perder el toque indie que les caracteriza (prueba de ello es que el ukelele sigue siendo uno de sus signos identificativos). A pesar de su juventud, el grupo puede presumir de subirse a los escenarios de un buen setlist de temas propios que les permitió en esta ocasión terminar su actuación sin hacer ninguna versión, como hicieron en sus comienzos. Mucha actitud y muchas ganas de divertirse con la música, cualidades, ambas, que hacen que un grupo se dedique a tocar sin más pretensiones.

LEER MÁS

13410440_10209736056340815_1126249304_oFuente foto: IDEAL

 

Imagen  —  Publicado: junio 8, 2016 en Uncategorized

Mucha-Muerte.-Portada-JPG-e1441364439520

TÍTULO: Mucha muerte

AUTOR: Max Aub

EDITORIAL: Cuadernos del vigía (2011)

200 páginas

Toda la muerte que Max Aub dejó por escrito (y fue mucha) los recoge este ejemplar que se ha editado con el mimo que pone Cuadernos del Vigía en todos sus libros.

Asesinatos, infanticidios, suicidios, epitafios, muertes absurdas, muertes extrañas, muertes incluso ¿por qué no? necesarias. Todo un universo que reúne aquello de lo que no queremos hablar pero está ahí, siempre presente, inherente al hecho de la propia vida. La muerte. Con el lenguaje preciso de un escritor para el que escribir era un arte que iba más allá de la propia escritura. Toda la muerte de Max Aub, incluso la suya propia. En un libro para releer varias veces.

 

[literatura] Yo vivo. Max Aub.

Publicado: junio 4, 2016 en Uncategorized

Portada-e1460715099627TÍTULO: Yo vivo

AUTOR: Max Aub

EDITORIAL: Cuadernos del Vigía (2016)

84 páginas

¿Y si, de pronto, todo fuese un canto a la vida? la vida disfrutada, sentida a cada segundo. Un sólo día en la vida de una persona, cargado de intensidad, de luz, de calor, de frescura, de sosiego, de sexo, de amor, de arena, de sol, de vida.

Así es Yo vivo, un canto a los sentidos, al disfrute, a lo sensorial y lo imprescindible. Contado, como no, con el delicado y preciso lenguaje de este autor en el que uno debe sumergirse dispuesto a pasar al otro lado de la propia lengua. Dispuesto a sentir a través de las páginas de un libro. Porque al fin y al cabo, uno debería decirse a sí mismo cada día: yo vivo.

13325590_1347447011937525_1122017755153115867_n

(…) El festival comenzaba el viernes con Carmencita Calavera en Discos Bora Bora. Tres cuartos de hora de repertorio (en las anteriores ediciones los conciertos fueron significativamente más cortos) nos permitieron disfrutar de la alegría y el desparpajo que pone esta banda (del pantano) a sus composiciones. Mucho arte y mucho salero para poner en marcha dos días de música y buen rollo por los rincones más diversos de la ciudad.

Tras ellos, Molina Molina hacía lo propio en Fotosensible, Luís Arronte animaba el tapeo del medio día en Sol Tapas y nos emplazaba para la tarde en el Cuarto Real de Santo Domingo, donde pudimos disfrutar de otros dos conciertos en una tarde con temperaturas primaverales en un sitio que deberían explotar mucho más para este tipo de encuentros y dos grupos que dejaron muy buen sabor de boca en el festival, King Cayman y Músculo! Apenas unos metros más abajo, en calle Varela, tenía lugar el siguiente encuentro, esta vez con Popi y Eva en Planeta Umbela para seguir bajando cada vez más hacia el centro y, tras un pequeño cambio en la programación horaria, disfrutar de Koel en Lemon Rock.

En esta ocasión, lo insólito no estaba relacionado con el lugar, que acoge casi a diario conciertos de todo tipo (de hecho celebraban otro concierto momentos antes allí mismo) sino con el formato y la puesta en escena del grupo, que tuvo la capacidad de coger su repertorio y darle una vuelta de tuerca tan radical que, en algunos momentos, parecía que Koel versionaba a Koel. Pasando por la samba, el flamenco, el reggae y todos los sonidos con los que el grupo quiso experimentar, el grupo nos sorprendió con una interpretación acorde a la filosofía del evento, “rara, extraña, desacostumbrada” pero no por ello menos interesante. Holograma cerraban la noche poniendo un poco de marcha a Marquis Hotels, de vuelta al Realejo para dejar que el público se dispersara ya por los muchos conciertos que se celebraban esa noche en la ciudad.

La jornada del sábado empezaba con un tapeo más que apetecible en Bodegas Espadafor con Harakiri Beach y sus sonidos electrónicos. El grupo sigue cazando medusas en formato electrónico y dejando claro que en Granada este tipo de música tiene muchos adeptos y que, empezar el día moviéndose un poco mientras tomas el vermut debe ser de lo más saludable.

La tarde pasaba por DNK, donde Enrique Octavo (sin Cosmotrío por cuestiones sobrevenidas) sacaban partido a ese “Todo es verdad” con el que irrumpieron en el panorama local quitándole hierro a eso de ir por ahí cortando cabezas. Poco después Hungry Butterfly invitaban a la lectura musicalizada en librería Agapea para dirigirnos después a escuchar a Specktro en CocaInk Tattoo Parlos y desde ahí a Sequoya, donde pudimos escuchar y disfrutar ampliamente de lo que está gestándose entre bambalinas con Red Passenger, un grupo que sorprende siempre por su calidad en directo y del que esperamos su primer LP casi con ansiedad a la vista de todo lo que tienen entre manos.

Empezaba a caer la tarde, pero no el ánimo, cuando Apartamentos Acapulco se metían entre carritos y mantitas de bebé, en Esta por mamá, para demostrar que el formato semi acústico les sienta de escándalo y que si bien son una banda que en eléctrico aportan muchos matices, el lujo de tenerlos cerca y disfrutar de las voces de Angelina Herrera e Ismael Cámara, núcleo de este proyecto.

El cierre, en BoogaClub a cargo de BSN Posse dejaba claro que Granada necesita de este tipo de iniciativas para dinamizar el ocio musical, llevarlo a otro público, ya que los más jóvenes, incluso niños, tienen acceso así a un tipo de cultura que normalmente les está vetada por celebrarse en salas, y no sólo lo incorpora con gusto a su calendario, sino que lo disfruta, lo apoya y lo espera como uno de los eventos más originales del año.

Foto: Jose M. Grimaldi

 

Imagen  —  Publicado: junio 1, 2016 en Uncategorized

9788408138341

TÍTULO: Hotel Mediterráneo

AUTOR: Alejandro Pedregosa

EDITORIAL: Planeta (2015) 184 pag.

Hotel Mediterráneo no es la historia de un hotel, es la historia de las historias de las personas que habitan ese hotel. Es la historia del pasado que arrastran y la convivencia de los que “ya han elegido”.

Alejandro Pedregosa se sumerge de lleno en las cálidas aguas de la novela con tintes psicológicos y nos hace ver, en primera persona, desde el inocente punto de vista de Francesc, un pianista que ameniza las noches con canciones de Serrat, que la vida da muchas vueltas, que cada uno tiene sus miedos y sus anhelos y que todo ello tiene cabida en el corazón de las personas que han elegido ayudar, incondicionalmente, a los demás. Una novela que os trasladará a un bosque donde todo es posible y la vida, sin dudas, merece siempre una segunda oportunidad.

MUY RECOMENDABLE

 

 

A estas alturas ya no sorprende, aunque sí ilusiona, ver que los músicos que suelen acompañar a Lapido sigan una productiva carrera musical paralela. En muchos casos incluso anterior a su etapa con el poeta eléctrico. Ahora es el turno de S.U.E., la banda de Paco Solana, que llegó a Sala Princepresentando “Actores de reparto”.

El fútbol, como suele ocurrir, hizo mella en la asistencia de público. Bueno, el fútbol y la feria, que además, en Granada, era sábado de feria. A pesar de ello, si más de un centenar de “fieles” acompañaron a S.U.E. en la presentación de su último trabajo, algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Antes que ellos, nos dejábamos sorprender, en una sala prácticamente vacía (en plena emoción de la final futbolística) por unos L84 venidos desde Motril con una buena tanda de buen surf rock para empezar la noche dándole movimiento al cuerpo. Encantados por lo que pudimos escuchar nos apuntamos a seguir a esta banda de la costa granadina.

LEER MÁS